Revelan que la noche que se incendió Cromañón se prendieron 27 bengalas

Así lo determinó el estudio elaborado por bomberos de la Policía Federal, que fue leído hoy en la novena jornada del juicio oral que se realiza por el caso.

La jornada de hoy comenzó con la lectura de los peritajes realizados por los bomberos, mientras el gerenciador del boliche Omar Chabán escuchaba ansioso a la espera de su declaración indagatoria, que se realizará recién la semana próxima.

Mientras se exhibían fotografías de bengalas, petardos, candelas de 30 tiros y foguetas de tres, el estudio de los bomberos remarcó que "su uso estaba prohibido en espacios cerrados y su venta prohibida a menores de 18 años".

Los bomberos concluyeron que el incendio se produjo por el contacto de las bengalas con materiales del techo, que eran espuma de poliuretano, guata y media sombra, la cual colgaba a unos 60 centímetros de la loza.

Mientras los familiares miraban acongojados, una pantalla exhibió un gráfico de cómo fue el desarrollo del fuego, que se inició en la parte superior central del techo y fue bajando, afectando primero a quienes estaba en el entrepiso y luego al resto.

Es que los materiales desprendieron una combinación letal de gases, entre ellos monóxido de carbono y cianuro de hidrógeno (20 veces más tóxico que el anterior).

Si bien el informe destacó que el sistema contra incendios estaba en general en buenas condiciones -había tanques de agua e hidrantes suficientes-, 15 matafuegos estaban despresurizados y ninguno tenía la tarjeta municipal de control de carga.

Respecto del tiempo de evacuación del local, los bomberos entendieron que si la noche del recital de Callejeros hubiera habido 2000 personas, tendrían que haber salido en 2,32 minutos; 3000 personas en 3,28 y 4000 en 4,24.

Según testigos, la noche de la tragedia había en el lugar alrededor de 3500 personas, muchas de las cuales no pudieron salir porque casi todas las puertas estaba cerradas, entre ellas la de emergencia, que tenía candado y alambres.

Algunas irregularidades mencionadas en el informe son que en la planta baja había un cerramiento de madera con elementos combustibles en desuso en su interior y otro similar, pero ubicado detrás de la cabina del disck jockey, en la planta alta.

También mencionaron como anomalía una puerta que comunicaba el local con el hotel, lo cual estaba prohibido.
Opiniones (2)
22 de septiembre de 2017 | 14:40
3
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 14:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estas 27 bengalas indican que hay 27 culpables más, algunos de ellos entre el enardecido público que pide carcel para los culpables. Uno, uno solo aunque sea tendrá la valentía y sentido de la responsabilidad de salir y decir "YO PRENDI UNA DE ESAS BENGALAS ASESINAS, JUZGUENME junto a los otros irresponables" (dueño del local, funcionarios, callejeros, etc.)
    2
  2. dispongo de una grabación de un show de callejeros en la que durante el primer tema se sienten explotar mucho mas de 27 fuegos artificiales. Por lo tanto callejeros ya sabía lo que sucedía en sus presentaciones y deberían haber previsto que cromañón no era un lugar adecuado. Chabán también sabía eso (un empresario serio conoce el show que llevan a cabo sus contratados) pero igual permitió el ingreso de mucha mas gente de lo que podía admitir el lugar, su gula no tuvo límites. Y lo que es peor, los funcionarios que autorizaron el show tienen doble responzabilidad: autorizar un espectáculo en un lugar inadecuado y que además se encontraba mal habilitado. Obvio que no debemos olvidar la irresponsabilidad de los chicos como así también la falla de los controles de ingreso al lugar (personal policial y de seguridad de Cromañón) Que cada uno saque sus conclusiones.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'