Ministros Finanzas UE se reúnen en medio de incertidumbre en mercados

El encuentro se celebrará mañana en Portugal y tendrá una duración de dos días. El disparado euro contribuyó a aumentar las preocupaciones sobre el impacto de la revalorización del euro en las exportaciones.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) y de los bancos centrales celebrarán mañana viernes en Portugal una reunión informal en medio de la incertidumbre que se cierne sobre los mercados tras la crisis financiera estadounidense desatada en agosto y cuando la cotización del euro frente al dólar alcanzó un nuevo récord histórico.

"En todas las reuniones del Ecofin hay un tema en la agenda que se refiere a cuestiones de estabilidad financiera. En esta ocasión, el debate será incluso más interesante que en otras previas, por la incertidumbre financiera internacional", comentó el Comisario de política Económica y Monetaria, Joaquín Almunia, ante perioristas.

El encuentro de dos días de los ministros del ramo, que se conoce como Consejo de Economía y Finanzas, Ecofin, comenzará mañana en Oporto. El gobierno portugués, que ostenta actualmente la presidencia rotativa de la Unión Europea, aseguró que el tema central será "el debate de aspectos institucionales de la calidad de las finanzas públicas".

Sin embargo, se prevé que más bien sea la estabilidad de las finanzas de la UE la cuestión que domine el encuentro, en un momento en que los expertos advierten que las repercusiones de la crisis de agosto aún no han pasado.

A comienzos de agosto, la crisis en los mercados estadounidenses desencadenada por los controvertidos créditos inmobiliarios conocidos como hipotecas subprima desencadenó una crisis creditica global, provocando el desplome de la confianza de los bancos en sus propios portafolios de créditos.

En el punto álgido de la crisis, la Reserva Federal estadounidense (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) reaccionaron inyectando al mercado miles de millones de dólares para préstamos a corto plazo en el sector interbancario, en un esfuerzo por restaurar la confianza perdida.

Pero la confianza estaba ya bastante maltrecha, con cuestiones que recordaban la poca seguridad de los mercados bancarios internacionales y el aparente fracaso de las agencias de rating en prever la crisis.

La incertidumbre "no pasó aún", reconoció el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ante el Parlamento Europeo el martes, pocas horas antes de que el dólar estadounidense alcanzara un nuevo récord histórico frente al euro, en medio de especulaciones sobre una próxima bajada de los tipos estadounidenses.

El disparado euro contribuyó a aumentar las preocupaciones sobre el impacto de la revalorización del euro en las exportaciones, que son clave para los 13 países miembros de la eurozona, y los riesgos que ello podría supoenr para su crecimiento económico.

"Nos encontramos en una fase de corrección que puede albergar episodios de comportamiento agitado, alto nivel de volatilidad en los mercados y elementos de exceso", alegó Trichet.

En la estela de la crisis, algunos economistas pidieron una mejor regulación de los mercados bancarios europeos, alegando que la falta de claridad en la implicación de los bancos europeos y en los "hedge funds" -fondos de alto riesgo- en los mercados de las sub-prima estadounidenses desempeñó un papel fundamental en la crisis.

Sin embargo, en vista de la incertidumbre actual, parece improbable que los ministros de Finanzas propongan soluciones concretas al problema durante este fin de semana.

"Aún es muy temprano para elaborar conclusiones finales, pero es muy útil alcanzar algunos puntos de consenso. Espero que el encuentro informal del Ecofin pueda llevar a conclusiones útiles para la mejora de la situación y, sobre todo, ayudar a recuperar la confianza", explicó Almunia.

También se espera que la reunión albergue el debate sobre la próxima elección de un nuevo presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), un puesto ocupado tradicionalmente por un europeo.

El 10 de julio, los ministros de Finanzas propusieron al ex ministro de Finanzas francés Dominique Strauss-Kahn para el cargo que se quedará vacante en octubre tras la salida del actual presidente, Rodrigo Rato.

Sin embargo, el candidato europeo no es el único del continente: Rusia presentó a su propio candidato, al ex líder del banco central checo, Josef Tosovsky, un movimiento rechazado desde la propia Praga.
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 13:14
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 13:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia