Volverá a funcionar el tren San Salvador de Jujuy-La Quiaca

Podría volver a circular en 2018. Recorrerá casi 300 kilómetros entre montañas y valles. El histórico tren de pasajeros y carga funcionó entre 1908 y los años 70.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Los increíbles paisajes de los valles, la Quebrada de Humahuaca y la Puna podrán ser admirados desde los vagones de pasajeros del tren. El histórico ramal ferroviario que unía San Salvador de Jujuy con La Quiaca podría volver a correr a partir de 2018, cuando sean reahabilitados los 92 kilómetros que separan las localidades de Volcán y Humahuaca. La segunda etapa comprenderá el tramo Humahuaca y La Quiaca (de 160 km de largo) y, finalmente, se completarán los 40 kilómetros desde San Salvador hasta Volcán.

Un equipo de ingenieros y operarios del Noroeste y de Buenos Aires se abocará a la reparación, acondicionamiento y puesta en funcionamiento de las estaciones Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Huacalera, Uquía y Humahuaca, además de las cabeceras San Salvador y La Quiaca. La traza totaliza 298 kilómetros de vías del histórico ferrocarril de trocha angosta que funcionó desde 1908 hasta los años 70. A su vez, el ramal que llegaba hasta la Puna y La Paz (Bolivia) desde Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, fue desactivado en la década del 90, en el marco de las políticas oficiales implementadas bajo el eslogan "Ramal que para, ramal que cierra".

La traza que atraviesa el territorio jujeño de sur a norte -a la par de la ruta 9 Panamericana- formó parte de la línea Central Norte, el primer tren estatal del país, incorporado al Ferrocarril General Belgrano después de que el presidente Juan Perón nacionalizara el sistema, en 1948. El proyecto se extiende a la instalación de artesanos y productores locales junto a establecimientos gastronómicos en cada una de las estaciones. La iniciativa, que contempla un notable incremento en el servicio de cargas, es uno de los eslabones del Corredor de los Libertadores, cuyos 3.400 kilómetros de extensión apuntan a mejorar la vinculación entre Argentina, Bolivia y Perú como herramienta clave para la integración regional.

También se prevén trabajos para mejorar la infraestructura y servicios en el aeropuerto provincial, la recuperación del casco histórico de la capital jujeña, obras en la renovada traza de la ruta 40 y la puesta en marcha del programa "La Puna sudamericana".