Por un error burocrático, liberan a un sujeto que violaba a su hijastro

Un sujeto que había sido detenido por violar a su hijastro de 13 años fue liberado por orden judicial debido a un error burocrático en la forma en que había sido asentada la denuncia, según trascendió hoy.

De acuerdo con lo trascendido, como en la denuncia se omitió el formulismo verbal que insta "a la acción penal contra el imputado", la Fiscalía desistió de sostener la acusación y dispuso la libertad del imputado, quien de inmediato se fugó. El hombre estaba acusado de violar a su hijastro de 13 años.

Tras una larga investigación, el violador había sido detenido en la zona sur del conurbano bonaerense luego de mantenerse prófugo y oculto durante varias semanas.

Todo comenzó en agosto pasado, cuando una mujer se presentó en una seccional policial del barrio porteño de Constitución y denunció que su hijo varón de 13 años había sido víctima de reiteradas violaciones por parte de su concubino.

La mujer precisó que vivía en un hotel de la Avenida San Juan al 400, junto con sus dos hijos de 13 y 5 años, y con su pareja, un camionero de 33 años de apellido Piña.

La denunciante relató a la policía que en ocasiones, cuando ella salía a trabajar, sus hijos quedaban en compañía de su pareja.

En los últimos tiempos, la mujer notó que su hijo mayor evidenciaba problemas de conducta y también de aprendizaje en la escuela.

Finalmente, el menor terminó confesando que desde hacía unos meses, cuando ella salía de la casa, el camionero abusaba sexualmente de él, situación que luego fue constatada por un médico.

En el caso tomó intervención el Juzgado de Instrucción 37 a través de la Secretaría 129, que dispuso que la investigación fuera llevada a cabo por la División Delitos contra la Salud de la Superintendencia de Investigaciones Federales.

Al conocer la denuncia en su contra, el imputado se dio a la fuga, y la policía orientó su búsqueda hacia la zona de Glew, en el conurbano, donde anteriormente había vivido.

En la investigación se determinó que el prófugo estuvo trabajando como chofer de una remisería, hasta que dejó el lugar sin dar explicaciones, y más tarde se anotó para hacer changas en una casa de fletes.

Finalmente se lo ubicó una casa en el barrio "Los Gendarmes" de la localidad de Glew a la que iba a pernoctar.

Detenido en el inmueble de la calle Carlos López al 3.300 de ese barrio del partido de Almirante Brown, quedó a disposición del juzgado interviniente.

Sin embargo, cuando la madre del menor violado radicó su denuncia, omitió involuntariamente asentar el formulismo verbal que "instaba a la acción penal contra el imputado".

Esa circunstancia "técnica" hizo que el fiscal actuante desistiera de impulsar la acción penal contra el violador, por entender que la madre no lo había querido hacer, según trascendió hoy. Una vez liberado, el sujeto de inmediato se dio a la fuga nuevamente.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:17
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes