Deportes

Emmanuel Culio, desde el anonimato a héroe en Rumania

Con muy pocas esperanzas, en su adolescencia, de jugar alguna vez en Primera División, hoy el argentino del CFR Cluj fue recibido en Rumania como un héroe por sus goles en la Champions.

Después de su doblete en la primera victoria de los rumanos del CFR Cluj en Liga de Campeones, el argentino Juan Emmanuel Culio saborea a sus 25 años un estatus de héroe que no habría imaginado ni en sus mejores sueños.

Aficionado al fútbol como todos los argentinos, Culio tuvo que poner sus ambiciones entre paréntesis, obligado de adolescente a trabajar en la construcción para satisfacer las necesidades de una familia pobre de Mercedes, una aldea a 100 km de Buenos Aires.

"Eramos cinco hermanos en casa y la vida era difícil. Por eso tuve que trabajar desde los 13 años", recuerda el argentino en una entrevista en la Gazeta Sporturilor.

Su pasión por el fútbol seguía intacta, pero a medida que pasaban los años, Culio dudaba de un futuro profesional.

"Todos los días después del trabajo, jugaba a las afueras de la ciudad", cuenta. "Pero no había dinero para ir a la capital, donde están los clubes formadores de jóvenes. Me resigné a la idea de que nunca sería un futbolista profesional".

Hasta ese partido entre amigos en el que uno de los pocos espectadores le pide que juegue con su equipo: "Entonces tenía 19 años y acepté inmediatamente. Y dos días después, jugaba en tercera división con los colores del Deportivo Flandria".

Después de dos temporadas en el Flandria, el zurdo argentino subió un peldaño con su traspaso a Almagro, donde estuvo una temporada antes de acceder a la elite con Independiente. Pero la experiencia se tradujo en una única aparición en una temporada.

Entonces se le presentó la ocasión de un exilio en dirección del club chileno de La Serena. Y allí fue descubierto en 2007 por el presidente del CFR Cluj, que había viajado para fichar un delantero pero fue convencido por el descaro del medio argentino.

"No conocía nada de esta parte del mundo y confieso que tuve mis dudas. Pero ahora, pienso que es la mejor decisión de mi carrera", explica el centrocampista de 1,76 m por 75 kg.

Su visión de juego, a falta de gol (sólo uno desde su llegada), le permitió ser elegido el mejor asistente del campeonato 2007-08  que el Cluj ganó por la primera vez en su historia, por delante de los grandes de la capital, Steaua, Dinamo y Rapid.

Quedaba el descubrimiento de la élite europea. Y con dos disparos fatídicos para la AS Roma, Culio se convirtió en el mejor jugador del partido. Con una invitación a la nacionalización para jugar en el equipo de Rumanía como premio.
¿Qué sentís?
100%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|15:02
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|15:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016