Los nuevos falsificadores de la historia

Curly nos deja un impresionante estudio sobre la llegada de los "conquistadores" a América.

 La moderna República Argentina, y Latinoamérica en general tiene su génesis en el choque entre dos civilizaciones, o culturas: los nativos americanos; y los colonos, conquistadores y militares europeos. Negar este origen es negar nuestra propia historia; queramos o no somos el resultado de un encuentro traumático, transformador y radical. Según el diccionario la palabra "revolución" alude a un proceso acotado en el tiempo que transforma radicalmente las instituciones y la sociedad que la sufre; y el proceso de colonización de las Américas es el más revolucionario de todos los procesos; ninguna de las dos sociedades volverían a ser las mismas.

Cuando somos pibes nos enseñan que Colón partió en tres barquitos en busca de una ruta navegable hasta las Indias orientales, y que por casualidad se topo con una isla que sería la puerta de entrada a lo que se conoció como América. Poco se esforzaron en contarnos las motivaciones tanto de Colón (uno de los tantos aventureros de su tiempo) como de los reyes católicos para emprender tal travesía, tampoco nos hacía falta saberlo, ósea de niños nos enseñan una versión muy simplificada de la historia que sirve para ubicarnos temporalmente.

Cuando entramos en la secundaria no varía mucho el cuento, salvo uno que otro profesor que se anima a salirse del manual kapeluz. Pero algo cambia, nos fumamos un par de porros y nos creemos revolucionarios, escuchamos algo sobre "Las venas abiertas de América latina", vemos dos capítulos de "Algo habrán hecho", y de repente colón pasa a ser un genocida (sí, el vago posiblemente no haya matado una mosca en toda su vida pero es un genocida), y los españoles con la cruz por delante vinieron a masacrar a los pobres e indefensos indiecitos.

Ambas visiones son igual de sesgadas, simplistas y falaces.

Primero veamos quienes se encontraron:

España unificada bajo la monarquía católica: España fue el campo de batalla de la edad media europea, más que Francia, más que Inglaterra, más que cualquier otro Estado o proto Estado de la época. La cercanía de España con el continente africano lo hizo blanco fácil de las incursiones musulmanas, en realidad la península Ibérica estaba muy escasamente poblada por lo que difícilmente podría considerarse una invasión, sino una migración musulmana hacía el continente. La diferencia es que Portugal se consolida como reino en el siglo XII. La lucha conocida como "La reconquista" enfrentó intermitentemente a los diversos califatos con los reinos de Aragón, Castilla, León, etc. En una lucha que duro alrededor de 8000 años, con periodos de paz y otros de lucha encarnizada. La unificación española se da con el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, quienes crean una monarquía centralizada; y con la creación de los "Tercios Españoles" se hacen con el ejército más poderoso de su época, incontestable en el campo de batalla por más de un siglo. Así en 1492 con la conquista de Granada España se convierte en un poder considerable.

En esos años Inglaterra era un reino pobre, bien administrado pero sin proyección, Francia era el Estado más poderoso del continente pero había perdido influencia al ser derrotado por los tercios en batalla. Portugal era la potencia marítima y colonial por excelencia, había iniciado hacía principios del siglo XV la llamada era de los descubrimientos y era amo y señor de los mares.

En ese contexto España se lanza tímidamente a la exploración marítima, sin ningún tipo de experiencia, pero con mucha suerte. Colón no era el gran explorador que nos vendían, era un aventurero, un comerciante, las carabelas que atravesaron el Atlántico no eran las bellas naves que nos pintaron, eran vetustas maquinas anticuadas.

FOT1

América precolombina: El continente americano era por lejos el más despoblado de todos los conocidos ( lo sigue siendo, después de Oceanía) pero no estaba deshabitado en absoluto. Su extensión y la abundancia de recursos hizo que la interacción entre las diferentes tribus, incluso civilizaciones fuera prácticamente nula durante la mayor parte del tiempo (recién cuando el Imperio incaico se expandió hacía el norte tuvo noticias de una gran civilización, los aztecas). Se dice que la necesidad es la madre de las invenciones, y ciertamente la abundancia de recursos hídricos, alimenticios, mantuvo a las culturas preincaicas y preaztecas en un relativo atraso tecnológico y militar.

Existieron dos grandes civilizaciones previas a los imperios Azteca e Inca, una fue la cultura Tiahuanaco en Perú; y otra fueron los mayas en México. Ambas lograron niveles asombrosos de desarrollo y fueron grandes constructores, pero para el siglo XI habían desaparecido (se cree que a causa de cambios climáticos y la deforestación).

El Imperio incaico comienza a gestarse a principios del siglo XIII , y en el lapso de dos siglos se constituye en una impresionante fuerza militar, económica y cultural. Lo que se conoce como las Expansiones del Imperio incaico logran expandirse desde el Pacífico hasta el Amazonas, desde Colombia hasta el río Maule en Chile (altura de San Rafael).

Los incas desarrollan un sistema de producción agrícola por terrazas que le permite aprovechar al máximo la escarpada topografía sudamericana. Logran unificar un basto y prospero Imperio.

El Imperio azteca se constituye en base a la alianza de tres grandes tribus y fundan un Imperio con 20 millones de habitantes (Francia por esos años tenía 11) cuya ciudad capital era la más magnífica urbe de su tiempo.

Fot2


Fot3

Choque de civilizaciones

Colón realizo en total cuatro viajes en 1492, 93, 98 y 1502. En todos ellos acabo en islas caribeñas (pelotudo le decían) sin llegar nunca al continente propiamente dicho (estubo en el Orinoco pero nunca lo supo). Las primeras interacciones se hicieron con los indios Caribes, escasamente organizados.

El quilombo empezó cuando los españoles pisaron tierra firme y se enteraron de la existencia de dos grandes y ricos imperios. Así Hernán de Cortés y Francisco Pizarro emprendieron la conquista de los aztecas e incas respectivamente.

Las expediciones españolas eran reducidas en número aunque avanzadas tecnológicamente; y contaban con una serie de elementos a su favor:

  • La Tecnología militar.
  • El desconocimiento de los indígenas de que eran un enemigo
  • La debilidad de ambos imperios, por estos tres puntos:

1- Los aztecas no contaban con un ejercito preparado para la batalla. Acostumbraban a luchar las llamadas "Guerras floridas" en las que se encargaban de capturar prisioneros, por lo que además de ser inferiores tecnológicamente no luchaban a muerte.

2- Los incas venían de luchar una sangrienta guerra civil que agotó las arcas del Imperio, dejo el ejército destruido y poblaciones enteras con ánimos de venganza.

3- Ambos imperios habían perdido el apoyo de sus aliados los aztecas por su sistema tributario y los incas por la sanguinaria guerra civil.

En cuestión de años este reducido grupo de españoles habían sometido a dos inmensos imperios, tal vez los únicos que podían oponérseles.

Fot4

Servidumbre, esclavitud, explotación y convivencia.

Apenas comenzaron los primeros contactos con los aborígenes americanos se inicio el debate de si eran o no humanos, si eran animales o no. Ubiquémonos en el siglo del que hablamos, no juzguemos con nuestra visión. Mientras se debatían por estas "nimiedades" conquistadores, adelantados ( segunda ola de conquistadores) y colonizadores (tercera ola) explotaban a gusto y piaccere a los aborígenes, reduciéndolos a la esclavitud, aunque en peores condiciones que en Europa, porque en América no debían pagar por los esclavos.

Es aquí donde la iglesia, y los misioneros principalmente, juegan un papel fundamental en el reconocimiento de los aborígenes. Con los primeros informes de las atrocidades cometidas en el Nuevo mundo.

Es Bartolomé de las Casas, un fraile dominico, quien viendo la crueldad con la que se trataba a los aborígenes se entrevista con Carlos I y amparado en Los Derechos de Gentes, promulga las llamadas Leyes Nuevas. Esta legislación determinaba entre otras cosas que los nativos americanos eran súbditos de la corona, por lo que no podian ser esclavizados, y que las nuevas expediciones debían llevar siempre dos religiosos para supervisar que no se cometieran barbaridades.

Arauco, la resistencia Mapuche.

Pizarro y Cortez no tardaron en conquistar los dos imperios mas grandes del continente, y supusieron que la conquista del resto de las culturas seria igual de sencilla. La primera expedición enviada al Sur de Chile fue encabezada por Diego de Almagro y encontró una inesperada resistencia. En 1546 el Gobernador de Chile Pedro de Valdivia se enfrenta con un numeroso ejercito Mapuche, venciéndolo fácilmente en el campo de batalla, dando inicio a la llamada Guerra de Arauco (el conflicto militar más largo de la historia mundial). Los primero enfrentamientos entre españoles y mapuches no difirieron mucho de los que ya estaban habituados, hordas de aborígenes chocando contra el aparato militar mejor organizado de la época, dando como resultado invariable la masacre de indígenas. Esto cambiaría cuando el Lonco Lautaro reorganiza las huestes mapuches causando a los españoles terribles derrotas; capturando y ejecutando a Valdivia. A partir de este momento (1556) la victoria va cambiando de bando, sucediéndose hábiles comandantes en ambos bandos, perdiendo la vida cientos de miles de soldados y civiles en ambas partes.

La conquista de Chile (Mendoza y Cuyo era parte de esta gobernación) se paralizo completamente durante extensos periodos. La guerra se prolonga hasta la Guerra de Independencia; y a pesar del conflicto latente, los mapuches adoptan el bando realista porque las reformas borbónicas del siglo XVIII les habían dado amplias garantías, que los criollos no estaban dispuestos a respetar.

Fot5

Las misiones jesuitas y el papel de la iglesia.

Por lo general se identifica a la iglesia católica como perpetradora de la masacre de los aborígenes americanos, cuando su papel fundamental fue el de moderadora y evangelizadora. La intención era incorporar a los aborígenes a la fe cristiana, considerando sus creencias como paganas, pero ordenes muy numerosas como los jesuitas en la Mesopotamia y Paraguay; y los clérigos mexicanos, optaron por un sincretismo religioso que fundió ambas culturas. Se cometieron atrocidades en su nombre, hubieron abusos por doquier, pero los religiosos hicieron mucho por mantener una cierta armonía en la sociedad colonial.

El "descubrimiento", conquista, y colonización de las Américas fue un proceso, cuando menos, traumático. Las estimaciones van desde 1, hasta 10 millones de indígenas muertos. La mayoría (hasta el 97%) de las muertes fueron causadas por las enfermedades traídas por los españoles, como la varicela, la viruela, y varias más, para las que la población americana no tenia defensa alguna.

Después del periodo de la conquista comenzó un periodo de afianzamiento de las instituciones coloniales que perduran hasta el día de hoy (desde la traza de las ciudades hasta las costumbres religiosas). Durante este periodo se vio un crecimiento de las tasas de natalidad, aumento de la esperanza de vida (por encima de la media europea), que evidenciaban un relativo bienestar, y que contradice la visión apocalíptica de algunos historiadores.

No creo en la teoría del genocidio aborigen, es un término anacrónico, aplicado para englobar un fenómeno muy extendido en el tiempo en el que sucedieron infinidad de hechos, pero el genocidio implica un plan sistemático de exterminio, inaplicable a todo el proceso que nos compete. La historia no es un blanco y negro, los españoles no llegaron a un continente deshabitado, ni América era un paraíso pacifico. Los españoles llegaron a un continente vivo, lleno de gente. Los españoles no eran asesinos despiadados, era personas de su época, nacieron y vivieron toda su vida entre picas y espadones. El rol de la iglesia católica en América esta muy pero muy vapuleado, no soy católico practicante, pero tomar solo las pésimas decisiones y accionar de algunos ocultando la obra humanitaria de miles es un crimen, tan grande como ocultar sus atrocidades.

El periodo colonial constituye para bien o para mal la piedra basamento de nuestra identidad, esta es mi opinión, o parte de ella, espero que al menos les despierte curiosidad y agarren un libro aunque mas no sea para desmentirme y tratarme de ignorante

Opiniones (3)
21 de agosto de 2017 | 15:10
4
ERROR
21 de agosto de 2017 | 15:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. José de San Martín y algunas consideraciones respecto de la Colonización de América en una carta al virrey Joaquín de la Pezuela (en Lima): "Muy Señor mío de mi particular atención; si hubiera de contestar en detalle los puntos comprendidos en las dos cartas de Usted de 11 de junio y en la de 20 de julio último, sería remontarnos al origen de la pretensiones de la América, recopilar la historia de la conducta del Gran Señor (Rey de España) desde la conquista y analizar las demostraciones de ese benigno Padre, cuyos decretos hacen estremecer la humanidad. Este recuerdo realizará el contraste de la política de la Corte de Madrid con el candoroso manejo de la América, y presentará finalmente por parte de aquella la legitimidad de un Monarca sin otro derecho que la fuerza, y por parte de ésta (Patriotas): la justicia, la razón y la naturaleza. Corra Usted el velo a la preocupación y su sentimiento íntimo en la serie de los sucesos del nuevo Mundo los verdaderos agentes de la desgracias que los afligen, verá Usted entonces que la América ha tomado las armas para defenderse después que sus sacrificios recibieron por premio la ingratitud de los Gobiernos insurgentes que rigieron la Península desde 1808 después que cada uno de estos disputó y sancionó el derecho de dominarla y después que sus reclamos justificados por la opinión de las Naciones cultas fueron rechazadas como un crimen. Desgraciadamente para la humanidad tampoco el Nuevo Padre (Rey) al ocupar el trono Español en el año de 1814 encontró un medio de salvar la dignidad del cetro sin el exterminio de los Americanos que llamó rebeldes; recorra Usted sus reales órdenes, comparese el número de víctimas sacrificadas por los Decretos de Fernando con la moderación de los Gobiernos de América, y el diferente carácter que por ambas partes se ha dado a la guerra y decida la razón imparcial si la América debe dejar las armas de la mano hasta conseguir su independencia. Por lo que toca a los Gobiernos de las Provincias Unidas y Chile, cuyos ejércitos tengo el honor de mandar, estoy seguro no pararán su marcha hasta llegar a este dichoso término. No es el engreimiento de la victoria como Usted supone que ha primado y prima este lenguaje, sino que el convencimiento de que la razón y la fuerza no deben humillarse a títulos imaginarios. No puede Usted haber olvidado que los contrastes de una batalla han sido siempre el fuego que inspira en almas menos elevadas el noble empeño de libertad a sus semejantes." Santiago de Chile 10/11/1818. Y como dice el dicho: "la Libertad es la pesadilla de aquellos que sueñan con la esclavitud" y como decía Manuel Belgrano: "la vida es nada si la libertad se pierde". Saludos.-
    3
  2. Curly, se dice que el saber ocupa los espacios vacíos dejados por la ignorancia; lejos estás de ser un ignorante, ya que al aportar datos has llenado un espacio vacío de alguien que desconoce el tema, y estará en el otro ampliarlo para desmentir o confirmar tu exposición. Como vivimos en Mendoza, aporto algunos datos más a la nota que surgen de documentos originales; lo que hay que tener en cuenta es que los españoles a partir de Francisco de Villagra (1550), Juan de Cuevas (1552), Pedro del Castillo y Pedro de Meza (1561) y Juan Jufré (1562), recibieron tierras en merced real y encomiendas de aborígenes, palabras más, palabras menos: usurpación y esclavitud. En la ciudad de Concepción (Chile) el 19/8/1563, el gobernador Pedro de Villagra le hace merced a Diego de Velazco, de una encomienda compuesta por 500 indios: el cacique Anato que están el valle de Cuyo y señor del pueblo de Amaycate, y el cacique Sumaoz y su pueblo de Tuobolo, Otimini y el cacique Layo con Caitillanta con el pueblo Olvo, y el cacique Choronta con su tierra en Caniguez, y el cacique Relanta con su tierra que está junto al pueblo Zanibra, y en las lagunas (Huanacache) el cacique Namio con su tierra de Gozmita; y, en el valle de Uco el cacique Aguarinez; el cual, había sido encomendado por Juan Jufré y Francisco de Villagra a Francisco de Peñaloza. El 29/11/1564, el gobernador Pedro de Villagra hace merced a Diego de Velazco de la encomienda que había sido del difunto Alonso de Torres y que tenía al cacique Allaime de la provincia o tierra de Icanio como cabeza de tribu. También, le da la posesión de los caciques Mozán y su heredero Guanagual de la zona de Palaya, Puelches o Algarroberos; y, el cacique y principal Cuco del valle de Uco; el cacique Quellalque, en las lagunas de Guanacache; y los caciques y principales: Jachas, Olvaina, Chavica, Lobaneta, Chachatatani, Ancina o Encina, Levin y su heredero Cleocuro y Echeuta de la zona de Paraguata; Lalén su tierra Cavananeto o Menta, su tierra Mojoibe; Oyoba y su tierra Jaracolene; Elima u Olima y su tierra Colalta; Cochalevi y su tierra Binchi; y, el cacique Alaleen donde quiera que estuviera (Reparto de tierras y seres humanos a diestra y siniestra a punta de sable y arcabuz). A mediados de enero de 1606, las autoridades del Cabildo de Mendoza convienen en nombrar a Diego Pérez Moreno como Teniente de Corregidor de los valles de Uco y Diamante. El nombramiento es emitido por el corregidor de Cuyo, Sebastián de Espinoza; y le prohibe castigar con pena de muerte y mutiliación, pero puede azotar y transquilar a los yanaconas; y a los españoles, según la causa, se le haga un acta artículo de sentencia. Y en este mismo artículo, me la remitirá (al Corregidor) así la de los españoles; como naturales (aborígenes) que merecieran pena de muerte, mutilación de miembros; para que yo (el Corregidor) examine las causas y proceda en sentencia (Doble Justicia: expediente para los españoles y mutilación o muerte para los aborígenes). Para el 23/8/1618, ante el alcalde de Santiago de Chile, Rodrigo de Araya, el capitán Juan Ortiz de Urbina toma posesión de una encomienda compuesta por: Callanga y Alonso, herederos del cacique Azerun; Martín Quistola heredero del cacique Causque y todos los indios de la tribu llamados laguneros y originarios de las tierras de Aguartraques; los caciques Cilitita, Ullungasta, Guacape y Coscuta, con su heredero Costrar y que residen en Mendoza y San Luis. La merced se hace a cambio que Urbina adoctrine a los indios, y que componga los caminos y puentes de su jurisdicción (Como Mendoza estaba repartida enfilaron para usurpar Lavalle). En 1633 a pedido del Fiscal y en defensa de los naturales de la Provincia de Cuyo y de la ciudad de La Rioja, solicita al Tribunal una querella penal contra el capitán Juan de la Guardia; que, con otros y poco temor de Dios, se llevó del Valle Fértil (San Juan) y se fue a la ciudad de La Rioja, y en ella y en la estancia del maestre de campo Pedro de Velazco, se llevó una gran cantidad de indios e indias y los cautivó estando de paz y sin haberse alzado y rebelado, y los llevó a la ciudad de San Juan en donde públicamente los ha vendido como esclavos (Repito: vendido como ESCLAVOS). El 26/12/1639 según las Leyes de Indias, los aborígenes de Cuyo deben pagar 12 $ anuales por adoctrinamiento. Las autoridades eclesiástica solicitan al obispado que la suma se eleve a 18 $ ya que cuando se dictó la ley habían más indios de los que hay en la actualidad (diezmados por enfermedades y, azote y mutilación = infecciones que conllevan a la muerte). En el Cabildo de Santiago el 3/3/1643, se trató de la Ordenanza Real que dispone que los indios de Mendoza, San Juan y San Luis, donde quiera que estén, deben pagar ocho pesos con ocho reales (8,8 $) de tributo, de los cuales, 5,5 $ serán para el encomendero (patrón o dueño), 1,5 $ para la doctrina (orden religiosa que los evangeliza) y 0,5 $ para el Corregidor y Protector (gobernador y legislador o representante) respectivamente. El 28/5/1652, el procurador Pedro Gómez recibe la noticia que se ha desatado una epidemia de viruela y sarampión en Tucumán y Buenos Aires, y otra en San Juan de la Frontera de chabalongo y tabardillo. La autoridades del Cabildo de Mendoza nombran al alcalde de la santa hermandad, Manuel Rodriguez de Ocampo, para que controle el ingreso de carretas y si encuentra algún infectado que lo deporte a 6 leguas de la ciudad, bajo pena de multa pecuniaria si es español y, si es negro, mulato o indio se le den 200 azotes y se le quite el pelo (Doble Justicia: multa para los españoles que no pagaban, azote para los aborígenes que siempre ligaban). El 11/3/1656 por ordenanza del Cabildo de Mendoza, se le ordena al alcalde de la santa hermandad Alonso de Coria Bohorquez, que visite los ranchos de los indios donde se hace pitarrilla (vino de baja calidad o mosto antes de fermentar), y se los derrame y quiebre los vasos donde se hallaran, y se le aplique el castigo correspondiente (No les permitían producir, obligados a comprarle a los españoles). Por fallecimiento de Antonio Moyano Cornejo, el Gobernador de Chile, Pedro Porter Casanate, en Concepción a 30/7/1658; otorga a Antonio Moyano Cornejo y Aguilar la encomienda de Corocorto con el cacique Juan, sus dos hijos y diez y siete indios casados, y quince solteros y el cacique Bartolomé con un hijo, y cuatro indios casados y cuatro solteros (Acá hicieron pelota Lavalle y se fueron a usurpar La Paz). Por carta del licenciado Jacinto de Medina, cura de Mendoza, escribe el 2/9/1658 al gobierno de Chile, que estando el corregidor Melchor de Carvajal y Saravia en la ciudad de San Juan, tuvo noticia de la alteración de los indios, e hizo un fuerte en la Iglesia Matriz, en donde recogió las armas; que el día 22/7, condujo a Mendoza a los prisioneros en colleras con sus familias de hijos y mujeres, que traían por tan hecha la presa que las mujeres venían por el maíz y ellos por los despojos (Les robaban sus tierras, se revelaban, los encolleraban y encarcelaban, que humillación). El 9/3/1680 el procurador general Diego de Videla, solicita a las autoridades del Cabildo de Mendoza, manden a los Alcaldes de la Santa Hermandad, que salgan a recorrer las chacras y rancherías de los indios por ser el tiempo de las pitarrillas, y excusar el daño tan grave que se sigue así de matarse, como el que roben las viñas; pues todo es en servicio de Dios. Por real cédula emitida por el rey Carlos II, ordena que todos los dueños de encomiendas del reino, deben legalizarlas a partir de un título de propiedad emitido y rubricado por autoridad competente. El rey Carlos II promulga la Nueva Recopilación de las Leyes de las Indias el 18/5/1680, divididas en 4 tomos y un total de 9 libros, que contienen 6.385 leyes, agrupadas en 218 títulos. El libro 6 de los Indios se subdivide en 19 títulos. En la sesión del Cabildo de Mendoza del 18/10/1681, se propone que ni indio, ni negro, ni español, y de cualquier estado que sea, corte ni mande cortar los sauces de la acequia del Tajamar (hoy calle San Martín), por haberse puesto para reparo de esta ciudad (sombra), bajo pena de 10 $ de multa para los españoles, y a los indios y negros a 50 azotes. A raíz de la explotación de los aborígenes de Cuyo por parte de las autoridades de los Ayuntamientos de Mendoza, San Juan y San Luis; el gobernador José de Garro, por pedido del Procurador General de los Indios del Obispado del Reino de Chile, presenta un escrito el 8/11/1688, que con lo de él decretado, es como se sigue: muy Poderoso Señor, el licenciado Alonso Romero, Abogado la Real Audiencia de Chile, Protector General de los Indios Naturales del Reino de Chile, por la defensa de los que residen en la provincia de Cuyo (indios), comparezco ante Vuestra Alteza y digo que, a mi noticia es venido que los Alcaldes de la ciudad de Mendoza, conciertan (los toman como suyos) los indios para sí, así de encomienda como los que residen en dicha Provincia siendo de otras provincias; en grave perjuicio de los dichos indios por hacer los dichos conciertos con desigualdad aminorándoles su estipendio (bajando su remuneración) y dándoles la satisfacción en géneros (mercaderías) a