Forza facilitó la venta de una droguería quebrada a los narcos mexicanos

Los mexicanos pagaron 300 mil pesos por esa empresa a un testaferro de Forza. Su abogado defensor explicó que la droguería Megfarm tenía habilitación de la ANMAT pero no de la Sedronar, necesaria para poder importar efedrina. Eso habría sido decisivo para determinar su muerte.

El sindicado gerente de la banda de "narcos" mexicana detenida en una quinta de Ingeniero Maschwitz pagó 300.000 pesos por la compra de una droguería quebrada al señalado testaferro de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez.

Según ventila hoy 26N, así consta en la causa, en la que se incorporó, entre otros documentos, un recibo extendido al detenido Marcelo Tarzia por 300.000 pesos pagados en efectivo por la compra de la droguería Megfarm, situada en avenida Alberdi 2736, de Flores, informaron a Télam fuentes vinculadas a la investigación.

Tarzia, sindicado como contacto argentino del cartel mexicano que elaboraba metanfetaminas en el laboratorio de Ingeniero Maschwitz, declarará por tercera vez mañana ante el juez federal de Campana, Federico Faggionatto Márquez, quien investiga las operaciones de narcotráfico llevadas a cabo por la banda y su posible vinculación con el triple crimen de General Rodríguez.

El recibo que acredita la operación de compra del fondo de comercio de la droguería al sindicado testaferro, Pablo Florentín, y que fue secuestrado el pasado 5 de este mes por policías de la División Tráfico de Drogas Ilícitas de la bonaerense es, según los investigadores, una pieza "fundamental" para unir ambos casos.

La prueba fue obtenida durante el allanamiento realizado por la policía en la escribanía "Tallarino", situada en Hipólito Yrigoyen 434, piso 8, oficina 17, de la Capital Federal, donde se realizaban distintas escrituras, el 90 por ciento de ellas del rubro de droguerías y medicamentos, añadieron los informantes.

Los efectivos, por orden del juez de Campana, secuestraron allí dos libros de seguridad del edificio, donde consta el ingreso de Forza a la escribanía en abril de este año.

También se halló una carpeta con documentación relacionada a la venta y escritura de la droguería Megfarm y una carpeta con documentación de la empresa Viamonte 1483 S.R.L, detallaron los voceros consultados.

El juez de Campana está interesado en profundizar en las circunstancias en las que se llevó a cabo esa operación, ya que una de las pistas más firmes indica que Forza se dedicaba a adquirir empresas del rubro de medicamentos quebradas para luego venderla a "narcos", interesados en importar efedrina para la fabricación de metanfetamina.

El abogado de las viudas de los tres hombres asesinados en General Rodríguez en agosto pasado, Miguel Angel Pierri, dijo hoy a Télam que en el marco de la causa la esposa de Forza, Soledad Bellone, confirmó el vínculo entre éste y Tarzia.

Bellone dijo que sólo vio una vez a Tarzia, aunque sabía que éste conocía a su esposo desde hace ochos años porque ambos trabajaban en el rubro de los medicamentos.

Según el abogado Pierri, la persona que presentó a Tarzia con Forza fue Martín Magallanes, quien había sido socio del asesinado empresario en la empresa Seacamp, aunque ambos se separaron de manera poco amigable al finalizar ese emprendimiento común.

Magallanes es actualmente dueño de la Droguería Unifarma S.R.L., cuyo presidente era Ariel Vilán, el empresario que se suicidó a los pocos días del triple crimen de General Rodríguez.

"Martín Magallanes debe ser llamado por la Justicia, debe tener mucho que decir", expresó esta mañana el abogado Pierri, quien añadió que Bellone "le tiene mucha desconfianza, ya que tenía muchas diferencias con Sebastián, aunque eso no basta para imputar un homicidio a una persona".

No obstante, Pierri aclaró que Bellone desconocía cuál era la relación de su esposo con Tarzia y aseguró que se sintió "sorprendida" al conocer algunos cruces de llamadas entre ambos.

La hipótesis del triple crimen que sostiene Pierri es la que apunta al narcotráfico. "Estamos casi convencidos que, en primer lugar, Forza vendió efedrina a Tarzia (sindicado como una especie de gerente del cartel mexicano en la Argentina) y que ese cargamento estaba rebajado", dijo.

"Para reparar eso -añadió Pierri-, vía una persona que no podemos nombrar, Forza le paga a los mexicanos con dos vehículos y les promete la entrega de una sociedad para adquirir efedrina, con lo cual se piensa que situación queda reparada".

Pero, según Pierri, con la venta de Megfarm también Forza estafó a los mexicanos, ya que esa droguería si bien tenía habilitación de la ANMAT no tenía la de Sedronar, necesaria para poder importar efedrina. "Ahí sí se decide su muerte y posiblemente una de esas personas que no se pueden nombrar y que habían quedado fuera del negocio, le dicen a los mexicanos que Forza puede haber sido quien los denunció para que la policía allane la quinta de Ingeniero Maschwitz", expresó.

Sobre quienes fueron los autores de los asesinatos de Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), Pierri cree que se trató de "una organización con cierta logística" y que fueron "ejecutores nacionales por instigación de extranjeros"
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 17:05
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 17:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes