Deportes

Contador se afirmó en la cima de la Vuelta a España

El líder del Astana, líder también de la Vuelta, volvió a demostrar que nadie puede con él. Su superioridad sobre la bicicleta es tan clara que no tiene rival cuando encara los metros finales.

Alberto Contador vovlió a demotrar que es el mejor ciclista en estos momentos. El corredor del Astana se hizo con su segunda victoria consecutiva al imponerse en la decimo cuarta etapa de la Vuelta que discurría entre Oviedo y la estación de esquí de Fuentes de invierno.

El madrileño superó todos los ataques y, ayudado por Ezequiel Mosquera, logró afianzar todavía más su liderato arañando más tiempo a Sastre (20 segundos) y a Valverde (1 minuto). El de Pinto ya huele a hazaña.

El líder del Astana, líder también de la Vuelta, volvió a demostrar que nadie puede con él. Su superioridad sobre la bicicleta es tan clara que no tiene rival.

Después de machacar en el Angliru, Alberto Contador, un inconformista por naturaleza, se vino arriba también en lo alto de una estación de esquí donde se deslizó de forma magistral para ampliar su ventaja en la general y acercarse un poco más al podio de Madrid.

Numerosa escapada

La de hoy era una jornada para tomarse con más tranquilidad y donde se verían muchos intentos de escapada. El más importante, y el que a la postre fructificara, sería el de un grupo de once corredores que contaba con la presencia de hombres importantes como Sylvain Chavanel o Damiano Cunego.

El pelotón, como siempre, no veía con malos ojos una fuga que animaba la carrera y que tenía controlada a la perfección.

Los puertos se iba sucediendo sin novedades y la fuga contó con una ventaja que vio en cuatro minutos y medio su máximo diferencia en un día en el que la novedad fue el abandono del combativo López Gil y el siempre presente David Rebellin, que no tomaron la salida. Mientras tanto, sobre el asfalto, el tiempo que separaba a los aventureros del resto de corredores comenzaba a bajar a partir del penúltimo puerto del día, el Alto de Colladiella.

Fue en ese mismo punto cuando el Caisse d'Epargne empezó a trabajar duro para neutralizar unos escapados que comenzaban a relajarse y es por eso que Chavanel lanzaba un ataque que era seguido por Ibán Mayoz, Martin Velits y Jurgen van Goolen. Éste último sería el protagonista posteriormente al lanzar un latigazo en solitario y comenzar la ascensión del último puerto, el de San Isidro.


 

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|21:36
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|21:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016