precios muy subidos (Aborígenes de ayer, Empleados de hoy). El rey Carlos emite en Madrid el nombramiento para Juan de Urdinola, en el cargo de Corregidor y Justicia Mayor de Cuyo por el lapso de 5 años a partir de su asunción; en el mismo documento y a raíz de múltiples denuncias recibidas por el Rey por ilícitos cometidos contra los aborígenes por las Autoridades de Indias, dice: y porque he sido informado que, sin embargo de estar prohibido por diversas cédulas y ordenanzas reales que ninguno de los gobernadores y corregidores de las Indias puedan sacar de las cajas de comunidades de los indios la plata que está en ellas, contraviniendo a ellas muchos gobernadores y corregidores le han usado para emplearla en sus tratos, granjerías y otros usos propios, de que se han seguido muchos perjuicios a los indios, habéis de estar advertidos que de ninguna manera habéis de tocar a las dichas cajas de comunidades por ningún caso ni para ningún efecto que sea, ni serviros de los dichos indios ni ocuparlos en ningunos ministerios de vuestro servicio, con apercibimiento que se os hará cargo de ellos en vuestra residencia y seréis castigado por demostración; y porque asimismo se ha entendido en mi consejo de las Indias las dejaciones y agravios que reciben los indios cuando van los virreyes, presidentes y oidores de las audiencias de ellas y los gobernadores y corregidores, a servir sus puestos, obligándoles que le den bastimentos y bagajes sin pagarles lo que justamente se les debe dar por ellos, os mando que cuando vais a tomar posesión del dicho oficio ni cuando salgáis a la visita ordinaria de la tierra ni a otras comisiones, no obliguéis a los indios a que os den bastimentos ni bagajes sino que esto sea voluntario en ellos, pagándoles lo que justamente se les debe dar según el común precio o estimación de las cosas que hubiéredes menester, sin hacerles perjuicios ni vejación alguna por lo que se debe atender a su alivio y conservación y ser materia tan escrupulosa y digna de todo reparo lo contrario; y así observaréis lo referido, precisa y puntualmente, estando advertido que de cualquier contravención que en esto haya, se os hará cargo en vuestra residencia, siendo capítulo preciso de ella para con toda demostración como trasgresor de toda orden. Dada en Madrid a 31/10/1689. Yo el Rey. Yo don Francisco de Amolaz, secretario del Rey, nuestro señor, le hice escribir por su mando en la Secretaría de mercedes, que expido lo que su Majestad manda. Madrid, 3/11/1689. Don Antonio García Somoza. Vuestra Majestad lo mandó. En la sesión del Cabildo de Mendoza del 25/10/1692, las autoridades proponen realizar un Cabildo Abierto, citando al Vicario, los Prelados de todas las iglesias, vecinos encomenderos y todos aquellas autoridades que ejercieron cargos púbicos en el pasado; para redactar un pedido al Rey y que el alguacil Diego de Funes y Salinas los notifique a todos. El 29/10 reunidos todos los citados, se notifica al Rey, para que se sirva de despachar para Cuyo, Tucumán, Paraguay y Río de la Plata, un navío de negros (esclavos), por mano de uno de sus asentista (proveedor) o de otro particular (Estaban desesperados por mano de obra esclava, había diezmado casi por completo las poblaciones aborígenes). Hoy Siglo 21 año 2016 y vaya a saber hasta cuando, estamos viviendo la usurpación ilegal de Gran Bretaña sobre nuestras Islas Malvinas, amparados en una Justicia Internacional que dicta sentencia a nuestro favor y no nos permite ocuparlas respaldando al usurpador. (Fuentes: Actas Capitulares de Mendoza, Tomo 1 al 4 y otras). Saludos.-
    2
  3. ja, acá lo único que hicimos mal fueron las acciones a principio del siglo XIX, en vez de correr a los ingleses los tendríamos que haber recibido con asados y los brazos abiertos. Para que veas que no soy un descabellado ni antipatriota, solamente hay que ver un mapa mundial y que son hoy los lugares donde conquistaron los ingleses y los españoles. Es verdad que ni los españoles eran lo que se dice (eran peores) ni aquí era un paraíso, pero justo aquí tuvieron que llegar los gallegos? xD
    1