A 80 años del primer Nobel para Argentina

En 1936, el ex canciller Carlos Saavedra Lamas recibió el Premio Nobel de la Paz por su mediación en la Guerra del Chaco. Hace 32 años que un argentino no recibe un galardón.

El último premio Nobel recibido por un argentino fue para el científico César Milstein y fue anunciado el 15 de octubre de 1984, pero este año se cumplen 80 años del de la Paz, en 1936, otorgado al ex canciller Carlos Saavedra Lamas por su labor para poner fin a la guerra del Chaco, el conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay que se desarrolló entre 1932 y 1935.

La Argentina como país tiene cinco premios Nobel, dos de la Paz y otros tres en ciencias duras, con la singularidad que tanto el otorgado a Saavedra Lamas como el que le dieron Bernardo Houssay, fueron los primeros en su tipo a personalidades y científicos latinoamericanos.

El Nobel de la Paz a Saavedra Lamas fue entregado en 1936, en 1947 lo recibió el médico Houssay, en 1970 el científico Luis Federico Leloir y el segundo Nobel de la Paz lo recibió Adolfo Pérez Esquivel en 1980 por su labor en defensa de los derechos humanos durante los años de la última dictadura militar.

El 27 de abril de 2009, 74 años después del enfrentamiento bélico, los presidentes Evo Morales de Bolivia y Fernando Lugo de Paraguay firmaron en Buenos Aires el acuerdo definitivo de límites territoriales del Chaco Boreal, territorio por el que habían ido a la guerra.

El científico Milstein recibió el premio por el aporte en la investigación de los anticuerpos monoclonales, que en Gran Bretaña se usa para determinar el grupo sanguíneo y que en la actualidad sirve en la purificación de productos de la industria farmacéutica.

El científico argentino estaba radicado en Inglaterra cuando fue premiado, pero su formación la hizo en la facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) donde se recibió primero de licenciado en Bioquímica y luego en 1957 se doctoró en Química.

Logró una beca para continuar con sus estudios en la universidad de Cambridge, Gran Bretaña, de donde regresó en 1961 para asumir como director del Instituto Malbrán. Al año siguiente, el golpe de Estado contra Arturo Frondizi provocó la intervención de la institución, la remoción del todo el plantel de científicos y el exilio definitivo de Milstein, que volvió a Cambridge.

Houssay recibió el galardón científico por el descubrimiento del metabolismo de los hidratos de carbono, que ayuda a comprender la función del páncreas en la secreción de insulina en los seres humanos.

Según su nieta, Irina Houssay, médica como su abuelo, el dinero del premio lo usó para ampliar la investigación en la que estaba comprometido.

Houssay recibió el premio de la academia sueca junto al matrimonio francés Curie, en mérito a otras investigaciones científicas benefactoras de la salud de los seres humanos.

La nieta de Houssay recordó en diálogo con la agencia estatal Télam que su abuelo fue fundador y presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Técnicas (Conicet) hasta el fallecimiento en 1971.

Una particularidad del científico es que además de investigador, se enorgullecía de haber sido integrante del equipo de rugby de la facultad de Medicina de la UBA en una liga universitaria. "Era un gran atleta, un corredor, por eso fue el wing tres cuarto del equipo de rugby", contó Irina.

Leloir, científico que recibió el Nobel de Química en 1970, lo recibió por el aporte en la investigación de los nucleótidos de azúcar y por el aporte en el rol de la fabricación de los hidratos de carbono. Trabajó en la fundación Campomar y fue discípulo de Houssay.

Un dato curioso de Leloir: fue el inventor de la salsa golf, la fusión de la mayonesa con la de tomate. Se dice que le puso golf porque la creó en un campo de golf en Mar del Plata.

Pérez Esquivel es el segundo premio Nobel de la Paz de la Argentina, a raíz de la activa participación en la denuncia y defensa de los derechos humanos durante la dictadura militar en 1980, que fue una forma de reconocimiento de la academia sueca a la labor de los organismos de DDHH en los años más oscuros del país, cuando no se veía la luz al final del túnel y que resistieron la política de desaparición, asesinatos y torturas de personas.

Por Eduardo Barcelona para Télam


Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|01:40
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|01:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic