Piden rezar por una joven atropellada por un ebrio que se fugó

Tiene 17 años y tras permanecer dos meses internada e inmóvil en el hospital Schestakow de San Rafael, fue derivada a la Clínica San Andrés en donde enfrenta un tratamiento de rehabilitación con un robot.

Desde hace más de dos meses, Candela Giménez (17) permanece internada, tratando de recuperar la movilidad y el habla, luego de haber sido atropellada por un ebrio que se dio a la fuga y que tras una serie de operativos policiales terminó en la cárcel.

El pasado 29 de octubre, Candela fue atropellada en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Servando Butti de San Rafael por Hugo Scollo, quien iba al mando de un Renault 12. En el momento del accidente, Scollo se encontraba ebrio y se dio a la fuga. Más tarde, fue detenido por la policía y actualmente se encuentra tras las rejas en el penal del sur.

San Andres Centro Rehabilitacion 02

El día del siniestro, Candela fue derivada a terapia intensiva del hospital Schestakow y durante los 23 días que siguieron permaneció allí, en donde le realizaron dos operaciones de cerebro para descomprimir la presión intracraneal. Luego, pasó a sala común en donde contrajo un virus intrahospitalario. El 27 de diciembre fue dada de alta y trasladada a la Clínica San Andrés, en donde comenzó un proceso de rehabilitación.

Actualmente, según comentaron a MDZ sus papás Marcelo Giménez y Alejandra González, "Candela se encuentra estable y ha comenzado a adaptarse a una nueva rutina de trabajo. Está tranquila y hace tres días que empezó a deglutir alimentos bajo la asistencia y supervisión del equipo médico. Está empezando, además, a trabajar en la parte robótica de la clínica".

Tras el accidente, Candela perdió la movilidad de su cuerpo y el habla pero ahora, bajo la asistencia de un robot y de un equipo interdisciplinario de kinesiólogo y fonoaudiólogo, enfrenta un proceso de evolución paulatina. "Está mucho más conectada con el exterior y empieza a entender órdenes simples", comentó Marcelo. 

Sobre Scollo, la mamá de Candela, Alejandra, dijo: "Está en la cárcel de San Rafael y queremos pedirle a la Justicia que sea más dura en los controles. No puede ser que una persona con sus antecedentes haya estado al mando de un vehículo". "Pedimos, eso, más dureza en los controles", apuntó, en conversación con MDZ.  

Finalmente, y agradecidos con los profesionales del Schestakow y de San Andrés, los papás pidieron rezar por Candela: "Sigamos rezando y pidiendo por ella más que nunca. Gracias". 

Opiniones (3)
20 de agosto de 2017 | 05:43
4
ERROR
20 de agosto de 2017 | 05:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y SI,...........AHORA HAY PENAS "DURIIISIIIIMAS" PARA ESOS CASOS ASI...................LES PUEDEN LLEGAR A DAR DE 3 A 6 AÑOS !!!!!!!!!!..............POR MI FUERA, LES DARIA 30 AÑOS DE CARCEL Y EMBARGO DE TODOS LOS BIENES PARA PAGAR EL TRATAMIENTO DE LA VICTIMA
    3
  2. como yo no pertenesco a la elite de funcionarios todo poderoso del gobierno que no creen en nada , le voy a pedir desde lo mas humilde de mi corazon que la virgen del valle de catamarca interseda ante el señor , por su pronta recuperacion .
    2
  3. así lo haremos!! fuerza familia!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial