Brutal agresión a golpes y piedrazos contra un policía y su familia

Como consecuencia de la agresión -motivada en un intento de robo- el policía y su esposa resultaron heridos al intentar repeler el ataque. Según fuentes policiales, los agresores serían vecinos del barrio platense de San Carlos, contrariados ante el hecho de que Sánchez sea integrante de la fuerza de seguridad.

Una casa del barrio platense de San Carlos, donde viven un policía y su familia, fue violentamente atacada por un grupo de entre 30 y 40 personas, que arrojó piedras y objetos contundentes contra el frente del domicilio y finalmente logró entrar, causando serios destrozos.

Como consecuencia de la agresión -motivada en un intento de robo- el policía y su esposa resultaron heridos al intentar repeler el ataque, según se informó.

Además, según denunció el propio policía, en un momento los agresores lo sacaron hacia el frente de la casa e intentaron ahogarlo en una zanja, aunque su esposa lo rescató.

El episodio se produjo ayer por la madrugada, en la casa donde vive Jorge Sánchez, sargento en la comisaría tercera de Los Hornos, junto a su mujer y sus dos hijos, de 6 y 7 años de edad.

"Nosotros nunca le hicimos nada nadie, todavía no entendemos qué fue lo que pasó", expresó con lágrimas en los ojos Mariel Acuña, esposa del agente, en declaraciones citadas por el diario El Día de esta ciudad.

Según el relato del policía, una "lluvia de piedras" cayó sobre su casa ubicada en la esquina de las calles 35 y 153, rompiendo todas las ventanas y dañando considerablemente el frente.

Sánchez explicó que su primera reacción ante el ataque fue preservar a sus dos hijos de los proyectiles, que no dejaban de entrar a través de los vidrios rotos. Mientras tanto, su esposa, con la espalda apoyada contra la puerta, intentaba impedir el ingreso de los agresores al lugar.

Los moradores no tardaron en ceder ante la presión de la cantidad de atacantes que, al entrar, empezaron a revolver desesperadamente todas las dependencias, en busca del botín. "Estaban por todos lados", contó Sánchez, quien fue brutalmente golpeado por los delincuentes, cuando intentaba impedir el robo.  

Seis personas entraron en la casa, el resto permaneció afuera y otros tantos empezaron a saltar en los techos, rompiendo tirantes y haciendo ceder la estructura de la vivienda, manifestaron los damnificados.

Por lo que pudieron aportar las fuentes, los delincuentes quisieron sustraer un radiograbador, un lavarropas y un televisor, pero no lo lograron, debido a la resistencia opuesta por los propietarios.

En medio del caos, entre los golpes y los gritos, un grupo de atacantes llevó al dueño de la casa hasta la calle, donde intentaron ahogarlo en una zanja. "Los vamos a echar, no queremos policías", esgrimían los atacantes, mientras sometían a Sánchez a tal tortura, según su propio relato.
  
Quien pudo sacarlo de aquella situación, fue Acuña, quien se avalanzó sobre los agresores y así logró que lo soltaran.

En ese momento, todos los vándalos comenzaron a retirarse, según dejaron trascender las fuentes, ante el rumor de que algún vecino había dado aviso a la Policía.

Mientras se retiraban, no dejaron de proferir reiteradas amenazas a la familia, dejando en claro que no los querían allí, remarcó Acuña.

Del ataque, Sánchez resultó con lesiones en varios sectores del rostro, mientras que su esposa presentó heridas en la cabeza y una pierna, secuelas de la hora de terror que les tocó vivir.

"Acá hace falta más policía, más patrullaje", manifestó el damnificado después del hecho.

Según fuentes policiales, los agresores serían vecinos del barrio, contrariados ante el hecho de que Sánchez sea integrante de la fuerza de seguridad.
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 04:06
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 04:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia