¿Te separaste? Alimentos, cuidado y comunicación con los hijos

Cuando te separás, organizar los temas relativos a los chicos implica armar el plan de parentalidad. Entrá y conocé algunas claves a tener en cuenta.

 Ante la separación, una de las primeras conversaciones que debemos tener es sobre cómo organizar la relación parental, lo que en términos legales se traduce en el plan de parentalidad. ¡Aquí van algunas claves a tener en cuenta!

1- Consolidar la relación parental 

Es el vínculo que formamos con quien tenemos hijos y pasa por un plano diferente a la relación de pareja, de hecho en algunos casos se configura una relación parental sin que exista previamente una pareja.

En las parejas con hijos coexisten ambos vínculos. Sucede que en lo cotidiano se generan intercambios y nos da la sensación de que todo lo que pasa entre nosotros (la pareja y los hijos) es parte de la misma relación. Por su puesto que ambas tienen una influencia recíproca: una buena relación de pareja puede dar una buena base para que la relación parental funcione bien; una crisis en la pareja puede afectar la relación parental o viceversa. 

Sin embargo tener en cuenta este doble vínculo que nos conecta es importante a la hora de organizarnos, establecer acuerdos sobre los roles de cada uno y demás cuestiones que hacen al funcionamiento familiar.

En la entrega anterior expresamos que el desarrollo sano de nuestros hijos depende de que conformemos un "equipo de crianza", este es el foco de atención que debemos intentar no perder de vista.

En ciertas crisis familiares la solución es la separación. Sin embargo no queda ahí, es el proceso que llevamos adelante lo fundamental. 

Alimentos terapia

Si nos enredamos y no disociamos el vínculo de pareja, que estamos finalizado; de la relación parental que debemos consolidar, entramos en dinámicas sumamente dañinas que pueden derivar en patologías familiares como el síndrome de alienación parental (que será material de una entrega posterior).

Ese es uno de mayores desafíos que debe afrontar una pareja en proceso de separación; pues mientras debemos hacer movimientos internos y externos que implican más distancia y establecer mayor cantidad de límites en relación a la ex pareja, por otro lado la relación parental se mantiene durante toda la vida y requiere de cierta proximidad, encuentro y comunicación eficaz para asentarse sobre pilares sanos que nos permitan cumplir los roles de crianza.

Aquí se vuelve notorio y palpable este doble vinculo que nos conectaba. ¿Cómo finalizar la pareja y seguir juntos en la relación parental a la vez? ¿Cómo poner distancia y mantenernos cerca en la relación parental al mismo tiempo?

Un buen primer paso es comenzar a ordenar y separar las cuestiones que tenían que ver con la pareja, de las que tienen que ver con nuestra relación en función de nuestros hijos

Dialogo alimentos

El diálogo es la pieza fundamental, lo que no siempre resulta fácil, pues hay muchos factores que influyen entorpeciendo la comunicación y resulta necesario contar con la asistencia de profesionales.

El mediador puede asistirnos a resolver nuestras diferencias generando las condiciones para que sea posible establecer una conversación efectiva, comenzar a encontrar este nuevo orden y transitar el camino de disolución de la pareja mientras se consolida la relación parental.

El terapeuta de familia es una buena opción para que nos acompañe en este proceso, tanto para orientarnos mientras configuramos esta reorganización familiar, como para aquellas circunstancias en que existen cuestiones más complejas y conflictos que nos comprometen en nuestra estabilidad psicológica y/o emocional. 

Finalmente, como la mayoría de las relaciones humanas, las relaciones de familia producen efectos jurídicos, crean derechos y obligaciones, entonces hay repercusiones legales que considerar, siendo apropiada la intervención de un abogado.

Los aspectos legales que hacen al plan de parentalidad, antes conocidas como alimentos, tenencias y visitas, se encuentran reguladas en el Código Civil. Desde su reforma se denominan cuidado, comunicación y alimentos. Se aplican por igual sin importar si entre los progenitores existía o no una relación previa de pareja y en su caso si estaban casados o solo convivían. 

2- Responsabilidad Parental

Es el conjunto de derechos y obligaciones que adquirimos por el solo hecho de ser padres, antes conocida como Patria Potestad (art. 646 del Código Civil). Entre ellos cuidar y convivir con nuestros hijos; alimentarlos y educarlos, considerar sus necesidades y hacerlos partícipes en su crianza; orientarlos; respetar y facilitar el derecho de los chicos a mantener relaciones con sus abuelos y parientes o personas con que tenga un vínculo afectivo; por mencionar algunos.

Alimentos 3

Estos derechos y deberes no se pierden porque uno de los progenitores deje de convivir. Algunas veces suelen confundirse con la errónea creencia de que quien convive tiene más derecho o más peso en las decisiones sobre los chicos.

3- Cuidado Personal y Comunicación

Se trata de los derechos y deberes de los progenitores sobre la vida cotidiana del hijo. (Art. 648 C.C.). En el caso de que no convivan el cuidado personal puede ser asumido por uno o por ambos progenitores.

Si lo asumen los dos se llama cuidado personal compartido y hay dos modalidades: alternado o indistinto. En el alternado los hijos pasan períodos de tiempo con cada uno de los progenitores según la organización y posibilidades de cada familia, por ejemplo semana por medio. En la modalidad indistinta los chicos residen de manera principal en el domicilio de uno de los progenitores, aunque ambos comparten decisiones y se distribuyen de manera equitativa las labores de cuidado. Por ejemplo, en la semana residen en un domicilio y fin de semana por medio en el otro, sin embargo durante la semana el otro progenitor se encarga de llevar a los chicos al colegio y organizar el almuerzo en su domicilio algunos días.

Cuando el cuidado de los chicos es ejercido por uno solo de los progenitores se llama cuidado personal unilateal (art. 652/653/654 C.C.), en este caso al otro le asiste el derecho y deber de mantener una fluida comunicación de los hijos (que es a la vez un derecho de los hijos). En este caso el progenitor no conviviente tiene deber de colaborar y ambos mantienen el deber de informarse mutuamente respecto de las cuestiones de los hijos.

A su vez el régimen de comunicación para quien no convive con sus hijos puede ser amplio y flexible, es decir, que lo van organizando semana a semana de acuerdo a las necesidades de la familia; o pueden establecer un régimen más detallado determinándose de antemano, días, fechas festivas, vacaciones, etc.

Alimentos comunicacion

Cada familia puede optar por el sistema que les convenga. En caso de conflicto o desacuerdo, el Juez debe preferir el cuidado compartido indistinto, salvo que no sea posible o resulte perjudicial para el menor.

¡Un tips muy importante!, les recomiendo hacer una lista sobre los temas o cuestiones de los chicos que: 1- no hace falta que se informen o comuniquen entre ustedes (por ejemplo una raspón); 2- lo que deben mutuamente informarse, pero que puede decidir cada uno sin el consentimiento del otro (por ejemplo que se aplicó un castigo de no mirar televisión por el día; así se mantiene la misma pauta en la casa del otro progenitor) y 3- las cosas que necesariamente deben decidir en conjunto (por ejemplo si concurre a determinado evento, o con determinadas personas, o el tipo de deporte que va a realizar, la educación que se le va a dar).

4- Cuota Alimentaria

La regla general y básica es que el deber de alimentos corresponde a ambos progenitores (art. 658 CC) y el parámetro para determinar esta obligación tiene que ver con la condición económica y fortuna.

 Se trata de una obligación compartida aún cuando solo uno de los progenitores se haga cargo del cuidado personal, es decir, no es que uno cuida y el otro aporta alimentos. No obstante la ley prevé que, si es mucho más el tiempo que pasa uno de los progenitores con los chicos, ese cuidado debe ser valorado económicamente y considerado como una parte de la totalidad del aporte a la manutención que le corresponde.

Esta obligación se extiende hasta los 21 años de edad de los hijos y hasta los 25 si estudian.

 ¿Cómo se determina? ¿Qué comprende y cuánto se debe aportar? ¿Es un porcentaje del sueldo?

 Debemos determinar los rubros que integra esta cuota y qué valor aporta cada uno.

La cuota alimentaria solo abarca las necesidades de los hijos, no de la ex pareja (salvo ciertas excepciones que se vinculan a otros aspectos legales).

Ahora bien, lo que podemos considerar como necesidades de los chicos varía de acuerdo al nivel de vida de cada familia y lo que se toma como parámetro para determinar el estatus económico es en relación al progenitor que genera mayor cantidad de ingresos

Esto significa que si bien la obligación es compartida, no van a aportar ambos la misma cantidad de dinero. Por ejemplo: En una familia el progenitor A percibe un sueldo de $12.000 y el progenitor B percibe un sueldo de $40.000; se toma el valor más alto, entonces en este caso podemos considerar como necesidad del hijo que estudie idiomas en un centro privado cuya cuota es de $1.500, rubro que no podría ser incluido en el caso que los ingresos fueran por ejemplo de $12.000 y $8.000. A su vez si la cuenta total nos da $10.000 mensuales no debe aportar cada uno $5.000, sino en proporción a sus ingresos.

O sea que para cada familia, el rubro de la cuota alimentaria y el valor que cada uno debe aportar varía y debe determinarse en cada caso concreto. 

Sobre los porcentajes aplicados en los ingresos (entre el 20 al 35%) son parámetros, pero no es un criterio determinado legalmente, como vemos depende de muchas variables. Por ello los servicios de mediación son bastante eficientes para que realicemos esta tarea de calcular la cuota.

En todos los casos la cuota debe considerar estos rubros: alimentos, vivienda, escolaridad, salud, otros ítems educativos, transporte, vestimenta y esparcimiento. Luego lo que incluimos dentro de cada rubro depende de la condición económica de cada familia.

Como verán es un tema que amerita tener un buen asesoramiento legal, pues tiene su complejidad y deben considerarse muchos aspectos, que por su puesto no se agotan en esta información que estoy compartiendo con ustedes.

 El modo de pago de la cuota alimentaria se puede traducir en un monto de dinero mensual, en un porcentaje sobre el salario o en el pago en especie (mercadería, vivienda, ropa, etc).

La obligación de alimentos es debida desde la concepción del bebé por lo que la mujer embarazada tiene derechos a reclamar alimentos al papá.

5- Trámites a realizar 

Alimentos justicia

Todo lo relativo al plan de parentalidad puede ser acordado por los progenitores y homologado judicialmente, a través del servicio profesional de un mediador y/o abogado privado o en los servicios públicos  y gratuitos de mediación que dispone el Poder Judicial y algunos municipios de Mendoza. En el caso de que no haya acuerdo, todos los temas pueden ser demandados judicialmente, a través de un abogado particular o ad hoc (gratuito) que designa el Poder Judicial y está previsto para determinadas familias conforme su condición económica.

Para mas información podes llamar al 0800-666-5878 del Poder Judicial ó 4133130, Centro de Mediación de la Municipalidad de Godoy Cruz (no importa que tu domicilio sea en otro departamento).

Espero tus comentarios para evacuar tus consultas o dudas al respecto aquí en la nota o en las vías de contacto que dejo a continuación:

Facebook: MDZ Femme.

Correo: paola.arcana@gmail.com

Dra. Paola Arcaná

Abogada- Mg. en Mediación 

Opiniones (5)
18 de enero de 2018 | 07:19
6
ERROR
18 de enero de 2018 | 07:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Otra vez rondando, uno de mis satélites? Cuando tienes hijos, y a los 15 les regalas un viaje a Orlando con crucero incluido y a los varones a los 18 un auto cero km a cada uno, y se los entregas como donación-sesión, te estás desprendiendo de capital. Distinto sería, que el viaje quede a tu nombre aunque los pasajes no, al igual que los autos. Como si le compras un anillo de zafiro y/o diamante a tu mujer, depende a quién quede el nombre de la factura. La AFIP, considera que eres dueño de tu patrimonio hasta que lo vendes o cedes en donación, con el consentimiento de tu mujer, si estás casado. Así, todo el patrimonio, cuando quieres, puede pasar a otras manos pagando un impuesto mucho menor que en una venta o transferencia. ¿Entiendes?. Luego si surgiera algún inconveniente (cosa que en mi caso no es así), el individuo, perfectamente puede hacer lo que comento en el dos. Pero.......para eso debes tener el patrimonio, ¿tu lo tienes en la cantidad importante, para querer desheredar a alguien, con este simple trámite? Pues, seguramente NO. Caso contrario, sabrías que tu comentario es erróneo. Por otra parte, al no existir el concepto de testamento, sino herencia sucesoria, si mueres sin haber dejado todo en claro, tu mujer se queda con la mitad de todo, pero el problema, es que si uno de tus hijos se divorcia, la puta de su mujer se queda con algo que fue mío y lo deja sin nada a mi hijo. ¿Ahora entiendes, por dónde va la cuestión?. Porque a la herencia es dudoso que no se la comparta como recién casado y enamorado, hasta que encuentras a tu mujer con tu mejor amigo, juntos, eso pasa muy seguido con la gentuza actual. Por lo que mi comentario, es ideal para los tiempos que corren, con tanta/o oportunista suelto. ¿No te parece, satélite personal?. En la vida, se debe aprender de los errores propios y de los de los demás. Hay padres que con mucho sacrificio entregaron en vida su casa, como anticipo de herencia con derecho a usufructo a su hijo y al poco tiempo, lo perdió todo a causa de su puta mujer. Y los padres de ese tipo, trabajaron para una tercera persona toda su vida.- Para más consultas... siga girando...
    5
  2. El segundo comentario es digno de un imbécil
    4
  3. Y SI ... HUELE A CHIVO ... PROPAGANDA ....
    3
  4. Esta nota, es lo más boludo que jamás leí. Quien se separa, es porque es un egoísta de mier.. que no le importan los hijos.- ¡¡¡Mirá que va a leer, estas tonteras el que se quiere separar.............., sólo quiere currar, la abogada.- Mujer... si yo tuviera que separarme, ya con hijos grandes, o antes cuando eran chicos, pongo en donación cesión todo, por las buenas, engañando a mi mujer incluso con un viaje en un crucero de reconciliación, y los dejo en la calle. Con la excusa de la AFIP. Cae, como la mejor.- Usted cree haber inventado la pólvora?????????????????????
    2
  5. jajaja lo unico que faltaba, tips para ser un buen padre separado!! jajajaj porque no dan tips para formar matrimonios delices, integros que decidan amarse , respetarse... lo demas viene solo...
    1