Deportes

Juego Paralímpicos: un "hito" y una oportunidad de cambio para China

Comparando Olímpicos y Paralímpicos, China había prometido ofrecer "dos Juegos de igual esplendor". Para el titular del Comité Paralímpico Internacional, Philip Craven, el objetivo fue alcanzado.

Como hizo en los Juegos Olímpicos durante agosto, China puso un nuevo punto de referencia organizando los más grandes Juegos Paralímpicos en sus 60 años de historia y, como condimento extra, logró cambiar la percepción de muchos de sus ciudadanos sobre los discapacitados.

Las sedes, el apoyo incondicional y de primera clase a los deportistas y el récord de presencia de espectadores cosecharon los elogios encendidos de los más de 4.000 atletas que tomaron parte de la gran fiesta deportiva mundial que tiene la comunidad de discapacitados.

Lo vivido en la capital china dejó atónitos a muchos, como al ciclista alemán Michael Teuber, ganador de un oro, que habló de "una dimensión diferente" para los Paralímpicos y de "un hito" para el deporte.

Como beneficio paralelo, el gasto extraordinario que se realizó en la variante para discapacitados dio sus frutos al dominar los locales ampliamente el medallero, además de servir para que el Partido Comunista chino pudiese continuar con su campaña de lavado de imagen de cara al mundo.

Pero después de haberse extinguido la llama olímpica hoy tras diez días de competencia, el escepticismo permanece en la cabeza de muchos.

China tiene unos 83 millones de personas con alguna minusvalía, pero todavía apenas se los puede ver por las calles. No es sólo por la falta de facilidades en los accesos públicos sino también porque la sociedad todavía no consigue aceptarlos del todo.

"Para los chinos, a menudo los discapacitados no son tenidos en cuenta como personas normales. Los tratamos con simpatía pero no como iguales", dice Hai Ying, una profesora local, que entiende que hay un antes y un después de los Juegos.

"En mi familia cambiamos fuertemente nuestro punto de vista sobre los discapacitados mientras veíamos las pruebas por televisión. Al comienzo pensábamos cuán feo era dejar a esta pobre gente competir, pero pronto nos dimos cuenta que ellos no querían nuestra lástima sino que querían conseguir algo y ser tratados como normales".

La visión de que los Paralímpicos sirvieron para cambiar algo en la actitud de los chinos hacia los discapacitados la corroboran editoriales como la del "China Daily": "Si los Juegos Olímpicos hicieron al mundo entender mejor a China, los Paralímpicos lograron que los chinos entendieran mejor la calidad de la lucha de los disminuidos físicos".

A pesar de las palabras, todavía hay dudas razonables acerca de la labor educativa de los Juegos. Como país en franco desarrollo que es, China todavía tiene un largo camino que recorrer para mejorar sus servicios y facilidades en general para quienes no tienen plenas facultades.

Cao Limin, subdirector de la Federación China de Personas Discapacitadas, admite que su país está en la "fase de ayuda" pero que todavía no fue capaz de crear el contexto "para permitir a los discapacitados a tomar parte de la vida social y contribuir a la sociedad".
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|21:39
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|21:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016