La situación de los viñateros y bodegueros, en datos

Radiografía del sector vitivinícola de Mendoza y el país, sobre todo de los pequeños y medianos productores. Cuánto ganan los trabajadores. Cronología interactiva de los últimos 12 años. Lo que hoy piden para superar la crisis del sector.

 Inflación y presión impositiva en cuentagotas, durante una década. Aguantó hasta el round 11, dijo "basta" y tiró la toalla hace unos meses. Hoy por primera vez no irá al Frank Romero Day. Ama a la Fiesta, aunque esta noche ya no podrá -como los integrantes del Corso Triste de la calle Caracas, que describe Alejandro Dolina en sus Crónicas del Ángel Gris-  disimular la tristeza disfrazándose de persona alegre porque la que era su bodega, en Bermejo, Guaymallén, integra la lista los ocho establecimientos vitivinícolas que por año, desde 2006, han ido desapareciendo en la provincia y el país. No es una cuestión de números. En esa pequeña bodega que forjaron sus padres enólogos pasó cada Navidad y Año Nuevo. El caso de esta ex bodeguera (Alejandra), como el de muchos otros, que aún siguen aguantando los golpes en el ring, lleva a la siguiente pregunta: ¿hasta cuándo? 

Pasó el 2016 y el mercado interno no reacciona. Los costos y las tarifas aumentan y afectan día a día al pequeño y mediano productor. El sector externo está complicado. La devaluación no alcanzó. Sin políticas que faciliten los créditos con un plazo mayor a los siete años y además, una tasa baja para inversión de capitales que permita mejorar la tecnología, el sector vitivinícola de Mendoza no tiene futuro. Estas definiciones, de Carlos Iannizzotto, presidente de Conninagro y dirigente de Acovi y Fecovita, describe lo que hoy es la industria del vino en un país en el que desaparecieron al menos 74 bodegas  entre 2006 y 2015, En ese lapso, Mendoza -que concentra el 76% de los viñedos de todo el país- , perdió entre un 6 y un 7 por ciento de sus pequeños productores. Por otro lado, si bien cada vez son menos los que toman vino, en el último año, por el impacto de la inflación en los precios y la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores, 1 de cada 10 dejó de tomar vino y la caída de consumo de vino tinto cuadriplicó a la de la cerveza. En síntesis, desde el 2005 hasta la actualidad: el promedio de casi 30 litros que se estimaba bebía una persona por año descendió a poco más de 20 litros. 

Algo que también afectó sobre todo a los pequeños productores fue la presión impositiva: concretamente el 50% de los costos se van a los impuestos. Sólo entre un 30 y 40 por ciento se destina a la mano de obra. Es decir, el productor destina más dinero al pago de impuestos que al pago de trabajadores. Y un tema recurrente: el precio del vino y la caída constante del consumo.


Infomendoza

Mas información de lo que hoy es el sector vitivinícola en Mendoza y el país:

 


Opiniones (7)
20 de octubre de 2017 | 08:39
8
ERROR
20 de octubre de 2017 | 08:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota. La vitivinicultura arrastra una pesada cruz: subsistir en argentina. Que se toma menos vino, si. Que más de dos mil millones de personas, nuevos consumidores, en China, India, y otros países, equilibran esa caída: si. Que de los tres países europeos, 3 Americanos, y dos de Oceanía que concentran el grueso de producción, solo Argentina va para atrás: si. Que nuestros estudiantes y graduados viajan a hacer temporada en California, Australia y Nueva Zelanda, porque aquí no tienen cabida: si. Que en el Mundo favorecen políticas para arraigar a la gente en las zonas de producción primaria:si. Que aquí los políticos prefieren hacinarlas en villas miserias, usando la dádiva al momento de las elecciones: si. Que hay un abandono (loteos por doquier) de tierras con inmejorables condiciones para la vid, olivo.frutales, hortalizas: si.
    7
  2. Mal los datos de los sueldos de los trabajadores vitivinicolas , al dia de hoy sin paritarias definidas aun el basico de un oficial , mecanico de tetra es de $11.571,40 , un recien iniciado(operario comun) araña los $ 9100 y pico , primero a informarse y despues a informar asi reflejan la cruda realidad del trabajador de viña y bodegas , a los empresarios les salimos regalados , comparen estos basicos , con los cervezeros , aguas y gaseosas , o la alimentacion , lo que si tienen razon es que la vitivinicultura por lo menos aca en mendoza no tiene futuro .
    6
  3. uhhmmm valores sobrevaluados, todo el tetra tinto con vino blanco pinchado, vino de 1/2 pelo para el consumo interno, el mejorcito importado ...De que se quejan???
    5
  4. El mercado manda y los Mendocinos todavía no entienden que hay que hacer otras actividades. Oajalá la economía y el mercado le de la posibilidad de que se recupere la actividad pero no nos quedemos dormidos esperando. Mendoza tiene materia para hacer otras cosas.
    4
  5. sopaipilla es doloroso leer tu comentario, hay vino disponible para cualquier bolsillo. La gente que realmente aprecia el vino puede encontrarlo si asi lo desea en cualquier esquina del país. La crisis del sector responde a numerosas variables ( no conozco agricultura intensiva que no este en crisis). Con lo cual imaginar que la crisis responde a la asociación del vino con un sector glamoroso es totalmente irreal. Probablemente tu abuelo tomó vino y lo sigue haciendo si asi quisiera . Te pido te informes antes de comentar
    3
  6. Un industria glamorosa y con tanto nivel social cuyo producto requieren dotes maravillosas para poder ser disfrutado no debiera quejarse de cosas tan banales como el pago de impuestos. Celebren la caída de consumo ya que ella es el logro de años de marketing de la exclusividad y el buen pasar. Tanto se preocuparon por vender vinos de calidad que se olvidaron del bolsillo de muchos. salud! Alguien sabe cuando empiezan a llegar a Mendoza los vinos importados????
    2
  7. mas clarito... echale soda...
    1