Deportes

El DT de Francia se juega su puesto ante Serbia

Raymond Domenech tiene todo un país en contra. Tras perder ante Austria, el entrenador de Francia tiene mañana su última chance, cuando su equipo enfrente a Serbia.

Mañana podría ser el último día de trabajo del seleccionador de fútbol francés, Raymond Domenech, que se juega ante Serbia su puesto con todo el país en contra tras la derrota en Austria en el primer duelo de la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010.

El triunfo es obligatorio. Otra derrota como en Viena precipitaría el adiós de Domenech tras cuatro años y dos meses en el cargo.

"No estamos en la época de la guillotina", dijo tranquilizando los ánimos el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Jean-Pierre Escalettes. Pero la simple mención de la guillotina habla de la seriedad del asunto. "Domenech se juega su cabeza", tituló en el mismo sentido el diario "Le Figaro".

La tensión se ha podido sentir los últimos días en el centro de entrenamiento en Clairefontaine y se habla de la disputa de "pesos pesados" como Thierry y William Gallas con el técnico por el horario del desayuno.

Domenech rechaza toda presión. "Todavía es muy pronto como para preocuparse", dijo el técnico, cuyo potencial sustituto lleva tiempo preparado, el ex capitán Didier Deschamps, que tiene el apoyo del icono Zinedine Zidane.

A principios de julio, tras el prematuro adiós de los "bleus" en la primera fase de la Eurocopa de Austria/Suiza, Domenech recibió como plazo los tres primeros partidos de clasificación al Mundial, en los que debía lograr al menos cinco puntos. Para muchos ese plazo ya fue un error. Fans y medios pidieron de forma mayoritaria la dimisión del técnico tras la Eurocopa. Se dice que Domenech es arrogante y obstinado.

"Mi forma de ser irónica da la impresión de que me río de las otras personas, pero eso no es así", se justificó el técnico.

"Una victoria o la puerta", son las dos opciones que el diario "Le Parisien" da al entrenador.

Al seleccionador se le achaca haber retrasado la renovación pendiente del equipo y haber confiado en veteranos como Lilian Thuram (36 años), Henry (31) y Patrick Vieira (32) en lugar de en los jóvenes talentos. El equipo, dividido en grupos, ha evitado de momento hacer críticas públicas.

El defensa de la Roma, Philippe Mexès, se culpó de los tres goles recibidos en la derrota en Viena y respaldó a Domenech. "Lo ocurrido es por mi culpa y no por la del técnico. Todos confiamos en él", dijo.

Sólo Florent Malouda, del Chelsea, se aterevió a criticar al seleccionador y lo pagó viendo el partido en Austria desde la grada.

Para el duelo en París ante Serbia, Domenech promete una táctica más ofensiva, pero los decepcionados hinchas ya tienen poca confianza. El Stade de France no se llenará por primera vez desde su reconstrucción para el Mundial de 1998.
¿Qué sentís?
1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%Satisfacción1%Esperanza1%Bronca1%Tristeza1%Incertidumbre1%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|17:29
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|17:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016