El Diccionario

Magnate (De cuando Rockefeller visitó a Martínez de Hoz)

La muerte del banquero sirve para recorrer su relación con Argentina. Sus lazos con la dictadura y su regreso, en democracia, de la mano de Amalita Fortabat.

Del plural latín magnātes.

1. Personaje muy ilustre y principal por su cargo y poder. 


La necrológica afirma que hoy dejó de existir uno de los hombres más ricos del mundo: David Rockefeller. La leyenda se extinguió a los 101 años (pisando los 102). Fue una muerte apacible: le llegó mientras el longevo millonario dormía. Un plan perfecto, hasta el final, diría alguno de sus varios exegetas. 

Ignoro cuál ha sido su elección a la hora de decidirse por un epitafio, si acaso lo dejo testimoniado.

En relación a nuestro país, David Rockefeller tuvo aquí dos amigos, personales, notorios ambos: el ex ministro de Economía del Proceso, José Alfredo Martínez de Hoz, y la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat.

En 1979, y en su calidad de presidente del Chase Manhattan Bank, el banquero se encontró con Martínez de Hoz, en Buenos Aires, "para analizar con las autoridades argentinas la posibilidad de realizar nuevas inversiones en este país", según los recortes de prensa de la época. 

En esa ocasión, el ministro del Proceso, afirmó que la presencia de tan importante hombre de las finanzas en Occidente era "una demostración de fe en la mejora de la situación económica". Y dejó entrever lo que parecería casi salido de nuestra actualidad: "la presencia del financiero servirá para apuntalar un difícil tramo por un aumento inflacionario progresivo".

Rockefeller martinez de hoz (2)

El banquero y el ministro, en 1979. Con Martinez de Hoz comenzaría el drama del crecimiento frenético de la deuda externa. Los procesos militares en la región tuvieron esta característica como elemento común.

En uno de los años mas negros de la dictadura, me refiero a 1978, Rockefeller alabó las medidas económicas y a su ejecutor, su amigo, por "la creatividad y rigor de su desempeño en el campo económico (...) brillante, sólido, con metas razonables y, sobre todo, absolutamente realista. Las riendas económicas de Argentina están, sin duda, en las manos más rigurosas, conocedoras y responsables que el país ha tenido en muchos años".

Cuando estuvo efectivamente en Buenos Aires, apenas dos días, se entrevistó con su amigo y con el jefe de su amigo, el presidente Jorge Videla. Por entonces, el país parecía calcado de lo transitado hacia el último período del kirchnerismo

Argentina era uno de los países del mundo con la tasa más elevada de inflación. En 1978 fue del 160%, con un índice mensual del 9%, según la Organización Internacional del Trabajo.


David rockefeller 1

Declaraciones suyas, en 1977, a la revista Gente: "Siento gran respeto y admiración por Martínez de Hoz. Es muy obvio para mí, como para todo el segmento bancario y económico internacional, que las medidas de su programa son las indicadas".


La periodista Juana Libedinsky consiguió una entrevista con el nieto de quien fuera el hombre más rico del mundo en octubre de 2004. Hablaron sobre la Argentina y América Latina. David Rockefeller mostró allí gran conocimiento sobre la región y sobre nuestra historia, aunque olvidándose de haber sido parte de varios de esos procesos que criticó ferozmente.

Dijo: "No sé si aceptaría la descripción de que el país fracasó una y otra vez. Lo que sí veo es que por una razón u otra la Argentina cayó presa de un número de dictadores que la manejaron demasiado tiempo, lo cual sólo podía resultar pésimo para el país. Nunca voy a entender por qué pasó, los argentinos son tan extraordinariamente bien educados, con gente tan brillante para los negocios, en las artes, la literatura? Es realmente sorprendente. En el caso de Perón, en particular, creo que les hizo muchísimo daño a los argentinos, no sólo internamente sino también externamente".

Cuando le tocó referirse a la región, a la que siguió en sus vaivenes durante buena parte de su vida, tanto que su hermano Nelson, por pedido del presidente de Estados Unidos, Roosevelt, fue coordinador de relaciones con América Latina. "Yo empecé a viajar con él y mi primera visita a la Argentina fue en 1954. Ya hablaba algo de castellano porque, como durante la guerra estuve dos años en el frente, al volver a casa decidimos tomarnos una segunda luna de miel con mi mujer. El lugar elegido fue México, así que antes de partir me puse a tomar clases. Después, en mi carrera en el banco, me ocupé varios años del área latinoamericana e incluso cuando fui presidente del directorio seguí muy interesado en la zona, porque era muy importante para nosotros y había que promoverla".


GettyImages 2722859 (2)


Hoy ha muerto un tipo que fue parte de una dinastía familiar cuyo nombre está asociado con América. Y lo ha hecho como leyenda. Su historia remite a la de su abuelo John D Rockefeller, que murió en 1937, quien fuera el fundador de Standard Oil y el individuo más rico del mundo. 

Desde el momento de su nacimiento, el 12 de junio de 1915, David se convirtió en el nieto favorito. Su hermano Nelson también fue famoso, como gobernador de Nueva York. Pero ninguno de los otros hermanos tuvo tanta relevancia, al menos desde el ámbito público.

David Rockfeller floreció en la intersección de negocios, altas finanzas y diplomacia internacional. Nunca fue elegido para cargos políticos, pero en su apogeo, en los años setenta y ochenta, parecía conocer a todos los políticos que importaban en el planeta.

Parte de eso lo consiguió gracias a su trabajo como presidente del Chase Manhattan, al que trató de convertirlo en un banco global. Un periodista y ex ayudante, Bill Moyers, lo llamó una vez "el presidente no elegido pero indiscutible del establishment estadounidense". 


Amalia fortabat 1997b con menem la muerte de amalita 1498014


Amalia Lacroze de Fortabat fue la otra amiga del "presidente del establishment", si acaso existiera una jerarquización del poder detrás del poder. Otro de los pasos de Rockefeller por el país se concretó en la naciente democracia. En una de las emisiones televisivas de "Tiempo Nuevo", el periodista Bernardo Neustadt entrevistó a la empresaria y quiso que diera a conocer un encuentro impensado por esos días: entre miembros del ala más a la izquierda del alfonsinismo, la Junta Coordinadora Nacional y el banquero americano. Amalita nada dijo.

Pero la reunión se efectivizó, gracias a las gestiones de Enrique "Coti" Nosiglia. Fue un asado,en Olavarría, más que informal. Casi surrealista pero real. Otro sería el nivel de exposición cuando el presidente era Carlos Saúl Menem. Fueron días de repudio a su presencia en el país, lo más virulentos que haya sufrido quien hoy cruzó el gran misterio, el Río de la Vida.


Frases del banquero que pasaran a la historia

1. En los negocios y en la vida, el beneficio es importante. "El atractivo de los beneficios genera empleo, crea riqueza y da poder a la gente de una manera que ningún otro sistema social o económico ha podido".

2. El divorcio y la política son caros: "Un consejero de la familia dijo una vez que las dos cosas más caras que un Rockefeller puede hacer son aspirar a un cargo público y divorciarse"

3. En el trabajo, ganar dinero y amigos. "El abuelo formó intensas amistades con sus socios de negocios. En las raras ocasiones en que lo escuché hablar de su carrera profesional, habló de la diversión que tenían, a pesar del trabajo duro y largas horas".

4. Un jefe es siempre mejor que dos. "Los arreglos de los copresidentes raramente funcionan porque representan un compromiso incómodo".

5. Salga de la oficina. "Llamé a clientes de bancos en 42 de los 50 estados ... comía aproximadamente diez mil comidas de negocios (más si contabas las que consumía en Nueva York) y participé en miles de llamadas de clientes y reuniones de clientes".

6. Salir tan lejos de la oficina como puedas."He registrado más de 5 millones de millas aéreas (el equivalente a 200 viajes alrededor del mundo) . Durante mis 35 años en el Chase, visité 103 países; Esto incluyó 41 viajes a Francia, 37 a Inglaterra y tres giras extensas por África".

7. Adelante, hacer negocios con amigos. "Creo firmemente que las asociaciones empresariales más exitosas se basan en la confianza, la comprensión y la lealtad, las mismas cualidades que son esenciales para una estrecha amistad personal".

8. El capitalismo, campeón. "Nadie debería sentirse culpable por ganar dinero".

9. El capitalismo requerirá que el gobierno y el mercado trabajen juntos. "Confiar en el gobierno o en el mercado solo para resolver todos los problemas y curar todos los males siempre ha parecido ser más doctrinario que realista".


Opiniones (1)
17 de agosto de 2017 | 22:33
2
ERROR
17 de agosto de 2017 | 22:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. viejo desgraciado... uno de los cánceres del mundo
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial