Deportes

Cuauhtémoc Blanco, el ídolo de barrio que hizo vibrar a México cien veces

El delantero cerró como un auténtico ídolo su historia de cien convocatorias con México al salir en hombros de sus compañeros, ante la indeferencia del entrenador sueco Sven Göran Eriksson, que sólo lo dejó jugar cuatro minutos ante Canadá el miércoles.

Considerado por muchos el mejor delantero mexicano de los últimos 15 años, Blanco entró de cambio y los cuatro minutos que Eriksson le permitió vestir la 'verde' serán más recordados que el triunfo por 2-1 de México sobre Canadá, en Tuxtla Gutiérrez, sureste de México.

Rafael Márquez se quitó el distintivo de capitán y se lo entregó a Blanco, quien manejó el balón todo el tiempo que quiso y al final fue sacado en hombros por sus compañeros que le mostraron una manta que decía: "Gracias Cuauhtémoc".

El de Canadá fue el partido 100 de Blanco con México en una historia que comenzó en 1995 y que termina marcada, como su carrera, por su carácter polémico y natural y que lo consolidó como un ídolo de barrio.

A sus 35 años, Blanco seguirá su carrera con el Chicago Fire de Estados Unidos, aunque en su futuro seguramente está un homenaje con México en la eliminatoria mundialista y su retorno al América, el equipo mexicano del que es referencia indiscutible.

Blanco tuvo grandes momentos como seleccionado desde que debutó en la era de Miguel Mejía Barón, en los Mundiales de 1998 en Francia y 2002 en Corea-Japón, hasta que la lamentable ausencia del 2006 por no ser del gusto del entrenador argentino Ricardo La Volpe.

El Mundial de 1998, con Manuel Lapuente, permitió a México probarse como un equipo que puede ser protagonistas de grandes torneos y Blanco fue uno de sus elementos más significativos con un gol anotado a Bélgica.

En la eliminatoria para el Mundial de Corea del Sur y Japón, todos recuerdan a Blanco en el momento de recibir la patada de un jugador de Trinidad y Tobago que le fracturó la tibia y que lo alejó seis meses de toda actividad.

Esta fractura fue una de las causas para que su experiencia española con el Real Valladolid terminara mucho tiempo antes de lo esperado, aunque Blanco pudo regresar para jugar en el Mundial de Corea del Sur y Japón.

Después comenzó la polémica y una supuesta incomodidad de Blanco con la selección, porque sus amigos ya no estaban en el equipo y no acababa de asimilar la forma de ser de los nuevos jugadores, que por su parte hacían grupo.

El delantero es famoso por sus goles, su vida pública y romances, así como por su forma de ser, pero también por sus festejos y aquella jugada de tomar la pelota con los tobillos y saltarse a los defensas, la llamada 'cuauhtémiña'.

El festejo más famoso de Blanco, que está cosido a su nombre, es aquel donde para celebrar se inclina una rodilla y hace la señal de un arco que dispara la flecha.

Además de sus 100 partidos con la selección mexicana, Blanco ha jugado en el equipo América, el que le descubrió cuando era un chiquillo de barrio que pateaba la pelota, el Necaxa, el Veracruz y el Real Valladolid de España.

Actualmente tiene un contrato de dos años con el Chicago Fire de la Liga Mayor de Fútbol de Estados Unidos, el cual espera cumplir para volver al América y decir el adiós definitivo como jugador activo.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|19:43
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic