Víctima de violación reconoce a agresor en rueda de reconocimiento

El acusado es Alejandro Villarrubia, de 27 años, quien al momento de ser indagado reconoció ser el autor de los hechos, aunque explicó que lo hizo "bajo el efecto de la droga" y pidió a los jueces del tribunal que le den "una mano. "Si ustedes me ayudan yo voy a cambiar", dijo al declarar en el juicio.

Un joven procesado por violaciones, abusos sexuales y robos con arma reiterados fue reconocido por una de sus víctimas en una rueda de personas ordenada por el Tribunal Oral en lo Criminal Dos (TOC 2), a cargo del juicio que se le lleva adelante por esos hechos.

Las otras cinco presuntas víctimas habían cumplido el mismo trámite y con idéntico resultado, durante la etapa de instrucción previa al juicio oral y público que se realiza en la sala de audiencias del TOC 2, en el sexto piso del Palacio de Tribunales.

Tras completar esa y otras medidas de pruebas, como declaraciones testimoniales, el tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo jueves, cuando tiene previsto escuchar las "últimas palabras" de los procesados y los alegatos, para luego dictar el veredicto.

El acusado es Alejandro Villarrubia, de 27 años, quien al momento de ser indagado reconoció ser el autor de los hechos, aunque explicó que lo hizo "bajo el efecto de la droga" y pidió a los jueces del tribunal que le den "una mano.

"Si ustedes me ayudan yo voy a cambiar", dijo al declarar en el juicio.

El "modus operandi" de Villarrubia, según la acusación, consistía en despojar a sus víctimas de su pertenencias, como dinero, anillos, teléfonos celulares y, tras amenazarlas con un cuchillo que les ponía en la garganta, le planteaba la alternativa: "la vida o el cuerpo".

Junto con Villarrubia, que es reincidente, es juzgado Fabián Héctor Galarza, de 22 años, quien admitió haber participado de alguno de los robos pero, en cambio, negó haber actuado en los abusos sexuales.

Los hechos investigados se registraron entre el 16 de diciembre de 2006 y el 2 de enero de 2007, los dos primeros cerca de la estación de ferrocarril Villa Urquiza, apenas con dos horas de diferencia.

En esos casos Villarrubia habría obligado a sus víctimas a practicarles sexo oral y las violó por vía anal y vaginal.

El presunto violador se jactaba luego frente a Galarza de ser el autor del hecho que días después apareció reflejado en un diario vespertino con distribución en esta capital.

El tercer episodio que se atribuye a Villarrubia tuvo lugar el 27 de diciembre de 2006, en Victorica y Ballivian, del mismo barrio, cuando, tras robarle dinero y otros efectos personales, habría abusado de una mujer a la que previamente redujo con un cuchillo tipo "tramontina", el arma que usaba para sus propósitos.

Los últimos dos hechos, con tres víctimas, se registraron el 31 de diciembre de 2006, cuando fue violada una joven en un cabina telefónica, y el 2 de enero de 2007, cuando fueron abusadas dos mujeres en proximidades de la estación Carranza del Subte D.

El TOC 2 está presidido por Fernando Larraín, e integrado por los magistrados Hugo Boano y Silvia Ramona, mientras que el rol acusador está a cargo del fiscal Alejandro Alagia, y los procesados son asistidos por defensores oficiales.
Opiniones (1)
14 de diciembre de 2017 | 02:14
2
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 02:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A todos los violadores de mendoza poner fotos de ellos para estar atentos y asi nos prevenimos de esa gentuza. No puede ser que tengamos de vecino o entre familiares a un VIOLADOR.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho