Finde largo en Argentina: muchos turistas, pocas ventas

Un informe de la CAME advierte que si bien la cantidad de personas que viajaron en estas fechas es similar al año pasado, las ventas de productos cayeron un 5%.

En el séptimo fin de semana largo del año, unas 940 mil personas viajaron por la Argentina, una cifra similar a la del año pasado, pero las ventas cayeron un 5% en la misma comparación, con un gasto total de 1.734 millones de pesos, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"A pesar del clima y las mayores dificultades financieras, viajó igual cantidad de gente que en el mismo fin de semana de 2015, aunque hubo un declive en el comercio vinculado al sector", consideró la CAME en su informe reproducido por la agencia Noticias Argentinas. 

Según el habitual sondeo de la entidad empresarial, el gasto medio diario del fin de semana se ubicó en $615 por turista y la estadía promedió los 3 días. La mayor parte de los turistas que viajó lo hizo por ocio, esparcimiento o para participar en algún evento deportivo, cultural, gastronómico o profesional y muchas familias aprovecharon el fin de semana para realizar las reservas de alojamiento para el verano. 

Aunque más gente viajó, según el relevamiento de ventas realizado en 40 ciudades del país, los comercios y prestadores de servicios vinculados al turismo de las localidades receptivas reportaron, en promedio, una caída de 5% en las ventas (medidas en cantidades) frente al mismo fin de semana del año pasado. 

"La baja es bastante suave en relación a cómo vienen las ventas minoristas. Ayudaron las promociones lanzadas principalmente por las cabañas y hoteles", indicaron desde la entidad pyme. 

En lo que va de 2016, ya hubo 7 fines de semanas largos (carnaval, Semana Santa, Día de la Bandera, Día de la Independencia, homenaje a San Martín, Diversidad Cultural y Soberanía Nacional) donde viajaron 8,4 millones de turistas con pernocte y generaron un movimiento financiero directo de 15.269 millones en las economías regionales. 

Para la CAME, "el séptimo fin de semana largo del año dejó un buen balance en cuanto a la cantidad de turistas que a pesar de los pronósticos climáticos inestables y de las dificultades económicas, salieron a recorrer el país". "Hubo mucho turismo buscando reservas para el verano, especialmente en la costa argentina, donde las familias salieron en busca de mejores precios que los ofrecidos a la distancia", agregó la entidad que conduce Osvaldo Cornide. 

Casi la mitad de los turistas se concentraron en la Provincia de Buenos Aires, seguida por Córdoba y el resto se dispersó por Entre Ríos, Mendoza, Salta, Tucumán, Misiones, Santiago del Estero o la Patagonia, aunque en mayor o menor medida, todas las provincias recibieron visitantes durante el fin de semana. 

Pero más allá de las buenas expectativas, las familias fueron muy prudentes en sus decisiones de gastos y por eso las ventas se mantuvieron en promedio 5% por debajo del mismo fin de semana del año pasado (medidas en cantidades). 

Una modalidad de turismo que viene ganando importancia son los excursionistas, que van a pasar el día a ciudades cercanas (generalmente, no más de 150 kilómetros), que también generan gastos y movilizan a las economías regionales. Se estima que entre traslado, comida y demás gastos cada excursionista desembolsó un promedio de $200, dependiendo la d distancia y el motivo del viaje. 

En la Provincia de Buenos Aires el fin de semana fue positivo a pesar del clima fresco e inestable del sábado, pero las ventas vinculadas al turismo estuvieron por debajo del 2015. Muchos de los turistas que ingresaron a la Costa Atlántica fueron en busca de las reservas de verano, tal como sucedió en el feriado del 12 de octubre, aunque en esta oportunidad la averiguación fue más intensa por la cercanía del inicio de la temporada. 

En Villa Gesell, Las Gaviotas, Mar de las Pampas, Mar Azul y localidades vecinas se estima que ingresaron unas 60 mil personas con un nivel de ocupación que rondó el 80%. La más concurrida fue Mar del Plata donde se ocupó el 80% de las plazas hoteleras, incluyendo gasto en transporte, alojamiento y todas las erogaciones restantes, se evalúa que el costo promedio por turista en la "ciudad feliz" fue de $970 diarios. Otras ciudades muy concurridas el fin de semana fueron Pinamar, Cariló, Necochea y San Bernardo. 

Hacia el interior de la provincia, hubo muy buena afluencia a las localidades de Tandil, Tornquist, Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Chascomús, San Pedro, San Nicolás, Monte, Lobos, Ramallo, San Antonio de Areco y la ciudad termal de Carhué en el partido de Adolfo Alsina. 

Córdoba como es habitual recibió a miles de turistas, todas las ciudades de la provincia tuvieron arribos incesantes desde el viernes, ya sea de viajantes como de excursionistas. 

A Mendoza arribaron unas 22.000 personas, cifras similares a la temporada pasada y en Entre Ríos el movimiento fue bueno, aunque los comercios minoristas consultados informaron que las ventas fueron menores al año pasado.

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 18:46
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 18:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California