Deportes

Polonia aplica modelo inglés para erradicar la violencia en el fútbol

Las autoridades polacas se preparan para organizar junto a Ucrania la Eurocopa 2012 y ya enviaron al Parlamento un proyecto de ley que establece penas de prisión efectiva para quienes provoquen hechos de violencia en un estadio de fútbol.

Las autoridades de Polonia, país co-anfitrión de la Eurocopa 2012 junto a Ucrania, pretenden luchar contra la violencia en el fútbol a imagen y semejanza de lo realizado en Gran Bretaña en la década de los ochenta, para combatir el flagelo de los hooligans.

Según dijo hoy en Varsovia el ministro del Interior polaco, Grzegorz Schetyna, la determinación y la eficacia exhibidas por el gobierno de la entonces primera ministra Margaret Thatcher en su lucha contra los hooligans es un ejemplo para él.

Schetyna presentó un proyecto de ley para la seguridad en espectáculos de masas, que será despachado por el gobierno la semana próxima y tratado luego por el Parlamento polaco.

A fines de la semana próxima, la Unión Europea del Fútbol Asociado (UEFA) decidirá si a pesar de los problemas existentes a nivel de organización la ronda final de la Eurocopa 2012 se realizará en Polonia y Ucrania, de acuerdo a lo programado.

Para el vicejefe de gobierno, la clave en el combate de la violencia en el fútbol es dejar a los hooligans fuera de los estadios. En su proyecto de ley figura la prohibición de asistir a espectáculos deportivos por hasta seis años para los hinchas que tengan un comportamiento violento.

La propuesta de Schetyna es que esos hinchas tengan que presentarse ante una sede policial a la hora de comienzo y hasta el fin de los partidos. Además, se debería implementar un sistema de control efectivo para impedir que los violentos lleguen a las gradas de los estadios.

El ministro del Interior pretende que la invasión al campo de juego sea penalizada con hasta tres años de prisión. El proyecto de ley prevé además importantes aumentos de las multas en dinero. Además, Schetyna aseguró a la Policía que su accionar contará con el pleno respaldo del gobierno.

Hace dos semanas, antes del comienzo de un partido en Varsovia, fueron detenidos 741 hooligans, lo cual evitó que se produjeran disturbios entre los dos bandos en pugna. La medida policial fue criticada por la oposición al gobierno polaco por considerarla desproporcionada.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|06:44
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|06:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic