Impulsan el proyecto para cambiar el nombre del barrio "Wil-Ri"

En un sitio en Internet se están juntando firmas para adherir a esta iniciativa. Mientras tanto, en el barrio mencionado, los vecinos tienen diferentes posturas sobre el tema. El objetivo que se persigue con esta iniciativa, es darle otra denominación a un barrio que se construyó sobre terrenos que represores expropiaron a desaparecidos durante la última dictadura militar.

“Yo no tengo problemas en que todos los carteles de las calles lleven una inscripción alegórica. Pero me da cosa mi dirección sea ‘30 mil desparecidos’. Es cierto y es entendible que se quieran borrar las marcas del pasado. Pero lo bueno sería explicar que los nombres ‘Honor’, ‘Justicia’ o ‘Equidad’ son valores que quienes se apropiaron de estos terrenos no tuvieron”, comentó Juan Castillo, vecino del barrio que actualmente se llama Wil-Ri y por el cual existe un proyecto de ley que busca cambiar su denominación (a "Casa Grande")  y el nombre de las calles.

La historia de ese barrio de Chacras de Coria es conocida. Fue construido sobre terrenos que fueron expropiados ilegalmente por los integrantes de un grupo de tareas que en el año 1977 secuestraron, torturaron y desaparecieron a sus verdaderos titulares, Victorio Cerutti, Conrado Gómez, Omar Raúl Masera y Horacio Palma.

Hoy, son los familiares de las víctimas de la última dictadura militar quienes reclaman una reivindicación histórica. Buscan que, de alguna manera, esa zona de Luján se convierta en un espacio de memoria. Y esa propuesta también incluye la instalación de un Centro Cultural y de la Memoria en la casa ubicada en Viamonte al 5329, declara patrimonio histórico.

La idea comenzó con una carta enviada en 2006 al por entonces presidente Néstor Kirchner. La respuesta fue positiva e inmediatamente tomó intervención la Secretaría de Derechos Humanos. De ahí en más, se llevaron a cabo los pasos necesarios para que el proyecto prospere, y hasta la Municipalidad de Luján participa en la iniciativa.

Sin embargo, para los vecinos no es un tema fácil. Aseguran que tendrán problemas con la correspondencia y que, la mayoría de quienes viven en ese sitio, desconocen el origen del nombre del barrio. “Wil-Ri” hace alusión a los nombres falsos de los torturadores de la ESMA que participaron del secuestro de los viejos propietarios.

La mayoría se mostró de acuerdo con establecer un espacio para la memoria, y hasta les pareció atinado, en todo caso, cambiar el nombre del barrio, pero no de las calles. “De última, gracias la Justicia, la Equidad y el Honor hoy podemos saber la verdad”, comentaron.

En el sitio en Internet http://www.barriocasagrande.org/ se puede ingresar para adherir al proyecto y sumar firmas en un listado que será llevado al Senado provincial.

Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 01:12
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 01:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. podrian honrarlos manteniendo las calles en lugar de cambiar el nombre ¿no?
    2
  2. "represores apropiaron a desaparecidos durante la última dictadura militar" más bien sería: represores expropiaron a desaparecidos... o a lo sumo que represores se apropiaron de desaparecidos...
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial