La mujer y el vino, un maridaje especial

Un conocido portal de vinos junto a una prestigiosa bodega de la provincia, organizaron un encuentro de mujeres para interiorizarlas en la industria e invitarlas a conocer más acerca de varietales. Cerca de 50 invitados compartieron un riquísimo almuerzo que contó con la presencia de la especialista Marina Beltrame. En esta nota, fotos y videos.

El portal Caminos del Vino y la casa vinícola Viniterra organizaron un almuerzo exclusivo para mujeres. Un poco más de 50 invitadas fueron recibidas por Cecilia Zunino y Adriano Senetiner en Villa Rosa, la casa-finca ubicada en Agrelo, Luján. En medio de un paisaje increíble, los asistentes disfrutaron una exquisita comida y una jornada con mucho por aprender.

Coqui Cabrera, uno de los responsables de Caminos del Vino.com, dijo que "la idea de los encuentros es que las mujeres se involucren, cada vez más, con la cultura del vino". En esta oportunidad, el almuerzo fue organizado junto con los dueños de la bodega y si bien las damas poblaron el lugar, hubo algunos representantes masculinos en cada mesa.

La reconocida especialista Marina Beltrame, directora de la Escuela Argentina de Sommeliers, guió a los presentes durante el maridaje de los vinos y el menú elaborado. Las mujeres, entusiasmadas, prestaron especial atención a las recomendaciones de la fundadora de esa prestigiosa institución educativa.

Entre las invitadas, hubo empresarias, profesionales vinculadas al turismo y la hotelería y periodistas. Si bien el almuerzo se realizó en el interior de la casa, los invitados disfrutaron unos bocadillos y empanadas en la galería del lugar, con una vista al lago que resultó impresionante.

Adriano Senetiner dio la bienvenida y expresó, "la cultura del vino se conoce y se extiende con este tipo de iniciativas". En la presentación oficial del encuentro también estuvieron Coqui Cabrera y Marina Beltrame, a quien Senetiner calificó de "una gran amiga que conocí en Francia en 1998 y hoy tenemos la suerte de que nos acompañe; en términos profesionales, sin dudas es la mejor", afirmó.

Por último, y antes de darle la palabra a la directora de la EAS, dijo que el menú ítalo-argentino había sido pensado para la ocasión porque "yo soy italiano y no puedo dejar de comer pasta en un almuerzo. Además habrá carne como segundo plato, fiel a la tradición argentina".

Marina, por su parte, hizo una corta introducción para darle comienzo a la comida. Más tarde, recorrió las distintas mesas en busca de la opinión de los comensales sobre el maridaje a realizar. Y dejó bien en claro que en cada visita a Mendoza no puede dejar de sentir que la elección de su carrera fue de lo más acertada.

Durante la recepción se tomó un Viniterra Viognier 07 "con muchas notas a frutas maduras y aroma intenso", explicó Beltramé, entre otras cualidades de este vino. Un Pinot Noir del mismo año -de intensidad aromática media- fue el que utilizaron para acompañar los penne rigatti con salsa de tomate.

Alejandra Barsaez, responsable de la cocina de Villa Rosa, también tuvo oportunidad de presentar el menú y agradeció la presencia de todos, "ya somos un poco italianos acá, por eso el primer plato será pastas". Acto seguido, se sirvió filet al horno de barro con verduras de la huerta, que degustaron con un vino de la bodega, Carmenere 2006.

El postre se pensó en función de las mujeres: brownie con helado, frutillas y salsa de chocolate. La elección fue del todo acertada aunque Marcos Toriano, uno de los hombres invitados, dijo que a pesar de no ser mujer, "muere por el chocolate". Y con los mejores sabores, este almuerzo semanal poco tradicional culminó con el agradecimiento de cada uno de los presentes.

Producción Periodística: Florencia Da Souza

Colaboración: Andrea Calderón

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial