En primera persona, Luis le responde al Verbo Encarnado

El hombre que fue abusado cuando era solo un niño en el Instituto del Verbo Encarnado responde al comunicado de la institución.

Luis denunció a través de este medio haber sufrido abusos durante su estadía en uno de los seminarios del Instituto del Verbo Encarnado.

Si bien desde esa organización enviaron un comunicado oficial, la víctima respondió con una dura carta:

 Estimados Sres. de MDZ:

Con enorme sorpresa y dolor para mi alma he recibido en el día de ayer la noticia de un Comunicado oficial que las autoridades del Instituto del Verbo Encarnado emitieron acerca del caso de un abuso sexual sufrido por mí cuando era apenas un niño en el Seminario Menor de esa institución (año 1997).

Y digo que lo he recibido con sorpresa porque, nuevamente y cínicamente, se miente:

- Es verdad que, como se dice allí, el proceso actualmente está en manos de la Santa Sede, pero jamás estaría allí si yo mismo no hubiese denunciado el año pasado esta aberración que trajo graves consecuencias a mi sacerdocio. ¿O acaso estaban esperando que prescribiera el delito?

- Se dice allí que comprenden y acompañan mi dolor, pero lamentablemente jamás se me pidió perdón (en este comunicado tampoco se hace) ni se me dieron los medios psicológicos, espirituales y materiales para poder llevar adelante esta pesada cruz. Recién ahora, con la ayuda de mi familia y de Mons. Taussig (obispo de San Rafael) pude salir poco a poco adelante y, gracias a Dios, conservar la Fe sin resentimientos.

- También se señala allí que el P. Carlos Buela ni en este caso ni en ningún caso de abuso de menores, tiene nada que ver; y es verdad, pero es una verdad a medias: no se conocen hasta el momento denuncias de víctimas menores del fundador del IVE, pero sí más de una docena de casos con adultos absolutamente vulnerables (por haber sido sus súbditos, dirigidos espirituales, etc.) por los cuales fue castigado por la Santa Sede, aunque hoy algunos superiores del IVE aún lo nieguen al público.

- Por último, se señala también que el IVE desea optimizar cada vez más las normas y los procedimientos adoptados por la Santa Sede para prevenir y juzgar estos casos y proteger a todos los menores y adultos vulnerables de crímenes tan aberrantes; pues esto no es así. A quienes han denunciado los casos de abuso o acoso sexual de parte del Padre Buela, se los ha tildado de murmuradores, calumniadores, rompedores de la paz, obsesionados, traidores, etc.; hasta se ha ido contra algunas de las familias de las víctimas causándoles daños irreparables en la fama, en el honor y hasta en los bienes, dejando sin trabajo incluso a los que no se encontraban alineados. ¿Eso es proteger o atacar a esos adultos vulnerables? 

El IVE claramente maneja un modus operandi que resulta nefasto para estos casos: hay que cuidar la imagen de la institución a toda costa y, sobre todo, la del fundador. ¿Acaso no hemos aprendido nada del caso Maciel? Se prioriza la estructura por sobre la persona; se oculta la información; se apela a la obediencia para callar a los súbditos; se dicen medias verdades y se utiliza la restricción mental incorrectamente, al punto de mentir. No hay que levantar revuelo- se dice Y me pregunto: ¿si lo hicieron con el P. Buela, por qué no lo harían con el resto de los casos como el que sufrí?

De haberse puesto todos los medios, yo no estaría escribiendo esto, ni varios de los jóvenes sacerdotes abusados por el P. Buela, hubiesen abandonado el IVE o el sacerdocio.

Esperando que se haga justicia, aquí abajo y allá Arriba, espero que se publique este texto a modo de descargo y en aras de la verdad.

