Los "narcos" mexicanos habrían exportado droga en productos regionales

Los investigadores de la banda de que elaboraba metanfetaminas en un laboratorio de Ingeniero Maschwitz procuran determinar si esa organización también llegó a exportar la droga untada en productos regionales. La efedrina, pudo haber sido procesada de manera tal como para quedar untuosa u oleosa.

Así lo informaron a Télam fuentes de la pesquisa, quienes creen que la metanfetamina que la banda elaboraba en el laboratorio con diversos precursores químicos, el más importante de ellos la efedrina, pudo haber sido procesada de manera tal como para quedar untuosa u oleosa y así poder camuflarla en productos realizados con cuero.

Si bien en base a las declaraciones de algunos detenidos y testigos los investigadores establecieron que la banda envió a México efedrina en estado líquido camuflada en botellas de vino, ahora quieren saber si pudieron haber logrado también untarla en productos.

Para profundizar esa pista, los pesquisas analizaban algunas exportaciones de productos regionales realizadas en la primera mitad de este año con el fin de establecer si en alguna de ellas pudieron ser sacados del país productos impregnados con la droga.

Cuando el 17 de julio pasado la Policía descubrió en una quinta de Ingeniero Maschwitz el laboratorio más grande de metanfetaminas de América Latina encontró algunas suelas de zapatos, cartones y elementos que en ese momento despertaron sospechas.

Con el correr de la pesquisa, los detectives realizaron algunos allanamientos y peritajes que los llevaron a pensar que las drogas sintéticas elaboradas allí pudieron haber sido enviadas en pequeñas cantidades a México.

Ahora, los investigadores al mando del juez federal de Campana Federico Faggionatto Márquez analizan documentos, resultados de peritajes y entrecruzamientos de llamadas con el fin de establecer vínculos que les permitan determinar si existió un embarque mayor rumbo a México de productos artesanales que pudieron haber estado untados con metanfetamina.

El juez tiene más de 120 mil llamadas telefónicas para entrecruzar en el marco de la causa y varios tipos de productos a analizar en procura de verificar esta pista.

Por el momento, los pesquisas tienen claro que la cadena de elaboración de drogas de los "narcos" se iniciaba con la adquisición de efedrina a diversas droguerías y farmacias, varios de cuyos dueños y encargados fueron detenidos en los últimos días.

En esta fase de la compra de efedrina y su desvío al mercado clandestino es donde toma forma la hipótesis de que el triple crimen de General Rodríguez pudo estar relacionado con los "narcos" mexicanos, ya que se detectaron vínculos comerciales entre una de las víctimas, Sebastián Forza, y uno de los detenidos en la causa, Marcelo Tarzia, el sindicado "gerente" argentino de la banda.

Luego de comprar la efedrina, siempre según la pista que sigue el juez Federal de Campana, la banda la almacenaba en tambores de aceite para cueros que guardaba en un galpón de General Rodríguez, alquilado por el ex funcionario comunal de ese partido Manuel Poggi, actualmente detenido y procesado como integrante de la banda.

Para el juez, Poggi actuó como facilitador en la elaboración, comercialización y tráfico de estupefacientes.

Finalmente, le efedrina se usaba para elaborar drogas sintéticas en el laboratorio de Ingeniero Maschwitz donde el 17 de julio de este año fue detenida gran parte de la banda, entre ellos, nueve mexicanos y el argentino Tarzia.

El prófugo más buscado por los investigadores es el mexicano Jesús Martínez Espinoza, sindicado como líder de la organización local, quien no pudo ser aún hallado, aunque dejó varias huellas de su paso por la Argentina que poco a poco se suman a la causa judicial.

También, en la última semana, los investigadores lograron establecer la fase experimental de elaboración de las drogas por parte de la banda de "narcos", que se llevó a cabo a principios de este año en dos "cocinas" descubiertas en el Parque Irízar, de Pilar.

Allí la banda no manipulaba efedrina, sino que procesaba medicamentos que adquiría en farmacias, de los cuales extraía pseudoefedrina para emplear en la elaboración de drogas sintéticas.

Esa sustancia, se cree, fue enviada a México en botellas de vino en pequeñas cantidades exportadas entre noviembre de 2007 y enero de este año.

Pero luego, los "narcos" lograron hacerse de contactos y desplegar maniobras que les permitieron acceder directamente a la efedrina pura, que en la Argentina tiene un valor de entre 70 y 80 dólares, mientras que en México, donde está prohibida, alcanza los 70 mil.

Con la materia prima en grandes cantidades en su poder, la banda decidió montar un laboratorio para desplegar la producción en el país y exportar las drogas sintéticas para su comercialización en el exterior.
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 05:17
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 05:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia