El caso de la violación y asesinato de una niña de 11 años fue elevado a juicio

Se trata del aberrante episodio en el que la niña Micaela Reina (11) fue raptada y entregada por su padre y su tío para que un indigente abuse sexualmente en el interior de un piletón de una bodega abandonada en Guaymallén. La niña murió mientras era ultrajada. El fiscal ya elevó la causa a juicio y en los próximos días se sorteará la cámara sobre la que recaerá.

Primero, con complicidad de su padre y su tío, la raptaron de la casa de su madre. Luego, salvaje e inhumanamente, la entregaron a un indigente de 20 años que dormía en las piletonas de una vieja bodega de Guaymallén. Éste la violó en el lugar y, mientras esto ocurría, la pequeña murió asfixiada. Si bien el cuerpo fue hallado el 17 de mayo del año pasado, la menor había sido raptada del interior de su casa el 11 de ese mes, mientras que esa tarde su madre –Marta Reina- realizó la denuncia. Incluso, el 14 la mujer se presentó ante el Quinto Juzgado de Familia, a cargo de la jueza Elsa Galera, y denunció que sospechaba de que había sido su padre –quien no vivía con ellas- quien se la había llevado.

Este macabro hecho conmocionó a toda la provincia. La víctima fue Micaela Reina (11), una pequeña con un ligero retraso mental, y dejó a la jueza Galera al borde del jury, luego de que salieran a la luz algunas irregularidades en el accionar de la magistrada en la búsqueda de la niña.

La causa fue elevada hoy a juicio por el fiscal de Guaymallén, Alejandro Iturbide y tiene como imputados al padre y al tío de la chica, Alejandro y Walter Prádenas –por privación ilegítima de la libertad agravada en concurso con encubrimiento- y al indigente Apolo Jacob Díaz por abuso sexual seguido de muerte. Este último podría recibir una pena de hasta reclusión perpetua, mientras que la máxima pena que podrían recibir los Prádenas es de 15 años.

Aún no hay fecha para el juicio, pero el próximo paso es sortear la cámara sobre la que recaerá el proceso.  

La participación de los familiares directos de la niña fue confirmada luego de que el propio Díaz confesara que fueron los hermanos Prádenas quienes llevaron a la niña a la bodega ubicada en el carril Sarmiento. Cuando los investigadores realizaron pericias en el Ford Falcon del tío de la menor, encontraron algunos pelos y, al ser examinados, el ADN dio positivo con el del indigente.
Opiniones (1)
20 de octubre de 2017 | 22:09
2
ERROR
20 de octubre de 2017 | 22:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. TODOS responsables. Y una niña muerta, ultrajada. SIN JUSTICIA. Que pasa con el "padre" (si se le puede llamar así a un criminal) y con el tío (¿se le puede llamar asi a un criminal?). Bárbaro que se aplique el derecho a la defensa, pero si un TECNICISMO deja libre a un violador-asesino y a sus cómplices, quienes son responsables de aplicar la ley tambien debieran ser defendidos.- En este caso, defendidos de un linchamiento popular. NO SE PUEDE CREER tanta desidia, tanto "que me importa", tanto desprecio por el ser humano.- ¿O es que NO SE APLICA JUSTICIA porque total la pequeña muerta era discapacitada? ¿O porque lleva el apellido de la madre?¿O porque ésta no tiene sustento económico que la respalde?
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México