Deportes

Armstrong quiere integrar el mismo equipo que Contador

El ciclista estadounidense Lance Armstrong dio hoy detalles de su retorno a la competición oficial, que sería por al menos una temporada, y catalogó al español Alberto Contador como el mejor corredor del mundo.

El estadounidense Lance Armstrong aseguró hoy que desconoce si a los 37 años recién cumplidos podrá competir por volver a ser el mejor del mundo, pero sí prometió máxima limpieza al dar hoy en Nueva York más detalles sobre su regreso al ciclismo.

Armstrong, que en principio regresa por una temporada pero no descartó prolongar su carrerá más allá de 2009, anunció que publicará en Internet todos sus análisis antidoping. Además, confirmó que militará en el equipo kazajo Astana, y animó al español Alberto Contador, al que considera "el mejor ciclista del planeta", a mantenerse en el mismo equipo que él.

El estadounidense se mostró convencido de que la convivencia con Contador es posible, y también mencionó a su compatriota Levi Leipheimer, y al jefe del equipo Johan Bruyneel. El belga lo dirigió en sus siete victorias en el Tour de France, de 1999 hasta su retirada en 2005.

Armstrong pidió a Contador que "dé una oportunidad" a la coexistencia, aunque también aseguró que respetará si el español decide marcharse a otro equipo. El ganador del Tour 2007 y el Giro d'Italia y la Vuelta a España en 2008 ya insinuó que si Armstrong llegaba a Astana él se buscaría otro equipo.

Vestido de impecable traje y corbata y hablando en el marco de la Iniciativa Global Clinton, un proyecto del ex presidente estadounidense Bill Clinton, el texano reconoció que un par de competiciones como aficionado le devolvieron el gusto por montar en bicicleta. Sin embargo, dejó muy claro que el principal motivo de su regreso es promover la lucha contra el cáncer, la enfermedad a la que derrotó a mediados de los años 90.

Por eso, su calendario sólo tiene por ahora tres citas fijas: El Tour Down Under en Australia, donde regresará a la competición el 20 de enero, el Tour de France, la competición en que aspira a ampliar todos los récords, que ya son suyos, y las 100 millas de Leadville, una carrera de bicicleta de montaña que se disputa en la segunda semana de agosto, y en cuya última edición Armstrong fue segundo.

A partir de ahí, Armstrong explicó que su calendario estará marcado por su batalla contra el cáncer. Sólo irá a aquellos lugares donde exista un compromiso en la lucha contra la enfermedad, o algo que ganar. El otro factor a tener en cuenta será la preparación. "No vamos a ir a correr a Pekín una semana antes del Tour", bromeó.

Respecto a otras carreras, Armstrong sólo dijo que le encantaría correr el Giro d'Italia, una competición en la que nunca participó, y de paso convencer al presidente de Italia, Silvio Berlusconi, para que ponga en marcha iniciativas contra el cáncer.

El estadounidense se mostró muy cauto respecto a sus opciones de victoria en el Tour. "Intentaré estar tan preparado como sea posible, pero no sé si eso significará la victoria. En 2001 podía decir sí, creo que voy a ganar. No puedo decirlo ahora, porque no lo sé", afirmó.

Armstrong se mostró confiado en que la organización del Tour, la empresa ASO, sí invitará en 2009 al equipo Astana, al que dejó fuera en 2008, y recordó que ganó la carrera siete veces. Sin embargo, rechazó presionar públicamente: "Es su carrera, si no me invitan no hay nada que pueda hacer". En cualquiera de los casos, desmintió los rumores de que pretende comprar ASO. "No tengo esa cantidad de dinero".

En una rueda de prensa de aproximadamente una hora en Nueva York, Armstrong no sólo no rehuyó hablar sobre el doping, que muchos sospechan está detrás de sus extraordinarios récords, sino que además presentó lo que definió como "el programa más avanzado del mundo".

Armstrong contrató para ello a Don Catlin, uno de los más conocidos y reputados especialistas en la lucha contra el doping. El científico estadounidense lideró por ejemplo las investigaciones que permitieron desarrollar tests para detectar la Eritropoietina (EPO) y la Tetrahidrogestrinona (THG).

"Haré todo lo que me pida Don", aseguró Armstrong. Los resultados de los análisis serán publicados en Internet. "No voy a decir lo limpio que estoy o lo sucios que están los demás. Yo voy a montar mi bicicleta y Don Catlin les contará", afirmó.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|13:43
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic