Las tres formas de hacerte millonario

Si en lugar de estar leyendo esto te gustaría estar pasado en Miami, la actitud está, lo único que te falta es guita. Te dejamos 3 tips para ser rico.

 Con el pasar de los años uno indefectiblemente va adquiriendo experiencia. Se va haciendo viejo y sabio, como el zorro. Comenzamos a soñar con ganar plata tímidamente, deseando comprar esas hermosas zapatillas o derrocharnos un manguito en una noche de joda, a medida que pasan los años las zapatillas se transforman en autos y la noche de joda en vacaciones al exterior, para terminar ambicionando mansiones y viajes exóticos de tres meses por continentes paradisíacos.

A la mayoría de las personas nos gusta la guita, en diferentes medida. Están los austeros, los mesurados, los desmedidos y los ambiciosos, pero a todos de una u otra forma los seduce el vil metal. Cuando esta seducción es potente y la biyuya no aparece, uno se transforma en un busca, en un gitano del comercio, en un intensivo desarrollador de emprendimientos de dudosa fiabilidad, que usualmente suelen arrancar en un café con amigos... charlatanería barata de la más preciosa.

Y de haber transitado esas viñas con esmero y entusiasmo y aún seguir en esa eterna búsqueda de la independencia económica y las patitas metidas en un cálido mar caribeño, es que he llegado a una verdad absoluta, al secreto más profundo y cierto de la vida del hombre: el secreto de la fortuna, cómo hacerse rico.

En las palabras que más abajo usted leerá encontrará la forma de volverse millonario, en realidad no hay una única forma, sino tres. Tres únicas formas de ser un cerdo capitalista, de poder darse el obsceno gusto por los bienes más gloriosos creados por el hombre para el disfrute de (algunos) hombres. No existen en el mundo otras alternativas reales más que estas tres, de seguir alguna de ellas (o dos, o las tres a la vez mejor) usted tendrá la seguridad absoluta de hacerse millonario, de poder bañarse en guita como Mc Pato, de poder dejar propinas en dólares, de no tener horarios esclavizantes y gastar la que guste en lo que quiera. De no hacerlas, usted será un clase media for ever and ever.

Pensándolo bien, podría haber escrito un libro de autoayuda, haciéndome rico como el ponja chanta de "Padre Rico, Padre Pobre", pero como subestimo a cualquier ser humano capaz de creer que comprando un libro su suerte económica cambiará, es que decidí no subestimar a ustedes, queridos lectores y concentrar todo mi secreto en una sola nota, para que no pierda tiempo ni plata, lea, se haga millonario y después, si me ve en la calle, me lo agradezca o me invite a cenar en su lujosa casa (mi comida favorita es el asado).

Estas tres formas de hacerse rico, mi gran secreto, no es algo pensado al azar y vomitado en un teclado, sino que es objeto de años y años de estudio, de charlar con cientos de miles de personas y de estudiar millones de ejemplos de la vida real. Un grupo de científicos y técnicos han analizado mi teoría (formalmente llamada "Tesis de la fortuna"). Actualmente se están dictando cursos y seminarios de la misma en setenta y ocho idiomas, en más de... no se... como doscientos países, o más.

En fin... culmino mi prólogo y los dejo con las tres únicas maneras de hacerse realmente millonario:

1- Tener suerte

Si señores, literalmente tener culo. Ganarse la lotería, heredar guita de tus viejos o de un pariente lejano que ni sabías que existía, pegar un braguetazo y casarte con un millonario o levantarte la hija de un empresario rico. Encontrarte una bolsa llena de guita, un baúl con oro, el número 1 de Súperman. Caerte del catre y que se te caiga una idea innovadora y tener la suerte de que justo alguien te escuchó. Apostar todos tus bienes al número ganador o tener escalera real de color.

Comentario: Esta chance está completamente librada al azar, pero que se da se da y que te hacer rico, por lo menos un par de años, te lo aseguro.

2- Robando

Lisa y llanamente, metiendo la mano en la lata. No quiero hacer apología al delito, sino ser realista. Robando guita, cosas, planeando un golpe perfecto en un banco y timando millones, robándole la casa a un millonario, choreándote una pintura importante, una joya, una reliquia. Haciéndote político y malversando fondos del pueblo, estafando a tus socios y cagándoles la sociedad, vaciando las arcas de tu empresa. Cualquier forma del robo es válida en esta opción, hurto, desfalco, quiebra fraudulenta, convocatoria de acreedores, estafa, fraude, pillaje, atraco.

Comentario: Esta chance es ilegal, esta prohibida. Si vas a avanzar corres el riesgo de terminar viviendo en la casita de piedra y pasando a llamarte "Mirta" para los muchachos.

3- Trabajando

Si mis queridos amigos, pero no un trabajo light donde te rasques la tripa a dos motores, sino un trabajo en serio, 10/12 horas a full, con huevo o cabeza o físico (o las tres juntas), metiéndole pilas, energía, horas y esfuerzo. Trabajando en serio, con esmero, decidido, con seguridad, sin pretender forrarte de un día para el otro, construyendo de manera inteligente, delegando responsabilidades, siendo eficiente, efectivo y proactivo. Dedicándole diez años firmes, esforzados, para luego dedicarle otros diez más relajados y maduros, pero no menos de eso.

Comentario: si tenes la suficiente racionalidad para darte cuenta que no podes dejar librado tu destino al azar y sos un tipo honesto al que no le cabe el gusto por lo ajeno, esta opción es la única que te queda. Es la más difícil, pero sin dudas la más digna y reconfortnete y con la única que seguramente podrás dejar legados honrosos.

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 10:50
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 10:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"