¿Cómo impacta en nuestro cuerpo el ejercicio y la dieta?

La composición corporal es indispensable para comprender cómo la dieta y la actividad física impactan en nuestro cuerpo. Sanos pero ¿la composición de nuestro cuerno expresa lo mismo?

 El estudio de la composición corporal es un aspecto importante del estado nutricional ya que permite cuantificar por separado el hueso, la grasa y el tejido magro (muscular), y sus proporciones. De esta manera, se pueden detectar y corregir problemas nutricionales.

"Al poder medir los distintos compartimentos corporales podemos observar los cambios que sufren en relación a factores muy influyentes como nuestra alimentación y estilo de vida. Por ejemplo, en el sobrepeso y la obesidad, existe un exceso de masa grasa o, por el contrario, en la desnutrición tanto la masa grasa como la masa muscular podrían verse sustancialmente disminuidas", puntualiza la Dra. Vanesa Longobardi, especialista en Endocrinología del IDIM, institución especializada en endocrinología.

Elepitica


Existen distintos métodos que evalúan la composición corporal. La densitometría es la más utilizada en la práctica clínica "debido a su técnica segura, precisa y no invasiva", explican en IDIM. Este método, ampliamente utilizado para el diagnóstico de la Osteoporosis, posee "gran exactitud, precisión y sensibilidad para cuantificar la masa ósea, la masa grasa y la masa magra o muscular. El informe otorga detalles sobre cantidades y porcentajes de los distintos tejidos en las distintas partes del cuerpo (tronco, brazos, piernas)".

Imagen composicion densitometria contextura Longobardi CLAIMA20161003 0202 17

Imagen del estudio de composición corporal por densitometría. "En esta imagen vemos cómo un cuerpo puede verse flaco en su contextura pero tener poco músculo y mayor cantidad de grasa, es por ello que el estudio de composición corporal por densitometría es de gran valor en la práctica clínica", describe Longobardi.

La técnica es simple: se realiza con el paciente acostado en una camilla y demora pocos minutos. Si bien la dosis de radiación es extremadamente baja, al usar rayos X, no puede realizarse en mujeres embarazadas, siendo esta su única contraindicación.

"Resulta muy importante incorporar el estudio de composición corporal para un mejor abordaje de la salud, y un posterior seguimiento de las medidas nutricionales y terapéuticas implementadas, como pueden ser pacientes con sobrepeso, obesidad, trastornos alimentarios, deportistas, adultos mayores con caídas frecuentes en los que se sospeche depleción del tejido muscular, entre otras patologías", cuenta Longobardi.

No todo es bajar de peso

El tejido muscular es el tejido que más rápidamente perdemos con el paso del tiempo. Tiene una característica especial: es flexible. Esto significa que se gana de manera relativamente fácil al hacer ejercicio pero como contraparte, se pierde también si no lo hacemos.

"Nuestro tejido muscular es un tesoro. Poseer una buena masa muscular permite una vejez mucho más saludable. Por eso debemos cuidarlo. Ojo con las dietas desequilibradas que generan descenso rápido del peso corporal pero a expensas de pérdida de masa muscular", sostiene la Dra. María Belén Zanchetta, coordinadora médica de IDIM.

"La evaluación de la composición corporal permite conocer cuánto tejido graso perdemos cuando hacemos un tratamiento para adelgazar. Combinando actividad física adecuada con alimentación saludable podemos realizar una verdadera transformación corporal. El objetivo de tratamiento de todo paciente con sobrepeso y obesidad en última instancia debería consistir no tanto en descender de peso como en disminuir el tejido graso y aumentar el tejido muscular, mejorando la composición corporal".

Asics 1

Fuente: Dra. Vanesa Longobardi / Clarin

Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 00:26
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 00:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"