Nuestro cerebro, día a día: ¿Qué son las funciones ejecutivas?

Así como un director de orquesta va ensamblando los instrumentos para lograr que una obra resulte armoniosa y grata al oído, las funciones ejecutivas se encargan de regular y coordinar los datos provenientes de los diferentes sistemas para lograr conductas adaptativas.

Son las 7 de la mañana, suena el despertador. Nidia se levanta, desayuna mientras lee el diario. El pronóstico dice que va a llover, entonces piensa: "Voy a tener que llevar paraguas, ¿dónde lo dejé la última vez?, bueno, si no lo encuentro, llevo el piloto". En eso llama su secretaria, el primer turno canceló, "entonces paso primero por el banco, saco plata para pagar el curso al mediodía". Mientras se viste, piensa: "con este pantalón va a quedar mejor el pulóver gris, aunque el blanco tampoco quedaría mal....mejor el blanco con un pañuelo". Sale de su casa, la calle que siempre toma está cortada por reparaciones. Nidia se pregunta: "¿convendrá que tome por Perú o por España? Ayer España estaba muy transitada, mejor voy por Perú."

Seguramente el lector se estará preguntando adónde quiero llegar con tantos datos. Desde que se levantó, Nidia está organizando, planificando, tomando decisiones. Esto significa que la parte frontal de su cerebro, que es la que regula las funciones ejecutivas, está muy activada.

Imagine que ahora tiene que ir al supermercado. Siga mentalmente los pasos y acciones desde que sale hasta que llega a su casa....¿muchos no? Suele pasar que diariamente no lo pensamos, pero nuestro sistema ejecutivo lo planifica por nosotros.

Las funciones ejecutivas abarcan una serie de procesos cognitivos entre los que destacan la anticipación, elección de objetivos, planificación, selección de la conducta, autorregulación, autocontrol y uso de retroalimentación (feedback). Supongamos que vamos al cajero automático: voy con la intención de retirar dinero (anticipación), ubico un cajero en cuestión (elección de objetivo), pienso cuánto dinero necesitaré en función de los gastos que voy a tener (planificación), introduzco la tarjeta (selecciono la conducta adecuada), espero a que me indiquen qué hacer (autorregulación), sigo los pasos indicados (no cualquier otro) (autocontrol) y recibo el dinero, consolidando la conducta para cuando tenga que repetir el circuito (retroalimentación).

Como adelanté, en nuestro cerebro las funciones ejecutivas se ubican en la corteza prefrontal, es decir, aquella porción que ocupa las superficies lateral, medial e inferior del lóbulo frontal. Esta región, que involucra el 30 % de nuestro cerebro, es la adquisición más reciente de los seres humanos, y la que nos diferencia del resto de los animales; Por otro lado, es la última que madura desde que nacemos. Se ha estudiado que esta área termina de desarrollarse alrededor de los 18 años de edad. En términos anatómicos, la corteza prefrontal ocupa un lugar privilegiado para orquestar todas estas funciones, puesto que es la región cerebral de integración por excelencia, gracias a la información que envía y recibe de todos los sistemas sensoriales y motores. Mientras funcionan bien, este conjunto de capacidades nos permiten llevar a cabo tareas eficaces y vivir adaptados a las exigencias del medio que nos rodea.

Desarrollo de la Función Ejecutiva

Entre los seis y los ocho años de edad es el período de máximo desarrollo. Los niños adquieren la capacidad para autorregular sus comportamientos y conductas, pueden fijarse metas y anticiparse a los eventos, sin depender de las instrucciones externas. Es cierto que cierto grado de descontrol e impulsividad aún está presente en este período. Los procesos madurativos comprenden una multiplicidad de procesos neurológicos.

Por lo general, los niños de 12 años ya tienen una organización cognoscitiva muy cercana a la que se observa en los adultos; sin embargo, el desarrollo completo de la función ejecutiva se consigue alrededor de los 16 años.

Pero, ¿qué pasa si no funcionan adecuadamente?

Se llama síndrome disejecutivo a la alteración de las funciones ejecutivas. Las personas que lo padecen evidencian:

  • Dificultades en el establecimiento de nuevas conductas (por ejemplo, aprender un deporte).

  • Incapacidad para utilizar estrategias operativas (seguir pasos para organizar un evento, por ejemplo).

  • Limitaciones en la productividad y creatividad, asociadas a un déficit de flexibilidad cognitiva (personas que no pueden implementar conductas nuevas, son rígidas, poco creativas, entonces, les cuesta considerar otras posibles opciones o salidas a una situación).

  • Dificultad para anticipar las consecuencias de sus acciones, relacionado con una mayor impulsividad (personas que actúan sin que medie el pensamiento o razonamiento).

  • Dificultad para centrarse en la tarea y finalizarla (personas que saltan de una tarea a otra sin terminar ninguna).

¿Cuáles pueden ser las causas del síndrome disejecutivo?

Tumores cerebrales, traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, Enfermedad de Alzheimer, entre otras enfermedades neurológicas. Respecto a la patología psiquiátrica, las alteraciones disejecutivas se han estudiado, entre otras, en cuadros como esquizofrenia, depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno disocial de la personalidad, autismo y trastorno por déficit de atención.

También la ingesta de sustancias como marihuana, cocaína, alcohol y ciertos psicofármacos alteran la capacidad ejecutiva.

Lo ejecutivo en nuestro cerebro es un sistema sumamente complejo, sincronizado y delicado. No nos olvidemos que es aquella capacidad que nos define como seres humanos y que nos diferencia del resto de las especies. Por lo tanto, si la orquesta desafina, no está acompasada y la melodía no suena bien, puede que el director esté fallando, una consulta a tiempo, evitará complicaciones futuras.

Cecilia Ortiz

Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 13:34
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 13:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia