Guía práctica para la mujer histérica

Mia Crucet nos deja esta útil guía para todas aquellas que se sientan aludidas con el título de "histéricas".

 Probablemente todo lo que voy a ilustrar en esta nota usted como mujer, y por ende, histérica desde la cuna hasta el cajón, ya lo sabe de pe a pa. Pero siempre existirá la que cree que escapa a las actitudes de mierda que mencionaré a continuación. Por lo tanto, vamos a empezar esta primera parte con el tan famoso "Stalkeo" en Facebook. O como me gusta llamarlo a mi "Buscar algún Me Gusta de la putita esa para ponerme como el orto"

Toda invasora experta de privacía ajena se nutre de datos recopilados de las redes sociales, como una suerte de lenguaje corporal del otro, que lo delata en comportamientos extraños. O lo que es más acertado, demuestra las altas ganas que tiene de cogerse a otro gato que no es usted.

También hay que sacarse un poco la venda de los ojos y reconocer que el que no chamuya con otros por las redes sociales es un ente extraño en la civilización, cosa real pero que nos la pasamos por la raja cuando nos enamoramos como pelotudas.

Primer Paso: Vistazo minucioso y detallado del muro. Ver los Me gusta en cada publicación y fijarse si se repite. Cuando hemos o somos adictas al pito ajeno, tratamos de demostrarlo llamando la atención del sujeto poniéndole me gusta a cualquier infelicidad que publique. Ojo con los nombres repetidos. Cuando ya se encuentra a la posible presa del flaco, ir directamente a las fotos de perfil y repetir este paso, pero buscan Me gusta y comentarios de él. Si aún así no hay evidencia sustentable como para largarle en la cara, continuar con el paso dos.

Segundo Paso: Revisar hora y día de cada publicación, tener identificada a la madre, hermanas y primas para que no se produzca un mini infarto cuando leeemos "Es el más bonito del mundo, mi vida" Si el tipo tiene más de una mina, lo detectará al toque, porque somos todas de la misma calaña y vamos a querer marcarle el territorio meándole el muro con algún comentario "inocente" que aleje a las otras perras.

Tercer Paso: Chat. Sabemos que hoy con el Visto, última conexión y doble tilde azul es difícil evadir a alguien. Pero no imposible. Si usted quiere saber la verdad de la milanesa, abrir siempre el chat DESDE EL CELULAR, allí aparece debajo de su nombre "Activo ahora" o "Activo hace tantos minutos". Porque puede pasar que no nos haya clavado el visto, pero porque vió, sin abrir la conversación, que somos nosotras y nuestra densidad, entonces el visto no se clavó y piensa que va a salir impune.

Cuarto paso: Ya con toda la información recopilada, pueden suceder dos cosas:

- Servirá para romperle soberanamente los huevos a él, putearlo y pelearlo, para después "perdonarlo" porque somos así de chotas y ciegas, luego de lo cual comienza de nuevo el círculo vicioso, hasta que el chabón, ya con la garcha por el piso, decide salirse de ese infierno y huir raudamente de la histérica.

- Imprimirla, hacerla un bollo más o menos grueso y perdérnoslo bien en el centro del ojete, porque la develación del uso de estas técnicas configura razón suficiente como para que el chabón se dé cuenta que el histeriquismo que tenemos es Nivel Super Sayayin, y se va a terminar yendo a la pija.

Por ende, sólo queda hacer conjeturas acerca de las minas que se está chamuyando. O no. Sufrir en silencio y darnos cuenta de lo estúpidas que somos al leerlo acá.

Opiniones (1)
18 de noviembre de 2017 | 20:04
2
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 20:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mia, buenísima la nota, ahora por favor, danos algunos concejos para poder de alguna manera sobrellevar a este grupo de chicas y no ser víctimas...
    1