Adicciones y la búsqueda de la salvación

Pablo Ramos desnuda su alma en "Hasta que puedas quererte solo", donde sus vivencias reflejan la tortuosa existencia de los adictos.

Hasta que puedas quererte solo (Alfaguara) es un libro realmente movilizador. Su autor, el escritor argentino Pablo Ramos, revela el oscuro mundo del adicto, aquel que busca desesperadamente una 'vía de escape' para librarse de sus demonios internos y externos, pero termina sumergiéndose en un infierno mucho más destructivo. Centrando como eje a su experiencia personal, Ramos brinda doce crónicas que llevan a conocer y reflexionar sobre las vivencias y los padecimientos que los adictos deben soportar día a día y cómo pueden alcanzar la sanación tanto física como espiritual.

Hasta que puedad quererte solo

Las crónicas están estructuradas en el formato del famoso Programa de Doce Pasos, creado por los fundadores de Alcohólicos Anónimos, William Wilson (Bill W.) y Bob Smith (Dr. Bob) en 1935, y que es considerado como el tratamiento más efectivo para superar las adicciones. En cada relato, Ramos vuelca no solo sus vivencias explícitas en primera persona, también lo hace con sus emociones y reflexiones que le dan al texto un carácter muy intimista; sirviendo además como nexo principal de toda la obra.

"La droga, y particularmente la cocaína es, mientras uno la consume y la tiene, y cuando el cuerpo resiste, un alma artificial que nos da la sensación de ocupar provisoriamente ese lugar que sentimos vacío [...] Pero mientras nos regalan esa momentánea sensación cavan subrepticiamente en nuestra alma, en nuestra mente y en nuestro cuerpo un pozo inconmensurable [...] donde nuestra luz, la poca o mucha luz que podamos tener, se ahoga".

La ficcionanización de las crónicas se basa mucho menos en el estilo narrativo de los textos que en la fuerza de las palabras, siendo esto último lo que logra una intensa conexión entre autor y lector, rompiendo una barrera imaginaria entre ambos e involucrándolos en una misma sinergia, algo importante a la hora de establecer una conexión con la historia. 

Cada personaje (real o basado en lo real, vivo o extinto de este mundo) es expuesto desde una mirada personal, aparentemente bastante acertada, que trasluce defectos y virtudes, vicios y oportunidades, complementado con la búsqueda de la reflexión y la exorcización de los fantasmas del pasado. Esto es muy vívido en la crónica El vacío sagrado, donde Ramos narra la experiencia de su hermano Gabriel y la relación que ambos sostienen desde la infancia. "(Gabriel) es tan tierno como un brote de pasto. Gabriel es carne viva [...] (y) siempre sentí que él y yo funcionábamos en conjunto. Que éramos cada uno la mitad de la otra persona".

Un elemento muy presente en Hasta que puedas... es la espiritualidad. Es el sostenimiento principal del Programa de Doce Pasos, ya sea en la veta religiosa, con la figura de un Dios, o en la interpretación de un Ser Superior, al cual se lo posiciona como una figura en la que el adicto confía y se entrega desde el alma en la búsqueda de la superación. El autor lo considera como la clave de su recorrido por el Programa y muestra la enorme influencia que la religiosidad simboliza en él.

Pocas veces un escritor logra contar su historia colocándose como protagonista sin necesidad de caer en una autobiografía estructurada y carente de emociones, y por ende, manteniendo ese condimento literario exquisito que atrapa al lector. Ramos lo logró con creces, y no solo eso. También se permitió, a juzgar por su escritura, rescatarse y rescatar a quienes integran este libro, exorcizar sus demonios y comenzar a sanar definitivamente sus heridas.

Nicolás Munilla


Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:34
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic