Compran parches para neumáticos y se drogan con el pegamento

Los chicos consiguen por dos pesos, parches para arreglar cubiertas, pero inhalan el pegamento, y les provoca un inmediato estado de euforia. El hecho está resultando preocupante para las autoridades porteñas.

En los kioscos porteños se están vendiendo por apenas dos pesos parches para reparar neumáticos de bicicletas o motos, que los menores compran para inhalar el pegamento y drogarse.

"Los chico buscan el pegamento por la rápida asimilación orgánica que tienen sus componentes, que les provoca un inmediato estado de euforia, el famoso 'subidón' y resulta realmente preocupante que cualquiera lo pueda comprar en kioscos, porque se trata de químicos altamente perjudiciales para la salud", señaló el titular de la Asociación Antidrogas, Claudio Izaguirre a Diario Popular.

El especialista alertó sobre la peligrosidad de esta nueva modalidad adoptada por los menores en la Ciudad de Buenos Aires que "les ocasionan daños irreparables en distintos órganos, pero principalmente en el cerebro". El equipo viene provisto de parches y gomines y un tubo que
contiene un pegamento altamente tóxico que no sólo compran los pibes de la calle, sino que también lo adquieren los menores que concurren a colegios para inhalarlo durante los recreos.

"No sólo hablamos de niños que padecen las consecuencias de la marginación social, porque está comprobado que hay escolares que llevan estos productos a las clases y se drogan en los recreos, porque la adicción los desespera", puntualizó Izaguirre.  En tanto, el perito forense Roberto Locles aseguró que "esta nueva modalidad de los kits para drogarse pone de manifiesto lo malicioso del sistema de abastecedores o creadores de adictos".

El kit que se vende en los kioscos tiene marca, pero no tiene la dirección del fabricante, tampoco alerta sobre la peligrosidad del pegamento –que no informa sobre los precursores químicos utilizados-, ni recuerda la prohibición de su venta a menores. A su vez, el dueño de un kiosco en la Capital Federal sostuvo que unas personas "aparecieron hace unos meses vendiendo la bolsita y asegurando que sale muchísimo entre los pibes que tienen bicicletas o entre los motoqueros y la verdad es que no se equivocaron".

 Por su parte, la Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alicia Olivera, explicó que "desde 2003 que venimos trabajando para que se controle con mayor efectividad el acceso de los niños a los pegamentos".  "El objetivo es que se fabriquen con sustancias menos nocivas,
tal como llevaron a cabo varias marcas conocidas que tomaron conciencia de las consecuencias que tenían sus productos cuando eran consumidos como droga. No debe haber droga más destructiva para los niños que el pegamento", aseguró.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 10:26
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 10:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes