Actualizada

Reservas: los 14 meses de Macri y la última era peronista

Desde 2002 hasta hoy, los datos de las reservas internacionales del Banco Central en los primeros 14 meses de las gestiones de Duhalde, los Kirchner y Macri.

En los primeros 14 meses del gobierno de Mauricio Macri las reservas del Banco Central de la República Argentina superaron los 50 mil millones de dólares, alcanzando el mayor nivel desde el 2011, cuando el país alcanzó el récord de 52.654 millones de dólares. Sin embargo, al igual que sus antecesores, además de las reservas también ha crecido la emisión (base monetaria).

Sin embargo, el próximo trimestre el país tiene que asumir algunos compromisos que podrían significar un impacto negativo muy fuerte para las arcas del país, en mayo vence una cuota del acuerdo con el Club de París por 2.100 millones de dólares y en mayo otra del Global 17 por 1.000 millones de dólares.

Por otro lado, las reservas del Central se incrementaron, en parte por la última colocación del Tesoro Nacional, que provocó ingresos por 23.600 millones de dólares (ampliación del monto en circulación de los Bontes 21, 23 y 26).

Las reservas del BCRA cerraron en 2016 11.979 millones de dólares por debajo de lo que hoy se contabilizan. En 2017 los números van en aumento y en los últimos meses la deuda en el mercado internacional alcanzó los 38.300 millones de dólares, mientras que los depósitos en la misma moneda alcanzaron el 31.200 millones de dólares (24.800 millones correspondientes a depósitos de privados).

Tener más reservas en el contexto actual

1. La gestión actual logró duplicar el dinero que Argentina dispone de forma inmediata en el Banco Central, presidido por el santafecino Federico Adolfo Sturzenegger y Lucas Llach como vice. En la teoría, esto permite  disponer de fondos para enfrentar desequilibrios macroeconómicos y financieros de origen interno y externo.  

2.  Un monto cercano al total de las reservas es el correspondiente a la emisión de deuda en dólares de la nación y las provincias: desde que asumió Mauricio Macri supera los 47.300 millones de dólares. 

¿Qué es colocar deuda y por qué este gobierno lo hace? Colocar deuda es una forma de obtener dinero, mediante títulos financieros que ofrecen una rentabilidad a quienes los adquieren que prometen un pago futuro a cambio de un precio. 

En este sentido, el gobierno de Cambiemos aprovechó un éxito de su gestión, salir del default, para lograr el financiamiento externo, como las colocaciones de deuda. 

¿Por qué lo hizo? En pocas palabras, porque hace 14 meses recibió un país fundido, con la actividad económica paralizada, sin autoabastecimiento energético, con una de las inflaciones más altas del mundo, con un elevadísimo déficit fiscal (gastar más de lo que el Estado puede gastar) y con graves problemas de infraestructura, reflejados en obras viales y para generar energía. El mismo presidente lo explicó hace unos días en Madrid, según reproduce hoy La Nación: 

La Argentina no es sostenible con un déficit de $ 413.000 millones. Y para colmo tenemos una carga tributaria asfixiante. Entonces el rojo que tenés lo pagas con inflación o lo pagas con deuda", dijo.

 Los dos últimos años de la era peronista fueron los de mayor déficit financiero de las últimas dos décadas. Así lo visualiza el siguiente interactivo de datos elaborado por Chequeado.com:

Y si bien el dinero que llega de los nuevos endeudamiento apunta, entre otros, a reducir el resultado financiero negativo del último gobierno peronista, también está siendo utilizado para incrementar las reservas en el Central

Hay que recordar que Cambiemos arrancó la gestión con 24.862 millones de dólares. Y menos de seis meses después, el 30 de junio de 2016, el Banco Central pagó una cifra equivalente al 70% de las reservas que le dejó la era Vanoli (17.433 millones de dólares) por los contratos de venta de futuros de dólar iniciados en 2015, por los que fue procesada la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

¿La mejor solución era colocar deuda?  En una entrevista hecha para BBC Mundo, el director del Centro de Investigaciones en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, Juan José Cruces, lanzó este llamado de atención: "tomemos conciencia que el endeudamiento es una solución transitoria a un problema fiscal". Y por otro lado, el reconocido economista Mario Blejer -en una entrevista que hoy publica La Nación- plantea lo siguiente: si es mejor  "una sociedad con infraestructura desarrollada, telecomunicaciones y el iPhone 260 y con una deuda para pagar, o si prefieren una estructura deteriorada y estar desendeudados"

3. Desde febrero de 2016, los depósitos en dólares crecieron 141%.  

4. La última gestión peronista también tuvo su momento de gloria con las reservas del Central: el 26 de enero de 2011 alcanzó un total de 52.654 millones de dólares. 

En agosto de 2011 el Central tocó su máximo histórico, después de eso las reservas comenzaron a caer y la fuga de capitales se incrementó en un 90% ese año ( 21.504 millones de dólares), por lo que a finales de ese año se forzó una desaceleración con el bloqueo de la compra de divisas al público y a los importadores, e impidieron a las empresas girar dividendos.

Ese cepo obligó a las empresas mineras, petroleras y aseguradoras a ingresar divisas al país, pero provocó una desaceleración abrupta de la actividad económica y una caída de las exportaciones y a la larga, una nueva aceleración a la fuga de capitales.