Manual para vivir como un campeón en épocas de crisis

Dionisio Barloa nos deja en detalle cómo tenes que hacer para vivir como un crack con poca tarasca.

 Atravesamos una época jodida en el país, donde depende de qué lado de la grieta te encuentres, le echaras la culpa a la pesada herencia o gritaras MACREEEE a viva voz mientras ves lo que te llegó de luz. La cuestión es que la cosa esta difícil: no hay laburo, quizás lo tenías y lo perdiste o probablemente se te complique un montón vivir en la situación laboral en la que estás.

Es por eso que un grupo de economistas de la Universidad del Algarrobal, entre los que me destaco por ser el que mejor ceba mates y hace los peores chistes, te traemos unos consejos de puta madre para vivir como el comandante Ricardo Fort con la billetera de Don Ramón.

  • Empezás a caer a lo de tu abuela más de lo normal, y hasta ella se empieza a extrañar de tanto amor que le tenés. Sabes que la vieja es un amor y te cocina lo que vos querés, así que le depredás la heladera a la pobre jubilada. Después ya te cebás, y empezás a caerle a todos tus parientes, e incluso te reconcilias con ese primo que estabas peleado hace años para poder caerle de garrón a la casa a morfar.
  • TIP CLAVE: Vas al súper y empezás a echar cosas al carro como si fueras un millonario, y en camino te papeás dos paquetes de galletas, tres chocolates y unas medialunas que sacaste de una bandeja. Los más osados pueden sacar una pata de pollo de la rotisería e írsela comiendo por el súper (solo aplica en modo Master of Rats). Después de deglutir todo lo posible, abandonar el carro y huir del lugar, total quien puta va a sospechar de que alguien con un carro lleno de cosas se va a comer todo.
  • Vas a la verdulería de tu barrio y le contás al verdulero que te compraste una tortuga de Galápagos, y que necesitas los desperdicios de la verdura para alimentar al gran animal, por lo que el hombre te da un cajón lleno de hojas, frutas un poco negras que vas limpiando y llegas a tu casa y te haces terrible ensalada con los recortes, y encima tenes postre. Sos Dios papu.
  • Sentís aromas que indican que un vecino está cocinando algo zarpado, por lo que vas a la cocina, agarras un pan duro que tenes hace días, te apresuras a ir hacia la casa del vecino y le pedís si lo podes poner arriba del vapor para que se ablande y tome esos aromas riquísimos de la comida, y te volvés a tu casa con el almuerzo solucionado.
  • Los días que andas por la calle y si o si tenes que gastar, podes hacer uso de la magia de los complementos. Si te compras un café, le pones 70 sobres de azúcar para tener nafta todo el día y andar re manija, o si te compras una hamburguesa le clavas 14 sobres de kétchup para que eso te haga peso en la panza y no sufras de hambre por mucho tiempo.
  • Andas como un nómade por los barrios carancheando naranjas y ciruelas de los árboles, y cada tanto te colas en una que otra viña en busca de uva fresca. Te aprendiste la temporada de cada fruto para saber cuándo ir a cada lugar, onda indígena recolector, y con eso la zafas una bocha.
  • Vivís a puro mate para engañar al estómago, por lo que tenes una gastritis de la concha de su madre. Obviamente la yerba la usas varias veces, al igual que el té, por lo que tu casa es un secadero de infusiones, y hay saquitos colgados por todos lados. Un asco.
  • Tu dieta se basa en arroz y fideos, pero te has convertido en un maestro zen y producto de las meditaciones que haces para hacerte creer que no tenes hambre, y todos los porros que te fumas a diario, ya estás en condiciones de hacerle creer a tu mente que te estas clavando una parrillada mientras disfrutas tu arroz blanco a la "con-nada". Chupame la pija maestro Roshi.
  • La última vez que te compraste ropa, los Chicago Bulls ganaban el campeonato de la NBA con Jordan, Pippen y Rodman. Aprovechando la onda hipster, carancheas cualquier pilcha que encontras y la tuneas para no gastar un mango en ropa. Estas hecho un capo en costura y teñido de prendas, total lo gastado y reciclado se re usa. ¡Hacete un Touch en la cola Gabriel Canci!

Aquí voy a hacer un apartado especial para el tema de las salidas con amigos, y porque no, cuando te toca salir con una minita. Cuando no tenes un mango se complica, pero acá te tiro la posta para no perder el estilo:

  • Conoces una minita y tenes que improvisar una salida, y es sabido que ir a cenar o a un bar es gastar mucha guita. Por eso le decís que la querés agasajar como una reina, y la invitas a tu casa y le cocinas alguna pija gourmet para hacerte el sofisticado, pero lo cierto es que elegís eso porque son porciones pequeñas y usas menos ingredientes. Vas al chino y compras un vino Ternuva, y conseguís una botella de vino caro vacía y la rellenas, total ni se va a dar cuenta la negra criada a salchichón con la que salís.
  • Con los pibes es otro mambo, alegas que estas re ocupado y decís que caes después del asado. Lo cierto es que apareces cuando todos están terminando de comer y te abalanzas como un buitre a las sobras aun calientes en la parrilla y distraídamente y como quien no quiere la cosa, te papeas una costillita, un choricito, y sin poner un sope para nada. Obviamente un trago no se le niega a nadie y también les tomaste todo a los pibes de arriba, que ya vienen medio entonados y se les olvida que sos una rata culiada.
  • TIP CLAVE PARA IR AL BOLICHE: Caes al bolo tipo 9 de la noche y te haces pasar por un electricista que viene a arreglar unas luces, y te quedas escondido en el baño hasta que arranca a caer la gente y zafaste de pagar entrada.
  • Para escabiar te llevas una botellita de agua vacía estrujada adentro de las medias y la sacas cuando se pone la fiesta, y la vas rellenando periódicamente en el baño. Así te haces el pastillero y justificas tu negativa a comprarte tragos, los cuales vas tomando a los otros sin que se den cuenta mientras sacan a bailar a alguna piba.
  • Vas al shopping y te sentas en un lugar alejado en el patio de comidas, con el ojo de halcón activado esperando que alguien deje sobras de comida, y cuando se levantan salís corriendo al grito de CHAJAAAAAA CHAJAAAAA, y antes que tiren la comida les das una charla sobre el hambre en los países de África y que la comida no puede ser tirada, y mientras te comes las sobras les explicas que lo haces por una cuestión ética, logrando a veces que te den unos pesos para que te compres un pancho y no les rompas más las pelotas.

Bueno estos son algunos consejos que les damos para que puedan vivir una vida de reyes en MAEAMEEE con poco presupuesto. Espero que les sirvan, y nos vemos la próxima.

Opiniones (2)
18 de agosto de 2017 | 16:40
3
ERROR
18 de agosto de 2017 | 16:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. jjaja estuvo buena
    2
  2. Jajajajajaj, que manera de kgarme de risa!!!!!
    1