Investigan vínculo de la SIDE y un sospechoso del atentado a la AMIA

La UFI comenzó a investigar una pista referida a un posible vínculo entre la SIDE menemista y un ex diplomático iraní.

 El equipo de fiscales de UFI-AMIA ya analiza una serie de documentos hallados recientemente, a los que tuvo acceso Télam, que invocan un supuesto encuentro entre el ex número dos de la ex Secretaria de Inteligencia, Juan Carlos Anchezar, y el ex agregado cultural de la embajada de Irán en Argentina, Moshen Rabbani.

El encuentro se habría realizado, según consta en la investigación, en el edificio de la ex SIDE (ahora AFI, 25 de Mayo 11) dentro de los dos años posteriores al atentado, cuando todavía Rabbani no había sido imputado por el ataque terrorista pero estaba siendo seguido por los servicios de inteligencia.

La información sobre el supuesto encuentro surgió de -al menos- dos documentos hallados por el Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental (Gerad), a cargo del fiscal Juan Patricio Murray, que trabaja con los archivos desclasificados en el marco de la investigación del atentado.

Si bien los integrantes de la UFI-AMIA no quisieron brindar información sobre el hallazgo, Télam pudo confirmar a través de tres fuentes la aparición de los documentos referidos a la supuesta reunión, de la que también habría participado una tercera persona que ofició de nexo entre Anchezar y Rabbani.

Las fuentes, todas con acceso al expediente, señalaron que uno de los documentos encontrados es un resumen de acciones realizadas por la SIDE, en relación a la investigación del atentado, entre el 23 de enero y el 9 de octubre de 1996. Allí se hace referencia a la preparación del encuentro por parte de las secretarias de los involucrados.

Otro de los documentos, escrito en computadora e impreso pero sin fecha de emisión, data sobre el contenido del encuentro en el que, según reconstruyeron las distintas fuentes, Rabbani habría solicitado a las autoridades de la ex SIDE que dejaran de investigar a la comunidad islámica y a funcionarios iraníes.

Esta agencia se contactó con Anchezar, quien negó haberse reunido con Rabbani pero reconoció que pocos años después del atentado fue a un evento organizado por la comunidad islámica de Buenos Aires, enviado por el entonces titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, como señal de buena voluntad.

Fuentes judiciales sostuvieron que los fiscales Roberto Salum, Sabrina Namer y Leonardo Filippini ya ordenaron realizar medidas de prueba para constatar la veracidad de la información volcada en el documento y determinar en qué circunstancias fue elaborado.

Los documentos fueron encontrados en la ultima desclasificación de archivos ordenada por el gobierno anterior, durante la cual se identificaron tres nuevos depósitos de documentación ubicados en distintas instalaciones de la Agencia Federal de Inteligencia.

Rabbani es uno de los principales sospechosos de haber organizado el atentado contra la AMIA que, según la justicia argentina, se ideó durante una reunión realizada el 14 de agosto de 1993 en Mashad, Irán, de la cual participó el clérigo iraní.

En el expediente de la investigación del atentado a la AMIA hay pruebas de que fue Rabbani seguido al menos desde medio año antes del atentado, como la foto que le tomaron en una concesionaria de autos ubicada en la Avenida Juan B. Justo, en diciembre de 1993.

Anchezar es uno de los procesados que está siendo sometido a juicio oral y público en la causa en la que se investiga el presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA: se lo acusa de haber sido parte de la maniobra para proteger y proveer impunidad a Alberto Kanoore Edul, un empresario textil de origen sirio ligado a la familia del entonces presidente Carlos Menem.  

Télam

Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 08:12
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 08:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho