Devaluación 2002 vs 2015: nueve meses después

Inflación, paros generales, valor real del dólar, pobreza y desempleo: a nueve meses de la salida del cepo, ¿cómo se vivió la misma situación en 2002 y cuánto tardó el país en recuperarse?

Once años de convertibilidad por un lado vs doce años de kirchnerismo, por otro. En común, economías cerradas y la ausencia de políticas apropiadas que atacaran al conjunto de los problemas. Un estallido ruidoso, violento, espontáneo y convulsionado en el primer caso, contra (en el otro caso) un fin de ciclo con la casa arrasada por adentro (cuentas públicas, infraestructura y todo lo que describe el informe El estado del Estado) y por afuera (inflación, desempleo y parálisis económica, default y aislamiento del mundo). Cambios de gobierno en ambos casos (un peronista elegido por la Asamblea Legislativa) y un no peronista (ganador de un balotaje). Devaluación en el primer mes de ambas gestiones (2 de enero de 2002 y 16 de diciembre de 2015). El objetivo, además de ordenar la política monetaria, abandonar la recesión y poner en marcha el país.

En aquel entonces ¿cuándo tardó Argentina en reactivarse? En el segundo trimestre de 2002 - y contra lo pronosticado por analistas locales e internacionales- la economía dejó de caer e incluso inició una paulatina recuperación. La industria, pese al corralito, inició la lenta, pero al fin, recuperación de la actividad real. Sin embargo, en esos meses la pobreza extrema (indigencia) creció de, 13,6% al 17,8%, según las cifras oficiales. Y en los primeros 9 meses tras la gran devaluación, la inflación acumulada era 40% ( 12 puntos menor a la que hubo en los 9 meses después de que el ministro Alfonso Prat Gay anunciara el fin del cepo, según un cálculo hecho con el IPC Congreso de enero a abril y el IPC del INDEC desde mayo hasta agosto).

Si la pregunta es cuándo Argentina se pone en marcha otra vez, no hay una respuesta exacta, aunque sí un punto de referencia: a partir del momento en que se toca fondo. En el caso de 2002 fue en abril de ese año y 2016, según economistas, fue en julio último. 



Los nueve meses después en 2002

Según economistas que estudiaron este caso, la fórmula que se utilizó para contener la inflación -algo que los argentinos ya habían olvidado- en un contexto de elevada pobreza y desempleo fue la emisión de billetes para asistir a los bancos -para que éstos, a la vez, pudieran responder a las demandas por el corralito-. Para ello, entre enero y julio de 2002, el Banco Central redujo las reservas internacionales por 5.500 millones de dólares. También contribuyó el congelamiento de los servicios públicos privatizados. Entre abril y diciembre de 2002, la recaudación creció 20% (comparado con igual período de 2001) y el gasto primario logró reducirse un 8%. Aunque es necesario aclarar que la recaudación creció, en parte, por la inflación y por las retenciones a las exportaciones.

Así, nueve meses después de la gran devaluación de enero de 2002 -en el que la economía tocó piso en abril de ese año- Argentina iniciaba la recuperación económica, aunque la inflación fue creciendo mes a mes: por ejemplo, entre septiembre y octubre de ese año creció 0,2% y entre octubre y noviembre volvió a aumentar, esta vez 0,5%. 

El gobierno peronista de Eduardo Duhalde, para contener la crisis social, empezaba a implementar los planes jefes y jefas de hogar, y con eso se manipuló las cifras del desempleo: según el gobierno argentino era 17,8% y para la Organización Internacional el Trabajo, 23,6%. La diferencia no lo estaba dando la generación de empleo, sino más bien  los subsidios, una constante de los gobiernos peronistas que fue siempre criticado a la hora de convertirlo en un número para restarlo al del desempleo y así mostrar -ante la opinión pública y el mundo- mejores notas en la libreta de calificaciones. Una práctica que lo hizo también con la pobreza, al punto de llegar a decirse -en junio de 2015- que Argentina tiene menos pobreza que Alemania.

Más allá de lo que hizo un gobierno y lo que está haciendo el actual, en ambos casos hubo choques con los gremios. En los primeros nueve meses de Duhalde sí hubo un paro general convocado por la CGT y aún no en el gobierno de Macri. Y la pobreza, desempleo y emisión sí aumntaron en los primeros nueve meses. Sin embargo hay una diferencia a tener en cuenta: en un caso, tanto la inflación como el dólar fueron en aumento y con los años eso no se frenó, mientras que en el otro caso, el actual, el dólar se mantiene estable y la inflación tiende a disminuir, dos factores clave para que el reciente Mini Davos porteño se traduzca en más empleo y producción a largo plazo.

Opiniones (3)
20 de agosto de 2017 | 15:57
4
ERROR
20 de agosto de 2017 | 15:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. querido mario... entiendo por qué no hiciste la comparación con la devaluación del 2014, porque los chorros de los lakras se robaron hasta los datos del indec!!!
    3
  2. No coincido con que junio 2016 haya sido el mes de tocar fondo. Considero que se tocará fondo en mayo de 2017, incluso enero, febrero y marzo del año que viene serán atroces económicamente hablando.-
    2
  3. EN SINTESIS : ESTAMOS EN EL HORNO
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial