Zapatillas de correr: por qué es mejor no lavarlas

Contrariamente a lo que pensamos, la limpieza excesiva de nuestro más preciado elemento de running, puede acortar su vida útil.

Invertir en unas buenas zapatillas para correr es indispensable. Pero igual de importante es saber cómo cuidarlas para prolongar su vida útil. Dependiendo del uso y el cuidado, pueden durar 700 kilómetros.

Guardarlo en un lugar seco

El frío y el calor excesivos pueden dañarlas. Guardarlas en un lugar seco es lo mejor.

Lavarlo cuando es imprescindible

Con las zapatillas de running es mejor pecar de sucio que de excesivamente limpio. Lo más conveniente es limpiarlas con un trapo húmedo después de cada uso antes que someterlas a una limpieza profunda. Lo ideal es frotarlas con un cepillo con jabón neutro, y luego secarlas con un trapo.

3c9776fd 7c83 4bbe 8bbc 28f7248a75ac

Retirar cordones y plantillas

Antes de limpiarlas es preciso retirar los cordones y las plantillas. Estos elementos se lavarán por separado, en un recipiente con agua y jabón blanco.

Alejarlo de estufas y radiadores

Incluso si están mojadas por haber corrido bajo la lluvia, lo mejor es secar las zapatillas con un trapo y luego rellenarlas con papel, para que absorba el agua. El calor directo de la estufa o del radiador puede deteriorar y deformar la forma del calzado.

Usarlo solo para correr

Practicar otros deportes con movimientos muy distintos a los del running puede deformar rápidamente tu calzado. Las zapatillas específicas para correr no suelen estar preparadas para girar bruscamente o hacer muchos cambios de dirección.

Cambiarle las plantillas regularmente

Para evitar los malos olores, es recomendable cambiar las plantillas de forma regular. También se pueden espolvorear con un poco de bicarbonato o ponerles unas gotitas de vinagre de vino blanco.

Warning smelly shoes

Cuándo hay que reemplazarlo

Hay ciertas formas de detectar que es necesario reemplazar el calzado.

Nota: www.mdzol.com/nota/631026-sabes-si-tus-zapatillas-necesitan-un-cambio

Suela firme

Poner el dedo sobre la zona media de la suela. Si está quebradiza o comprimida, es una mala señal.

De todos los ángulos

Colocar las zapatillas sobre una mesa e ir verificando sus desequilibrios, como las áreas gastadas o las roturas de un único lado.

Captura de pantalla 2017 02 17 19.34.19

Las áreas a verificar.

Escuchar al cuerpo

Escuchar los propios dolores. Cuando el pie comienza a emitir señales de alerta, es momento de renovar el calzado.

Zapas

Fuente: Experiencia Running

Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 19:59
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 19:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"