El rol "invisibilizado" de la mujer en el campo argentino

Alejandra de Arce recrea, analiza y explica las diversas características de las campesinas en un periodo de cambios y rupturas en nuestro país.

Uno de los principales pilares de la economía argentina es, sin dudas, la agricultura, que ha cumplido un papel fundamental en el desarrollo nacional desde el nacimiento de la República, hace dos siglos. Con auges y crisis, el ámbito rural siempre es un objeto de estudios académicos, sobre todo en lo referido a la dinámica económica y social. Pero una parte vital de ese sector ha estado subvalorizado durante muchos años del análisis científico: el rol de las mujeres campesinas.

Mujeres, familia y trabajo libro

Desde esa perspectiva, la docente e investigadora Alejandra de Arce revela e intenta explicar el porqué del papel invisibilizado del género femenino rural en Mujeres, familia y trabajo. Chacra, caña y algodón en la Argentina (1930-1960), publicado por la Universidad Nacional de Quilmes. 

La autora, especializada en temas de género aplicados en el mundo rural, toma un periodo de tres décadas caracterizado por las profundas transformaciones que vivió el campo argentino y que, en diversas maneras, estuvo muy entrelazado con la realidad macro-micro de la Argentina. Enfocándose en las problemáticas de las familias rurales de mediados del siglo XX, este libro indaga en los roles de las campesinas en las actividades rurales, la ponderación de éstas frente al aparato político y social del país, y las diversas "intervenciones" que tuvieron en las agrupaciones rurales de la época.

A modo de muestra, De Arce analiza el rol de las campesinas que habitan las regiones Pampeana, NEA y NOA, que representan el principal peso de la actividad agraria argentina. Así, se analiza el papel de estas mujeres en contextos de realidades diferentes, pero que compartían ciertas características y que, a su vez, eran partícipes de las redefiniciones constantes sobre las miradas hacia los habitantes rurales.

En ese sentido, las mayores preocupaciones de la política y las élites residían en el imparable éxodo rural hacia las ciudades, dadas las crisis económicas constantes que ocasionaban faltas de oportunidades; la caída de la productividad, los conflictos por las tierras, las dificultades sociales de los campesinos y la problemática de los cultivos, siendo que este último afectaba principalmente al NEA y NOA, donde los monocultivos de algodón y caña de azúcar, respectivamente, moldearon perfiles muy estructurados.

Con una visión amplia, fuertemente documentada y contextualizada, y sumamente detallista, Mujeres, familia... aborda la situación de la mujer rural entre 1930 y 1960, que si bien se mantuvo prácticamente invisibilizada ante el ojo público, las obligaciones de las campesinas no solo quedaron marcadas por el acompañamiento hacia el hombre y la maternidad, además sus roles tuvieron las atribuciones suficientes para que el resto de la sociedad considerara que ellas tenían la capacidad para sostener un sistema económico-social que atravesaba un largo periodo de cambios, transiciones y rupturas.

Nicolás Munilla


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:39
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016