¿Sabías que la relación con tu mamá es una pieza clave para tu éxito? Entrega#1

Celebramos la maternidad indagando acerca de esa relación entre mujeres tan poderosa. Descubrí cómo tomar la fuerza de ese vinculo a tu favor de la mano de una experta en el tema.

Si es la primera vez que lees acerca de Encuentro Femme, te cuento que es un ciclo de charlas, que hacemos una vez al mes, con la intención de explorar temas que hacen al universo femenino, que nos aporten claridad y nos den pistas para descubrir más acerca de nuestra feminidad y conectarnos más intensamente con ella. 

En el mes de Octubre, abordamos maternidad y nos metimos de lleno a conversar sobre el poder y la magia que tiene este vínculo; además descubrimos que generar interiormente un vínculo sano con nuestra madre es vital para sintonizarnos en los niveles mas profundo de nuestra feminidad. Para esto, convocamos como referente a la Dra. Virginia Ricci, abogada, mediadora y experta en constelaciones. Desde esta perspectiva nos zambullimos en la maternidad. 

Vas a encontrar un contenido súper interesante, que puede ayudarte a chequear qué tan sano es el vinculo que tenés con tu mamá, cómo impacta en tu relación de pareja y en las dificultades que tenés en ese ámbito de tu vida, en tus proyecciones hacia el futuro, en la relación con tus hijos. También compartimos con vos, en el audio publicado al final de la nota, un ejercicio muy simple que podes hacer en tu casa, en solo 10 minutos que te ayuda a equilibrar y armonizar tu vinculo materno, con todos los beneficios que de ello se desprende para que se incremente la vitalidad y la fluidez en tu vida.

Noveno Encuentro Femme 4


Virgina comenzó introduciéndonos en el mundo de las constelaciones. Nos dijo que es una técnica creada por Bert Hellinger (B.H. en adelante), que en una traducción literal debiera llamarse Configuraciones Familiares, porque en la técnica se utilizan representantes (actores) que configuran la escena en la que se va a proyectar esa dinámica familiar que hoy, desde tu inconsciente, te está impactando en el motivo por el que consultás; de esta manera podes ver con claridad cuáles son las dinámicas y/o mandatos familiares en cuestión que hay que revisar y sanar para resolver la situación que estas atravesando. También, a través de una constelación podemos revisar otras relaciones: con el trabajo, con nuestro cuerpo; en suma, con todos aquellos aspectos o dimensiones que son importantes en nuestra vida. 

- Las relaciones son la base de todo lo que podemos construir en nuestra vida; en general es un tema que a las mujeres nos interesa especialmente, estamos atentas y pendientes. Revisemos la maternidad que es el tema que nos convoca.

- Desde las constelaciones familiares, la madre es alguien muy importante en tu vida, no importa cómo es la relación que tenemos con ella, si vive o no; el punto es que ella es determinante, es decir, cuando estamos bien unidos a nuestras madres la vida va hacia adelante y fluye. Es clave lograr una unión sana con la madre

- ¡Qué tema ese! Dicen los psicólogos que en toda buena terapia las madres terminan sentadas en el diván. De ahí venimos, no es poca cosa. Entonces ¿De qué se trata eso de estar bien unida a la madre?

-  Es una relación muy intensa, aún cuando no la haya en el plano concreto porque por ejemplo no la conocí, para el inconsciente también es intenso el vínculo. A veces creemos que porque somos muy unidas y muy amigas con nuestra mamá, eso es estar bien unidas, sin embargo, si mi mamá es mi amiga, para el inconsciente esto implica que no tengo mamá, no resulta una buena unión. Está bien tener una buena relación y fluida, pero no es una amistad. 

Lograr una union interior sana con la madre, desde el/la hij@ implica un amor receptivo hacia ella; es decir que la hija debe abrirse para permitir que aquello que atravesó a su madre pueda verdaderamente entrar en ella.

Y a veces eso no es fácil, porque una hija que tiene rollo con la madre te puede decir "si yo le abro el corazón a mi mamá me voy a parecer a ella", y es lo que no quiere; pero resulta que mucha gente que toda su vida se ocupa en poner distancia con su madre para no ser como ella, se encuentra con que termina siendo como ella. Y esto pasa porque en realidad rechazar a mi mamá ( o a cualquier persona o cosa de la que huyo) es una invitación a que "eso" entre por la puerta de atrás: si te rechazo para no ser como vos, en realidad, inconscientemente, recorro un camino que me lleva a ser como vos. 

- ¿Qué significa estar receptiva a mi madre, abrir el corazón y tomarla?

Sociales Noveno Encuentro Femme 31

Esto significa que puedo decir sí a su historia tal como fue, y soltar todo anhelo o deseo de querer cambiar la historia y el destino de ella. 

No es tan fácil lograr hacer ese "sí"; sin embargo creo que cada problema que se nos presenta es una invitación de la vida a que cada vez digamos un poco mas que sí a la historia de nuestras madres. Respetar su destino, ese es el primer paso, la primer puerta que se abre para recibir lo que sea que me llegue a través de la historia de mi mamá. 

- Me gustaría que desmenucemos un poco más esto de "¿Qué es decirle Si a la madre?", llevémoslo a un plano más concreto.  

- Aquí no hablamos de la relación visible que tengo con ella, sino a la relación invisible. El "sí", no significa que le digo si a todo lo que me pide o dice mi mamá, sino que se trata de un SI interior a todo lo que recibo de ella de su pasado, a la herencia, aceptando mi linaje. 

- Algo así como darnos cuenta y sentir que ella es la mejor madre que pude tener

- ¡Sí! esa es la clave: hay que llevarlo al sentimiento, porque a veces lo puedo saber desde la mente pero necesito llevarlo al sentimiento. Si tengo una relación difícil con mi mamá se genera una distancia interna que, para compensarla, comienzo a unirme por caminos que no son sanos: por ejemplo no le pongo limites compensando inconscientemente esta distancia interna.

-  Estamos entrando en un tema interesante, ahí empezamos a ver cómo nos vamos vinculando de manera desordenada y se generan conflictos en el vínculo. Antes de seguir profundizando en esto , te quiero preguntar, ¿Cuánto y cómo me impacta en mi conexión con mi feminidad, en encontrarme como mujer, el hecho de tener una relación sana con mi mamá? 

- Muchísimo. Lo femenino es receptivo, se entrega, está al servicio, confía, se relaja. Cuanto más conectada estoy con madre de una forma sana, más receptiva me puedo volver y cuando una mujer se vuelve receptiva; no importa cuán activa sea en su vida, en su trabajo, si es jueza de la Suprema Corte; puede entregar esa receptividad a su familia o entregarse a momentos importantes y vivirlos a través de esa potencia emocional enorme que tiene la mujer, que cuando esta muy activa eso no lo logra. 

Cuanto más sana es esta unión, más femenina y receptiva te volvés, sin que esto implique que tenga que dejar de trabajar o tener aspectos de tu vida más activos.

-  Lo ideal es integrar nuestra parte masculina (activa) y femenina (receptiva) y poder llevar adelante la acción sin perder la feminidad. Me imagino que esto tiene mucho que ver con nuestras relaciones de pareja. 

- Sí tal cual. Si la mujer es muy activa, independiente y tiene su vida armada y no necesita a nada ni a nadie, es difícil que pueda ubicarse en un lugar receptivo y de entrega al hombre, en el que puede ser cuidada; entonces va a tender a buscar un hombre a quien ella cuide. Esa mujer por ejemplo va a tener un imán para encontrarse con lo que B.H llama "hijo de mamá" , mientras ella se ubica en lo que se conoce como "hija del padre", por su puesto que entre estos extremos de la mujer exitosa en lo laboral y el mundo material y el hombre al que hay que cuidar, hay muchos matices en el medio. 

Para una mujer puede no ser un desafío dirigir, decidir, sostener y aguantar ( que son facetas masculinas), puede dirigir la empresa en la que trabaja; ahora en la pareja esa mujer cuando se encuentra con el hombre debe vincularse desde su femenino, entones puede relajarse, entregarse y permitir que el otro sea el que lleve. 

En algunas familias está premiado que la mujer sea muy activa y en otras, el otro extremo : el hombre adelante y yo lo sigo. En este otro caso, la mujer no tiene libertad de decidir cosas que hacen a su vida, por ejemplo si trabaja o no. Cuando la mujer está en este tipo de rol, necesita trabajar más este lado de decisión; mientras que la que ejerce un rol más activo, necesita desarrollar mas este lado receptivo.

Sociales noveno Encuentro Femme 18


- Haciendo una síntesis: para fortalecer mi feminidad es importante generar internamente un vínculo sano con mi mamá, lo que implica ser receptiva y aceptarla tal como es, su historia y su destino. También dijiste que ésto es necesario para que la vida fluya hacia adelante, ¿A qué te referís con eso? 

- Para las constelaciones, la madre representa la vida y el padre el mundo, entonces cuando estoy bien unida a ella permito que esa energía entre en mí, en ese instante mi aparato emocional se vuelve más elástico, permito que esa vida me atraviese y a partir de ahí empiezo a sentir que las cosas caminan con mayor fluidez y vitalidad. 

- Antes contabas que cuando no hay una buena unión con la madre, inconscientemente tratamos de compensar esa distancia interna vinculándonos desde lugares que no son sanos, en un intento de acercarnos. Volvamos a ese tema, ¿Cuáles son esos modos no sanos?

- ¡Sí! Por ejemplo un camino que no es sano es imitar a mi mamá, ser igual que ella o llevar la misma enfermedad; otra forma es pelearme, confrontar siempre, no poder poner limites; esto pasa porque desde lo consciente la rechazo y como mi inconsciente quiere unirse, entonces busca otro camino ¿Cuál es? unirme a través del conflicto; una disonancia es la que me une cuando la unión sana no sucede, porque uno nunca puede desligarse de la madre.

- Entonces esto no depende de que ella cambie o sea diferente. Solo depende de nosotros hacer ese movimiento.

 - Mamá no no tiene que cambiar, no tenemos que promover su cambio; si ella quiere cambiar es su asunto. La responsable de generar un vínculo interno sano con mi madre soy yo desde mi lugar de hija. Todas las hijas pueden sanar la relación con su madre, aunque la madre no pueda hacer nada y nunca cambie.

- ¿Qué pasa con las madres que no tienen sana su relación con su madre, o sea con nuestra abuela? 

- Por su puesto que yo heredo la sensación que mi madre tiene sobre su madre. Por ejemplo la mi abuela muere cuando mi madre es pequeña y ella siente ausencia de madre; luego en mi relación con ella, aún cuando está presente, yo le reclamo más presencia porque tengo la sensación que ella no está, y esa sensación es heredada porque la que murió temprano y dejo esa sensación de ausencia de mamá fue mi abuela; entonces la sensación básica a través de la cual sentimos a nuestra mamá esta heredada de otras generaciones en su 90%

Noveno Encuentro Femme


- Así vamos transmitiendo de generación en generación bloqueos o temas sin resolver. 

- Es importante aclarar que si bien el no tener temas resueltos con mi mamá va a reflejarse en la relación con mis hijos, la motivación para sanar la relación con mi mamá debe ser por mi y desde mi lugar de hija, no por mis hijos y desde mi lugar de mamá.

Tiene muchísimo poder senador la decisión de esa hija de sanar la relación con su mamá para su bienestar, y la toma tal como le tocó y se entrega y abre a recibir para sí aquello que atraviesa a su madre. 

-¿Hay cuestiones específicas que se den en la relación abuela - nieta que tengamos que revisar y sanar? 

La relación que mi madre tuvo con su madre impacta en la relación yo como hija puedo formar como madre. Si la madre tuvo una relación difícil con su madre, es habitual que la hija cuando se acerque a esta mamá lo haga ocupando el lugar de la abuela.

- Es decir, ¿es otro caso en que la hija intenta unirse desde un lugar no sano?

- Claro; la hija no puede unirse bien, porque como a su mamá le faltó su mamá (o sea mi abuela) y la extraña, la hija por amor ciego, por lealtad,  se acerca a su mamá de la forma que ella necesita, entonces la hija se comporta como su madre. 

- Si entiendo bien, con "amor ciego o lealtad", se refiere a que cuando hay algo que no está resuelto en sistema familiar, uno se ubica en otro lugar para compensar esa cuestión, aun cuando ocupar ese lugar no me hace bien, porque no es el lugar que me corresponde y desde el que puedo vincularme sanamente, en este caso con mi mamá.

 - Exacto, entonces le digo a mamá cómo tiene que hacer las cosas, la quiero cuidar, proteger, aconsejar. El tema es que cuando cuando hija ocupa el lugar de la abuela eso trae consecuencias a su destino; pues el destino de mi abuela y el modo en que ella sentía las cosas se hace presente en mi vida y esto en constelaciones es lo que decimos implicancia, que significa estar enredado con el destino de alguien, haya conocido o no a esa persona. 

¿Cómo sanamos esto? Para salir de ese lugar debo decir a mi madre, internamente: "Querida mamá vos sos la grande y yo soy la chica y si yo me acerque a vos de la forma en que necesitabas, pero que esto nos causa un dolor, yo ahora renuncio a querer salvarte y ayudarte de esta forma; y aunque eso nos separe soy siempre tu hija y vos siempre mi mamá. 

Como vemos hay muchos ejemplos y casos diferentes en que, cuando no estamos bien unidas a nuestra madre, nos vinculamos de una manera no sana, con todas las implicancias que eso trae para nuestra conexión con la feminidad y nuestro destino. 

Con un simple ejercicio que hicimos en el Encuentro y que compartimos con vos en este audio , podes comenzar a ordenar la relación con tu mamá. Se trata de una visualización que solo te lleva unos minutos y requiere que estés sentada en una silla o sillón cómoda , cierres tus ojos y te dejes llevar por la meditación a la que podes acceder en el siguiente link:

 

En la próxima entrega hablamos de los arquetipos de hija según las constelaciones familiares; las virtudes y dificultades de cada uno y su influencia en la pareja y los demás proyectos de vida. 


Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 21:43
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 21:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"