¿Qué son los Begpackers?

Los jóvenes siempre sorprenden con sus viajes. Mirá de que se trata esta nueva modalidad de viajar.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Son jóvenes occidentales que viajan por países asiáticos con un presupuesto mínimo. Venden postales, tocan la guitarra o se sientan con carteles buscando dinero para extender sus viajes.

Esta nueva forma de viajar, sobre todo por el sudeste asiático, está generado cierta polémica en las redes y malestar entre los habitantes de estos países. Los llamados "begpackers", una palabra que se origina como mezcla entre backpacker (mochilero) y beg (pedir), son jóvenes mochileros occidentales que piden dinero para poder viajar.

En las redes sociales ya se ven imágenes de viajeros que venden postales y tocan la guitarra con carteles como: "Estoy viajando por Asia sin dinero. Por favor, apoyen mi viaje".

Una práctica que molesta a los locales de estos países que no entienden cómo estos turistas que llevan objetos de valor (tablets, smartphones y objetos de marca), puedan pedir dinero para pagarse unas vacaciones, mientras que la gente del país que pide dinero en la calle lo hace para cubrir sus necesidades básicas.

La idea de viajar barato a destinos exóticos, viviendo una aventura extraordinaria se puso de moda, y pedir dinero parece aceptable, aunque desconcierta -y en algunos casos enoja- a muchos, que no se imaginan a estos mochileros mostrando la misma actitud en sus países de origen.

La discusión acerca de este fenómeno comenzó cuando una mujer de Singapur, Maisarah Abu Samah hace unos meses subió escandalizada unas fotos a su Twitter. En ellas se veían a dos parejas de turistas que pedían limosna en la misma calle. Los primeros estaban sentados en el suelo detrás de un cartel que en inglés decía "Ayúdanos con nuestro viaje alrededor del mundo" junto con varias fotografías que estaban vendiendo. La otra pareja se encontraba tocando la guitarra y la armónica junto a un cartel similar. Maisarah quedó escandalizada y consiguió hacer virales sus fotografías. En una entrevista con France24 afirmaba: "Encontramos muy extraño que se pida dinero a otra gente para pagar un viaje. Vender cosas en la calle o pedir no está bien considerado en nuestro país. Y estos jóvenes no tienen pinta de tener ninguna necesidad, tienen equipamientos muy caros como el amplificador para tocar la guitarra. La gente que lo hace tiene necesidad real, ellos piden para comprar comida, pagar la escuela de sus hijos o las deudas. Pero no para algo que es un capricho o un lujo."

Que la gente del primer mundo vaya a mendigar al tercero no solo está shockeando a la población local en Asia, sino que revela las vergüenzas de una clase media occidental que ha optado por el vale todo cuando se trata de hacer turismo. Incluso convertirse en mendigos.

Plataformas como Fund My Travel, en este sentido, no están haciendo más que alimentar esta modalidad de viajar: desde este portal, el usuario puede crear un crowfunding para financiar su viaje, llegando a pedir, como hicieron David y Sebastian, la bochornosa cifra de 5.000 dólares para "comer bichos, hacer escalada, buceo y trekking en la jungla".

Begpackers

Las maneras de pedir dinero son muy diversas. Hay quienes deciden vender sus fotografías, pequeños objetos decorativos como pulseras o tocar música en la calle. Otras personas se ponen directamente un cartel donde piden dinero para seguir con su viaje. Y así, mientras recorres Bangkok, Laos o Malasia te podes encontrar a un joven blanco con su ropa de marca y un Macbook en la mochila pidiendo dinero.

Muchos aplauden este fenómeno y otros lo repudian con fuerza. En Argentina también se ven este tipo de viajeros. Hay distintas maneras de viajar con poco dinero.Sin ir más lejos, hay gente que trata de aportar algo a las comunidades donde viaja, ofreciéndose por ejemplo como voluntarios en proyectos sociales a cambio de comida y alojamiento. Obviamente esto requiere esfuerzo y trabajo pero es una experiencia mucho más gratificante para todo el mundo. 

Opiniones (5)
13 de diciembre de 2017 | 01:20
6
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. jcglsl, Parece que al inmaduro imparcial, le diste en la yugular. Es increíble la cantidad de gente como ese/a que acumula años y cree ser dueños de la verdad, pero sólo acumulan inexperiencia. Son banales y la moda los enceguece ya que no tienen personalidad y los llevan como animales al matadero. Coincido con usted, hay varias generaciones perdidas, sin retorno, que hacen a la indignidad de sus progenitores, y me revuelven el estómago.-
    5
  2. Eso digo......tu fuiste un error.............pobres tus padres, me dan lástima.-
    4
  3. jcglsl, el siglo pasado ya pasó. Viejo decrépito inculto, ignorante y cerrado.
    3
  4. Hace rato, que los nuevos padres y no tanto, han perdido absolutamente el control de sus hijos sean menores de edad, o no. De cualquier manera, los padres, no fomentan esto (hay excepciones), ya que la mayoría siente vergüenza de lo que hacen sus hijos. No sólo para el viaje de egresados, sino aquellos que salen a viajar sin plata pidiendo limosna. El descaro de los hijos, trae deshonra para muchos padres, que en algunos casos, ni siquiera saben cómo sacarse de encima estos que ya no son hijos, sino parásitos de sus progenitores y de la sociedad. En lo personal, considero que en los tiempos que corren, traer hijos al mundo son una pesada carga no sólo económica, sino de vergüenza y dignidad, y pérdida absoluta de los valores que de pequeños se les enseñó.- Han terminado siendo, un serio cuestionamiento estas conductas de los hijos para los propios padres, que se preguntan, si realmente no fue un error, traerlos al mundo como es hoy que los lleva a este descaro sin límites.-
    2
  5. de que se asombran si aqui en mdz en las esquinas, hay alumnos de colegios importantes que no tienen necesidades pidiendo limosna para el viaje de egresado, como si fuera una fiesta tener que arrastrase para que te den una moneda en un semaforo. la dignidad bien y seguro que en sus casas le enseñan esto o sino no se entiende, una locura!!!! y nadie dice nada
    1