Deportes

Jugar con Boca o River no es el negocio que todos creen

La dirigencia de Godoy Cruz, debe entregar a los dos clubes más grandes de la argentina el 60% de la recaudación total, sin contar abonados y socios.

Gran parte del público en general, cree que los clubes más chicos llenan sus arcas cuando reciben a los equipos grandes pero esto no es así. Como muchas cosas en este suelo, los poderosos se quedan con todo.

Godoy Cruz como cualquier cuadro pequeño de Primera División, tiene que entregar por reglamento el 60 % de la recaudación total cada vez que recibe a cualquiera de los dos grandes del fútbol argentino.

En este porcentaje que el Expreso debe entregar no se cuentan los boletos de los socios ni los abonos de toda la temporada. Antes de repartir las partes deben deducirse los gastos para abrir el estadio.

Todos los clubes de primera están divididos en diferentes categorías según  el promedio de las entradas vendidas en las últimas tres temporadas. El tema es que los recién ascendidos siempre ingresan en la categoría más baja aunque vendan la mayor cantidad de boletos.

A los clubes que superan las 400.000 entradas de promedio les corresponde el 60% de la recaudación. Entre 300.000 y 400.000 le corresponde el 55% entre las 200.000 y 300.00 el 53%  y por debajo de las 200.000 el 50%.

Al margen de la desigual repartija, aparece otro inconveniente. Cuando los clubes juegan con Boca o River, se encuentran con que la mayoría de los espectadores son socios, por lo tanto no entran en la división final. Sólo se quedan con los boletos de sus parciales y algunos que hayan recibido la entrada del día.

No todo lo que brilla es oro y al fin de cuenta jugar contra San Martín de Tucumán le reporta más ganancias al Tomba que enfrentar a cualquiera de los grandes. La recaudación puede ser menor, pero la repartija, también es más chica.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic