Marketing: la herramienta de Satanás

Un nuevo informe católico en donde nos cuenta sobre una herramienta cotidiana que el diablo usa para entrar en nuestras casas.

La invasión de Satanás a los dominios terrestres es una fuerza que accede paso a paso por muchos canales de distribución. Su público objetivo son aquellos con dudas en el corazón, impuros y mal informados. Es un intento de intercambio entre el demonio y el hombre donde el señor de los avernos ofrecerá satisfacción eterna, felicidad, poder, dinero y zapallitos rellenos a cambio de lo más importante del ser humano, el único regalo de Dios al nacer, nuestra alma.
Hay millones de productos y personas satánicas: bandas metaleras, frutas y verduras con formas fálicas, tatuajes, mayonesa Hellmans (hombres del infierno), África, etc. ¿Pero como llegan estos productos desde las llanuras de supay hasta la santidad del hogar? Es allí donde entra en el juego la herramienta desarrollada por el Maligno, su herramienta predilecta y la más poderosa: El Marketing.

"Exageraciones, el marketing no es satánico", dirán muchos. Pero pensemos, ¿qué es el marketing y dónde nace?

El marketing o mercadotecnia es crear expectativas en un producto que en realidad no puede satisfacer, se utilizan palabras confusas, hechos extraños que nadie recuerda y estadísticas no corroboradas para dar la sensación de que todo lo dicho es cierto. Además se eligen imágenes públicas que jamás usaron la marca para darle publicidad.

Marketineros

El objetivo de este maquiavélico arte es confundir a los temerosos para conseguir sus almas, si uno revisa habitualmente las publicidades que se escuchan en la radio se nota inmediatamente una constante en las mismas. El uso determinado de uno de los 7 pecados capitales para buscar las debilidades de los posibles pecadores. No hay objeción en que la lujuria es el primero elegido, hombres esculturales, mujeres perfectas y niños sensuales pasan diariamente por frente a nuestros ojos, es la morbosidad de las publicidades de marcas como Dolce y Gabbana, Paco Rabanne o Pampers. Vemos también la gula en McDonalds o Burger Kings, la avaricia en Rolex, la soberbia en las propagandas contra el cólera (las que decían "al cólera le ganamos una batalla, pero la guerra.... continúa), la ira en cualquier trailer de película de acción, la envidia en las publicidades de alargamiento gratis del miembro diabólico y la pereza en las publicidades de Red Bull.

¿Dónde nace el marketing? El marketing es la influencia de Lucifer, en forma de serpiente, en el Edén. Analicemos el Genesis 3.1-5:

"La cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal." (Génesis 3.1-5)

La Serpiente se dirige a la Mujer, no a Adán. Satanás intenta no confrontar directamente con el Espíritu de la persona, sino con su mente carnal y alma, seduciéndola para que contamine al Espíritu. Satanás nunca actúa de frente sino que, como si fuera una araña, va tejiendo una red de medias verdades que constituyen una trampa mortal. Por esto pregunta, haciéndose el inocente, si Dios les ha prohibido comer de todo árbol del huerto. Él sabe perfectamente que no, que sólo hay un árbol del que no se puede comer, pero consigue bajar las defensas de Eva, pues ésta no percibe la astucia ni peligrosidad de la Serpiente, y consiente en hablar con ella.

Creo que todos debemos aprender la lección, y en cuanto Satanás se nos acerque no escuchar ni una sola palabra, pues como se dice vulgarmente, no da puntadas sin hilo.

Pero sigamos analizando la conversación: la mujer responde que puede comer del fruto de todo árbol menos del que está en medio del huerto. La respuesta de Eva es incompleta, pues ese árbol tiene dos caras o dos lados o intenciones; por un lado, en medio del huerto, está el árbol del conocimiento de la ciencia del bien y del mal, y efectivamente, es del fruto de éste del que Dios prohíbe comer, pero, por otro lado, en medio del huerto también está el Árbol de la Vida. (Génesis 2.9 y Apocalipsis 2.7) El fruto de este Árbol de Vida es precisamente lo que mantiene en el huerto, en la presencia de Dios a la persona y del que están injertados, pues forman parte de él. Jesucristo dice que es la Vida y nosotros tenemos vida en Él a través de Su Resurrección.

Por lo tanto, la respuesta de Eva a la Serpiente no es contundente y ésta aprovecha para confundirla diciéndole que si comen del fruto del árbol que está en medio del huerto no morirán, sino que serán abiertos sus ojos y serán como Dios, sabiendo el bien y el mal. Otro doble lenguaje, ya que no recibirán inmediatamente la muerte física, pero si la espiritual, que es la verdadera intención de Satanás. Dice que serán como Dios, pero en verdad serán semejantes a la Serpiente, El Dios de Este Siglo (2ª de Corintios 4.4), convirtiéndonos en dioses. Es muy recomendable leer el Salmo 82.

Termina de tentar afirmando que la persona conocerá el bien y el mal. Pero, me pregunto: ¿para qué quiere la persona saber el mal, si está en el conocimiento del bien, en el disfrute de la relación directa con Dios, en el huerto del Edén?.

Satanás engaña a la carne y alma de la persona haciéndole caer en el juicio moral. Esto sucede a cada uno de nosotros cuando de pequeños juzgamos a alguien o algo como bueno o malo según nuestro criterio, haciéndonos como Dios, efectivamente, pues a Él corresponde el Juicio. Encima, que es lo peor de todo, juzgamos carnalmente, no espiritualmente, pues somos carne y por la carne nos engaña el Enemigo.

La serpiente durante mucho tiempo adoptó diferentes formas. Desde el año 1939 a 1945 la serpiente adoptó el nombre de Joseph Goebbels, ministro de propaganda Nazi que vendió al Tercer Reich como benévolo y salvador, con un gran presupuesto destinado para esto se crearon películas, carteles y libros que realzaban cualquier posible valor nacional-socialista, un claro ejemplo de ello es el documental que se realizó en un campo de concentración para demostrar que si bien estaban presos los judíos no existía el holocausto.

Alemania golpeando a Don Ramón


En la actualidad la serpiente toma forma de especialistas en Marketing, son poderosos dentro de una compañía y tratan de acallar las voces contrarias a las propias. Las herramientas actuales del demonio son internet y el celular. No admitirán jamás un error sino que lo ocultarán en una lista negra.

¿Que podemos hacer contra la serpiente?
Por su personalidad pronto se ganan en el odio de la gente y hay que aprovechar esos momentos para sumar adeptos a las filas católicas. Hay que bañar a estos demonios con agua bendita y aceite hirviendo para que muestren su verdadera forma. Y para escapar definitivamente de ellos la mejor solución es apagar televisores, radios, celulares, telégrafos, computadoras, tablets, heladeras inteligentes, etc.

El diablo esta cada día preparado para atacarnos, salvensé hermanos.

Abrazos católicos.

   

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 23:12
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"