Mi pesadilla: la bestia negra

Un lector nos relata una pesadilla que lo acosa a diario, con un espantoso animal del pasado.

A uno le cuesta entender a veces los sueños que tiene, no puede comprender muchas cosas o solamente se acuerda de una pequeña parte del sueño, lo que nos dice muy poco. Esto no me ocurre a mí con esta "pesadilla", no creo que tenga que decirle así, mejor le podríamos decir "sueño oscuro", porque no me genera temor, solo sé que aparece y tengo que defenderme.

Todo empezó cuando yo tenía 13 o 14 años, en mi barrio unas amigas de mi hermano tenían un perro negro. Era un perro espantoso, le encantaba molestar y morder a la gente, pero los niños lo querían igual. Yo personalmente lo odiaba, cada vez que salía el perro venia y me mordía sin razón, obviamente era una relación de odio mutuo. Ese odio se transmitió en todo el barrio hasta que le salto a una vecina y le quiso morder la cara. Ahí el padre de las nenas lo subió a un auto y nada más supimos de ese animal, según algunos se lo llevo al campo, pero yo creo algo completamente distinto.

Hace un año atrás cuando ya me había olvidado del animal nefasto, soñaba que estaba en mi casa desayunando con mi familia y cuando miré hacia la ventana del patio lo vi, luego de eso me encontraba en la mesa solo, como si los demás se escondieran por temor. Estaba completamente destrozado, con una especie de mezcla entre sarna y rabia, tenía un ojo completamente blanco y me miraba mostrándome los dientes, desafiándome. Al ver esta imagen quede completamente impactado y al no sentir escapatoria salí a enfrentarlo, inmediatamente me ataco y recuerdo que pude zafarme de su ataque, fue complicado porque me había tirado al piso y tenía agarrado su hocico con todas mis fuerzas, con tanta fuerza lo sostenía que me dolían los dedos. Inmediatamente después de eso me desperté y me quede pensando un rato. Era un mal sueño, nada más, pero lo que me extraño es ver a ese mismo perro casi destruido, como en estado de putrefacción. Me pareció aún más extraño el dolor de mis dedos...

No mucho tiempo después se volvió a aparecer, esta vez soñaba que estaba en una fiesta con mis amigos y otra vez se me aparecía, nuevamente desaparecían todos y me volvía a atacar. Logre defenderme rompiéndole una botella en la cabeza mientras él me hizo un tajo en el brazo con uno de sus colmillos. Nuevamente volví a despertarme y esta vez observe que mi brazo izquierdo tenía un tajo muy grande. Aun hoy en día conservo la cicatriz...

Foto cicatriz

Comenzó a preocuparme un poco la situación, cada vez que aparecía luchaba con él en mis sueños, pero esas luchas se reflejaban en mi cuerpo. Varias veces más luche con él y me aparecieron heridas y moretones por todos lados.

Un día saliendo de mi casa me encontré con el papa de las amigas de mi hermano y le pregunte que había hecho con el perro. Este se mostró sorprendido, ya que hacía mucho tiempo que se lo había llevado, el me respondió "ya no va a molestar más a nadie".

En ese momento comprendí, el animal había muerto y no sé por qué razón me atacaba a mí, pero observe una mirada de horror de mi vecino y sin preguntarle comprendí que él también tenía esos sueños. La bestia lo atormentaba, pero posiblemente no lo atacaba, porque no tenía ninguna especie de herida.

El ultimo sueño que tuve con la bestia fue hace dos noches, íbamos con mi familia en auto por la Adolfo calle de Guaymallen, esta vez sorpresivamente se estrelló contra el vidrio del costado del auto e intento atacarme, cuando ocurrió esto despareció toda mi familia del auto, me baje y con mucha fuerza lo golpee con un palo en la cabeza. Nuevamente me desperté en un estado de excitación muy grande.

Al otro día por primera vez le conté a mi madre sobre el sueño, le explique que el animal me intentaba atacar y yo me defendía, ella se mostró sorprendida y se quedó observándome, sin mediar palabras. En ese momento entendí todo, la bestia atormenta a la gente que alguna vez lo conoció, pero solo me ataca a mí, aun no comprendo la razón, solo sé que le causo un daño tan grande que tiene que esperar un tiempo para recuperarse y volver a atacarme. Pero no cesa.

Pienso que en algún sueño lo voy a tener que matar, o simplemente va a ser una lucha eterna. Mientras atormenta a los demás yo debo atacarlo...

mendosh
Escrito por Pericles Gonzalez para la sección:


Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 08:27
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 08:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"