Le roban a una turista portuguesa en pleno centro

La mujer, de 50 años, quien llegó esta semana a nuestra provincia se irá con un triste recuerdo. Cuando estaba sacando fotos a nuestra ciudad en calle San Martín, un sujeto le arrancó del cuello la cámara y salió corriendo. La máquina tiene un valor de $1.700.

Este sábado en horas de la siesta le arrebataron la cámara de fotos a una turista de Portugal en calle San Martín. La mujer estaba sacaba fotos a distintos lugares de la ciudad cuando un individuo pasó corriendo a su lado, le arrancó la máquina y se fugó sin que lograran detenerlo los transeúntes o los policías que custodian el centro.

La turista junto a otros amigos y familiares llegaron esta semana a Mendoza y tienen fecha de partida para el lunes próximo. No será un buen recuerdo el que les quede de su paso por la provincia.

Esta mañana salieron de su hotel ubicado en calle 25 de Mayo de Capital a pasear por el centro mendocino.

Alrededor de las 14.15 la turista iba junto a otras dos portuguesas por calle Peatonal. Al llegar a San Marín tomaron hacia el Norte para luego volver al hotel donde se están hospedando, pero antes de llegar debieron hacer una escala en la comisaría Tercera.

Sucede que las tres mujeres caminaban por la principal calle de la ciudad. La víctima se detuvo para tomar algunas fotos y sus dos amigas se adelantaron un poco.

Mientras tanto, en el centro había mucho movimiento, sobre todo por ser un día sábado, por lo cual el “trabajo” del arrebatador se vio facilitado ya que podría haber seguido a las turistas hasta encontrar el momento justo para actuar.

Ese momento llegó justo cuando la portuguesa quedó unos minutos sola tomando fotografías. El ladrón aprovechó la concentración de la turista, comenzó a correr, le tironeó la cámara y se la arrancó.

A la víctima le quedaron las correas que sujetaban la máquina colgando del cuello y gritó, pero nadie le entendió. En tanto, el arrebatador comenzó a correr entre la gente y fue perdido de vista.

Ninguno de los transeúntes que advirtió el robo hizo algo para detener al veloz ladrón, que tampoco fue visto por la Policía que patrulla el centro corriendo con una cámara de fotos en sus manos.

Posteriormente, la turista sí encontró a unos uniformados que a duras penas pudo hacerse entender. Estos efectivos le dijeron que debían llegar hasta la Oficina Fiscal Nº 1 que funciona en la comisaría Tercera de calle Rioja.

La víctima logró llegar hasta la seccional acompañada por sus compañeras de viaje y denunció el robo. Sus amigas no pudieron aportar datos ya que ellas no vieron el momento en el que el sujeto le quitó la cámara fotográfica.

Al respecto, según dijo la portuguesa, se trata de una máquina digital Sony valuada en unos $1.700.
Opiniones (1)
22 de septiembre de 2017 | 23:39
2
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 23:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que verguenza. Esta provincia es un puro infierno.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'