Luis

Opiniones (5)
26 de septiembre de 2017 | 19:01
6
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 19:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Aca abajo y bien sobre la TIERRA deben ser juzgados y pagar hasta la ultima moneda ...que vendria siendo :pagar por todos y cada una de las aberraciones cometidas
    5
  2. Luis, ojala tu testimonio y tu dolor sirva para que otros tomem coraje y comiencen a escuchrse otras voces...para que se revelen los mecanismos perversos de los perversos, como manipulan las conciencias y abusan de los cuerpos... ahora todos se razgan las vestiduras....mientras tanto te hicieron parir en el obispàdo de San Rafael...tanto el obispo Taussig, el Canciller, el impresentable vocero de doble apellido que ahora se lava su apariencia y su conciencia en un pasquin dando catedra sobre los males de la pedofilia...todos en ese obispado fueron y son complices del delito que cometieron con vos, como con otros más....en Seminario Menor de Paraná,el perfecto de disciplina Justo José Ilarraz abuso de más de 20 seminaristas menores...otros hablan de 50...los testimonios recibidos por la Jueza Susana Firpo -que lleva la causa- son 40....todo se ocultaba y encrubria tanto por el Cardenal Karlic como por los arzobispos Mario Maulión y Juan Puiggari...hasta que la fuerza de la verdad pudo contra la falasia y la perversidad...comenzaron a salir testimonios como hongos por todos lados...¿cuantos casos de abuso serán los del IVE?... ¿cuantos casos? ...la mitad de sus sacerdotes abandona el instituto, otros el sacerdocio....otro tanto pasa con las monjas....¿ que raro?... ¿ no? Si como obispo uno es verdadero pastor y un hombre de Dios, si se obstenta el lema de "padre y hermano" ...lo primero que hay que hacer es denunciar penalmente estos delitos, ser el abanderado de la justicia porque sin ella no hay caridad posible...de no ser asi...algo turbio siempre hay entre manos..."amigio...yo mate a una persona y necesito que me ayudes a esconder su cadaver...si tu eres un verdadero amigo...ayudame a ocultarlo".....
    4
  3. Luis, ojala tu testimonio y tu dolor sirva para que otros tomem coraje y comiencen a escuchrse otras voces...para que se revelen los mecanismos perversos de los perversos, como manipulan las conciencias y abusan de los cuerpos... ahora todos se razgan las vestiduras....mientras tanto te hicieron parir en el obispàdo de San Rafael...tanto el obispo Taussig, el Canciller, el impresentable vocero de doble apellido que ahora se lava su apariencia y su conciencia en un pasquin dando catedra sobre los males de la pedofilia...todos en ese obispado fueron y son complices del delito que cometieron con vos, como con otros más....en Seminario Menor de Paraná,el perfecto de disciplina Justo José Ilarraz abuso de más de 20 seminaristas menores...otros hablan de 50...los testimonios recibidos por la Jueza Susana Firpo -que lleva la causa- son 40....todo se ocultaba y encrubria tanto por el Cardenal Karlic como por los arzobispos Mario Maulión y Juan Puiggari...hasta que la fuerza de la verdad pudo contra la falasia y la perversidad...comenzaron a salir testimonios como hongos por todos lados...¿cuantos casos de abuso serán los del IVE?... ¿cuantos casos? ...la mitad de sus sacerdotes abandona el instituto, otros el sacerdocio....otro tanto pasa con las monjas....¿ que raro?... ¿ no? Si como obispo uno es verdadero pastor y un hombre de Dios, si se obstenta el lema de "padre y hermano" ...lo primero que hay que hacer es denunciar penalmente estos delitos, ser el abanderado de la justicia porque sin ella no hay caridad posible...de no ser asi...algo turbio siempre hay entre manos..."amigio...yo mate a una persona y necesito que me ayudes a esconder su cadaver...si tu eres un verdadero amigo...ayudame a ocultarlo".....
    3
  4. Luisl mucho te creemos.....paz y fuerza....que nada se oculta tras la luz
    2
  5. Que buena nota Luis, y tu valentía de seguir adelante. Pero lamentamente la honestidad es algo bastante raro en estos tiempos, y NADIE RECONOCE NADA. Valga como ejemplo el caso del Fiscal Dalesandra que embarazó a empleada, pretendió abortara, y ni nacido el niño lo reconoció hasta que tras el adn se confirmó su paternidad. Todo fue camino cuesta arriba para la empleada judicial, y hasta fiscal y su esposa la demandaron, y los juicios los tramita la misma corpo que trato y trata de silenciar todo.
    1
En Imágenes
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
26 de Septiembre de 2017
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María