Advierten sobre nueva modalidad de robos en cajeros automáticos

Se trata de los "pescadores". Si bien la metodología es vieja y consiste en ubicar una falsa ranura para insertar la tarjeta -a la misma altura de la original- hoy advierten que la metodología se ha perfeccionado. Ahora los estafadores la ubican en donde sale el dinero, y los usuarios creen que el cajero ya no cuenta con billetes, por lo que se van. Por lo general, actúan los fines de semana.

Hay una frase que reza: “La mente del delito está siempre un paso adelante”. Incluso, cuando se logra descubrir alguna modalidad compleja y se llevan adelante operativos de prevención y advertencias, muchas veces esa metodología ya fue perfeccionada y el riesgo no disminuye.

Desde hace un tiempo la Justicia y las autoridades de Delitos Económicos del área de Investigaciones vienen advirtiendo sobre el accionar de los “pescadores” en los cajeros automáticos. La metodología conocida hasta el momento -y ya denunciada públicamente- consistía en delincuentes que, artesanalmente, fabricaban y colocaban una superficie con una cavidad hueca y alambres en la ranura donde se introduce la tarjeta. Cuando la víctima ingresaba al cajero, introducía la tarjeta y marcaba su clave, lógicamente, sin obtener ninguna respuesta. Desesperada, volvía a marcar su clave numérica, pero esta no era tomada por el software y la tarjeta no salía.

En ese momento aparecía en escena el delincuente quien, en un aparente acto de solidaridad, se ofrecía a ayudar a la víctima y revisaba ocularmente el cajero, mientras el dueño de la tarjeta –cada vez más desesperado- introducía una y otra vez su código, sin importarle que otro sujeto, al que acaba de conocer y gentilmente se había ofrecido a ayudarlo, esté mirando todo, incluso la clave.

Generalmente este tipo de estafadores actuaban los fines de semana, por lo que el banco donde estaba el cajero estaba cerrado, y la víctima -dándose por vencida- decidía salir del cajero, acompañado por quien había tratado de ayudarlo, asumiendo a la tarjeta como perdida y al cajero como trabado. Claro que lo que el propietario de la tarjeta no sabía era que ese que aparentaba haber sido su ayudante era el verdadero delincuente, y cuando la víctima ya estaba a unas cuadras, volvía al cajero, retiraba la falsa ranura –también conocida como “pescador”-, donde se encontraba la tarjeta. Y como ya había tenido acceso a la clave, era ese el momento en que recorría todos los cajeros posibles extrayendo dinero. Cuando esta avivada fue descubierta, fue denunciada públicamente en los medios, acompañadas por advertencias de todo tipo para que quienes extraigan dinero no sean víctimas de este engaño.

De seguro que esta modalidad permanece vigente, pero hoy los investigadores ya advierten sobre una variante perfeccionada de este tipo de robos en los que ya no interviene ningún solidario dispuesto a ayudar, por lo que no se rompe la intimidad en ningún momento y las presas caen más fácil. Hoy los pescadores ya no son más ubicados en la ranura de la tarjeta, sino que han cambiado su tamaño y son instalados en la ranura por donde sale el dinero. Así las cosas, la víctima entra al cajero, inserta la tarjeta, luego digita el código y decide cuanto dinero quiere extraer. Pero cuando la pantalla le indica que ya puede retirar los billetes, en esa ranura no hay ningún billete. Por lo general, la víctima –sin extraer la tarjeta- repite la operación, aunque nuevamente no ve que salga el dinero. Al igual que en la anterior versión, por lo general actúan sábado y domingo, por lo que las entidades financieras tampoco tienen sus puertas abiertas y la víctima se retira creyendo que es el cajero que se ha quedado sin dinero. Y es en ese momento cuando el estafador –que se encuentra observando los movimientos oculto en las inmediaciones- entra a los cajeros y, tras retirar el artefacto, de la verdadera ranura se lleva los billetes.

Cómo actuar
Daniela Chaler, fiscal de Capital, recomendó a los usuarios de los cajeros automáticos que cuando experimente alguna de estas situaciones, no abandonen el cajero automático, sino que del aviso al 911 y que, cuando la policía llegue, se le explique bien la situación. Los uniformados derivarán el caso al área de Delitos Económicos y serán ellos quienes intervengan.
Opiniones (3)
20 de octubre de 2017 | 02:34
4
ERROR
20 de octubre de 2017 | 02:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MUCHACHOS, A AVIVARSE. SAQUEN $10 PRIMERO, SI NO SALE, O NO HAY GUITA O LLAMEN AL 911 Y NO SE VAYAN !! SI SE VAN Y VIENE EL PESQUERO SOLO SE LLEVA 10 GAMBAS Y NO 1 o 2 LUCAS SALUDOS
    3
  2. Yo he visto las filmaciones de los cajeros, la calidad del video es muy baja, como mucho se puede ver si es hombre o mujer quien está al frente del cajero, pero no se distinguen bien los rasgos. En otras palabras, no sirve para nada!
    2
  3. No es que los cajeros automáticos constan de una camara de video que registra cualquier movimiento del mismo, para en el caso de un siniestro, se reconozca a la victima y al victimario? ¿No es que solamente se puede retirar del cajero automatico solamente mil pesos? Pregunto porque la nota reza que le delincuente actúa con total tranquilidad ante la desesperada victima, y supuestamente esta siendo filmado, y por otro lado, la misma nota dice que el chorro va de cajero en cajero retirando lo mas que pueda de cada uno. Eso me parece que era antes.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México