Monos con paraplejía recuperan movilidad con implante cerebral

La interfaz restaura la conexión entre el cerebro y la región de la médula especial. Esperanza en la apliación a seres humanos.

Un par de monos Rheus que tenían paraplejía, han vuelto a caminar gracias a un implante cerebral que restablece la comunicación entre el cerebro y la región de la médula especial, informa un artículo publicado en "Nature",

El implante realizado por investigadores estadounidenses y europeos, se conoce como "interfaz cerebro-columna vertebral" la cual decodifica la actividad cerebral que se encarga del movimiento al caminar y envía la información a la médica espinal a través de electrodos que estimulan las vías neurales y que activan los músculos de las piernas durante la locomoción.

"Ésta es la primera vez que la neurotecnología restaura la locomoción en los primates. Pero hay muchos desafíos por delante y puede llevar varios años antes de que todos los componentes de esta intervención puedan probarse en las personas", explica el director de la investigación, el neurólogo Grégoire Courtine, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Lausana, Suiza.

Al caminar, se producen señales eléctricas en la corteza motora del cerebro, las cuales se dirigen a la médula espinal inferior para activar las neuronas motoras que permiten mover las piernas. Cuando se tiene una lesión, ese circuito puede romperse y hacer que dejemos de caminar, siendo esta interfaz el mejor método para restaurar la conexión.

Funcionamiento de la interfaz

La tecnología que fue aplicada a los monos se compone de tres elementos:

- Sensores diminutos del tamaño de una píldora que se implantan en el cerebro para recoger las señales que se originan cuando queremos mover las piernas

- Una computadora que capta y decodifica las señales enviadas por los sensores de forma inalámbrica

- Electrodos colocados en las zonas de la médula lesionada que estimulan los nervios espinales para activar los músculos de las piernas.

"Con el sistema encendido, los animales en nuestro estudio tenían locomoción casi normal. La idea aquí es que al acoplar el cerebro y la médula espinal, podremos mejorar el crecimiento de los circuitos durante una rehabilitación de los pacientes, ese es uno de los principales objetivos de este trabajo y un objetivo de este campo en general", indica David Borton, uno de los neurocientíficos del equipo.

Los resultados

Los investigadores explicaron que gracias al sistema, los monos recuperaron el control de sus pierna paralizadas inmediatamente después de la activación de la interfaz.

Añadieron que también podría ayudar a tratar lesiones más graves de la médula espinal, probablemente con la ayuda de medicamentos.

"El primate fue capaz de caminar inmediatamente una vez que la interfaz cerebro-médula espinal se activó. No fue necesario fisioterapia o entrenamiento", menciona el neurocientífico Erwan Bezard, de la Universidad de Burdeos.

Indicaron que en un futuro se pueda utilizar en humanos, aunque antes se requieren solucionar algunos problemas, por ejemplo, averiguar cómo trasladar las señales del cerebro a la médula cuando falta información sobre el origen y destino de las neuronas.

"Por primera vez, puedo imaginar a un paciente completamente paralizado capaz de mover sus piernas a través de esta interfaz cerebro-columna vertebral", enfatiza la neurocirujana Jocelyne Bloch, del Hospital Universitario de Lausana, quien realizó el implante.

Fuente: Sumedico.com

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|01:59
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|01:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic