MDZ en Buenos Aires: del teatro a la fiesta en familia

Los famosos se debatieron entre la obra "El diario de Anna Frank" y el festejo de un reconocido local lleno de magia. Raúl Taibo, Dalma Maradona, Verónica Varano y Valeria Britos fueron algunos de los artistas "sueltos" en las calles de la city porteña. Solos o acompañados dijeron presente y disfrutaron su salida.

La historia sigue vigente. El diario de Anna Frank ha sido, sin dudas, un cautivante documento histórico que traspasó toda latitud. El relato de la niña judía a través de su diario personal, llegó al mundo entero y fue la voz de la ternura en el momento en que los nazis invadieron Holanda y cometieron las peores atrocidades de la raza humana.

Escondidos en los ambientes traseros de las grandes oficinas de una empresa, Anna Frank y su familia estuvieron refugiados allí, desde junio de 1942 hasta agosto de 1944. Dos años con el miedo detrás de la puerta para una pequeña que se mantuvo atada a las palabras, que vivió sin dejarse ver ni oír, por miedo a la muerte.

Atentos a la estremecedora vivencia de esta voz, los actores Arnaldo André, Raúl Taibo, Dalma Maradona y Martín Piroyansky, asistieron a una de las funciones de “El diario de Anna Frank”. Luego de finalizada la obra, se acercaron a saludar al elenco encabezado por Vanesa González, Norberto Díaz y Emilia Mazer. Bajo la dirección de Helena Tritek, el espectáculo continúa en cartelera en el Teatro Regina de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte y con un clima festivo y familiar, “el local de las cosas lindas” Alparamis, celebró sus 20 años con un festejo lleno de magia. Además de los clientes de la firma y miembros de la prensa, estuvieron presentes destacadas figuras que junto a sus hijos disfrutaron diferentes espectáculos.

Verónica Varano, Gabriel Schultz, Pablo Novak y Valeria Britos (foto) fueron algunos de los invitados a participar junto a su familia, de los juegos de la Fábrica Mágica, conocer a los Bistelitos y compartir el show de canciones de Denise. Más tarde llegó el momento de entonar el “feliz cumpleaños” y los más pequeños desesperaron por soplar las velitas.

Alparamis fue en sus inicios, un vivero ubicado en Olivos. Con el devenir del tiempo y la amplitud de su concurrencia, incorporó adornos para Navidad. Actualmente, este negocio ofrece una variedad de productos divididos en cuatro líneas: haus -todo para el hogar-, kids -para los más chiquitos-, regalos y tradiciones.

Producción: Andrea Calderón

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial