Deportes

Barcelona debutó sufriendo en la Champions League

Cuando parecía que Barça tenía el partido controlado, ganándolo dos a cero, el Sporting descontó y se le fue encima. A tres minutos del final, Sabih le dio la victoria a los Azulgranas.

El Barcelona corrigió hoy la mala dinámica de resultados y venció por 3-1 al Sporting de Portugal en el primer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones de Europa, un triunfo conseguido con más sufrimiento de lo esperado.

El Barcelona se adelantó en la primera parte con un gol de Rafael Márquez y Samuel Eto'o amplió el marcador con un penal anotado a los 60 minutos. Tonel acortó distancias, pero Xavi sentenció a tres minutos del final.

El partido era para el Barcelona más peligroso de lo presumido, especialmente por la mala racha en la que estaba sumergido. Un solo punto en dos partidos de Liga es para preocupar a cualquiera. La respuesta del equipo catalán se quedó a medias: ganó, pero mantiene dudas.

El Barcelona salió muy fuerte, con la línea de presión muy adelantada, y con todos los futbolistas muy enchufados. Guardiola aparcó por un día los "experimentos" y puso en el campo a lo mejor que tenía, incluyendo el "tridente" formado por Lionel Messi, Samuel Eto'o y Thierry Henry. A éste último se le notó más activo que de costumbre.

El Sporting de Portugal se acobardó muy pronto y no encontraba ideas útiles para salvar la gran presión rival. El Barcelona robaba muy arriba y se desplegaba con mucho peligro, con variantes por ambas bandas.

Las ocasiones llegaban casi solas, con disparos de Andrés Iniesta, Henry, Messi y demás en apenas 15 minutos. De nuevo, aparecía la falta de puntería.

Pero la estrategia acudió al rescate del Barcelona, que abrió el marcador a los 21 minutos, con un saque de esquina. El mexicano Rafael Márquez amagó con irse al primer palo y se alejó de éste, para quedarse libre de marca y cabecear con precisión al palo derecho de Rui Patricio. Márquez sigue siendo fundamental en este equipo, tanto en ataque como en defensa.

El gol relajó algo la efervescencia del Barcelona, que dio un pequeño paso atrás. Nada inquietante, pues al Sporting de Portugal apenas le duraba el balón en los pies. Tres pases seguidos era la mejor marca del conjunto portugués.

La primera parte se cerró con el protagonismo de Henry, que apareció con ganas de reivindicar su categoría después de tantas críticas recibidas. Aunque no encontró el premio del gol, su participación fue más notable que las de Eto'o o Messi, por ejemplo.

El Barcelona abrió la segunda parte con la misma tónica, algo más relajado de lo exigible. Sin embargo, esta actitud tampoco se vio traducida en peligro del rival, que demostró muy pocas cosas en su visita al Camp Nou.

La estrechez del marcador invitaba a la incertidumbre, pero el Barcelona despejó alguna duda a los 60 minutos. Xavi centró al área y Tonel desplazó ligeramente a Eto'o, provocando el penal. El camerunés pidió el lanzamiento, Messi se lo cedió y el africano marcó.

Eto'o necesitaba un gol, aunque fuera de penal, después de un arranque de temporada bastante discreto. Lo celebró con la grada, como si fuera el tanto más importante de su vida.

El encuentro parecía sentenciado cuando todavía quedaban 30 minutos, pero la emoción volvió a 18 minutos del final. El Sporting lanzó una falta lateral, la defensa azulgrana erró en bloque y Tonel entró solo para rematar a un metro de la portería. La inquietud se apoderaba del Camp Nou.

El único recurso del Sporting estaba en mandar balones largos, a ver si los delanteros pescaban algo. El Barcelona parecía inquieto, pero Xavi acudió al rescate para sentenciar en el tramo final.

La hinchada del Camp Nou celebró el final del encuentro con indisimulado alivio. El Barcelona comienza la Liga de Campeones con triunfo, pero su autoridad sigue bajo sospecha.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:05
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes