Un mes dedicado a la Pachamama: la agenda

La comunidad Inka Q'olla, el Ballet Raíces Danzas Andinas y la Secretaría de Cultura ofrecerán una serie de actividades.

 Durante el mes de agosto, se realizarán diversas actividades en la Sala Elina Alba de la Secretaría de Cultura de la provincia.

Este lunes por la mañana, se llevó a cabo la ceremonia de la Pachamama, a cargo de Alicia Arratia, de la comunidad Inka Q'olla, y Mimí Jofré, de la comunidad huarpe Martina Chapanay. Para finalizar, el Amauta Vicente Mik'o Tica realizó una reseña del festejo.

Durante agosto, la comunidad Inka Q'olla, el Ballet Raíces Danzas Andinas y la Secretaría de Cultura ofrecerán una serie de actividades en conmemoración del calendario agrícola cósmico.

El miércoles 10, a las 18, se realizará una charla en idioma quechua brindada por la comunidad Inka Q'olla y con la presentación del ballet Raíces Danzas Andinas, bajo la dirección de Vicente Mamaní. Será en la Sala Elina Alba, de la Secretaría de Cultura la Provincia, ubicada en España y Gutiérrez de Ciudad

Las celebraciones finalizarán el 24 de agosto, a las 18, en la Sala Elina Alba, con la tercera charla de medicina ancestral. Participarán Leonardo Felman, Alicia Arratia y Mimí Jofré.

Agradecer a la Pachamama

Pachamama 1

Los pueblos originarios cuentan con numerosas fiestas durante todo el año, las cuales tienen una estrecha relación con el ciclo agrícola. El cultivo de la tierra marca los ritmos originarios, pues ahí se germina la vida, la naturaleza, el alimento y, a través de todo esto, se mantiene la salud. En reciprocidad con ello, agosto es un período dedicado a agradecer a la Pachamama.

Celebrar a la Pachamama es esencial en la concepción de los pueblos originarios, ya que ellos asumen que son parte de un ser mayor: "la tierra".

Opiniones (3)
7 de Diciembre de 2016|15:24
4
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿ PORQUE RAZON CONOCEMOS POCO,POR NO DECIR NADA DE NADA, DE ESTOS SERES HUMANOS ?? ¿ O ME EQUIVOCO ??,TAL VEZ NO SEAN SERES HUMANOS ""ARGENTINOS ""¡¡ DEBEN SER ""MARCIANOS ""¡¡
    3
  2. Mauro semejante comentario nadie lo lee y menos si es copiar y pegar
    2
  3. El emblema que se ve en las fotos es la Wiphala, que es la representación de la filosofía andina; simboliza la doctrina del Pachakama (principio, orden Universal) y la Pachamama (madre, cosmos) que constituye el espacio, el tiempo, la energía y nuestro planeta (sería bueno que alguien entendido pueda ampliar para conocer algo más del tema). Volviendo el tiempo atrás... aquí en Cuyo y promediando el siglo XVI, los documentos históricos nos cuentas dos historias de dos mujeres cuyanas, huarpes ellas, que son dignas de mención y dignas de nuestro recuerdo, Estepe e Hinchuacce; ambas contemporáneas en su tiempo y que convivieron en el mismo lugar, aunque nacieron en zonas diferentes. Previo a la llegada de Francisco de Villagra a fines de 1550, Cuyo se subdividía en 7 grandes valles: Mahuelturata (Las Heras y Luján de Cuyo), Huanacache (Lavalle y La Paz), Huantata (Capital, Guaymallén, Maipú, Godoy Cruz, San Martín), Uco (Tunuyán, Tupungato, Rivadavia, Junín y Santa Rosa), Jaurua (San Carlos), Diamante (San Rafael y General Alvear) y Malalhue (Malargüe); regadas por las aguas de deshielo que se decantaban en ríos, lagos y lagunas; el río de Cuio (hoy río Mendoza, para la zona de los valles de Mahuelturata y Huantata), las lagunas de Huanacache (para la zona del valle de Huanacache), el río Palempoto (hoy río Tunuyán, para la zona del valle de Uco), el río Diamante (para la zona del valle de Jaurua), el río Latuer (para la zona del valle de Diamante) y, los ríos Grande y Malargüe (para la zona del valle de Malalhue). Al norte del río Diamante, habitaban los huarpes y, al sur, los puelches y pehuenches; a su vez, cada valle se dividía en subzonas lideradas por un cacique. La primera historia se desarrolla en el valle de Huantata, aproximadamente en el año 1540; Estepe estaba casada con el cacique Pilectay y habían engendrado un hijo llamado Goaimalle. En una transacción comercial, Pilectay le compra al cacique Goazap sus tierras de Anancat (Pedro Molina o San José, Guaymallén), regadas por la acequia de Goazap Mayu, a cambio de una oveja de la tierra (guanaco). Con la muerte de Pilectay, su hijo Goaimalle, hereda las tierras y el cacicazgo de su tribu, y la acequia de Goazap pasa a ser la acequia de Goaimalle (aproximadamente calle Las Cañas y su continuación Allaime, Guaymallén). Al ser tan numerosa su tribu y las tierras de Anancat tan pocas, comienzan a habitar en la zona contigua llamada Peypolota (San José o Dorrego, Guaymallén). La segunda historia, se desarrolla en la zona de Loclatuyta en las lagunas de Huanacache; entre el año 1530 y 1540, era cacique del lugar Peltagay, a su muerte, hereda el cacicazgo, Tonuta. Huchiquimi pertenecía a su tribu y, un buen día, decide viajar a Huantata para desposarse con Hinchuacce que residía en Taitanquen (El Bermejo, Guaymallén) y pertenecía a la tribu del cacique Guess. La feliz pareja se queda a vivir en Taitanquen y engendran un hijo al que llaman Ayguil. A fines de 1550 y principios de 1551, Francisco de Villagra llega a Cuyo por vez primera y se enfrenta a un grupo de aborígenes liderados por Huchiquimi, quien es abatido y los huarpes sometidos por los colonizadores españoles. Ayguil con 4 años y su madre Hinchuacce, deben partir a Huanacache y desposarse con Achagua, hermano de Huchiquimi (levirato). A raíz de los malos tratos dispensados por Achagua, Hinchuacce decide escapar y regresar a Taintanquen junto a su hermano Yumututum. No contento con ello, Achagua va en busca de Hinchuacce y la lleva de regreso a Loclatuyta en las lagunas. Ante esta situación, Yumututum se hace de un grupo de aborígenes y va en busca de su hermana y su sobrino, a los que trae de regreso y se quedan a vivir en Taitanquen. A fines de 1552, el gobernador Pedro de Valdivia se hace del control de Cuyo y entrega en merced las encomiendas (tribus de aborígenes) de los valles de Mahuelturata, Huantata y Huanacache a Juan de Cuevas, Rodrigo de Araya y otros altos funcionarios del Cabildo de Santiago de Chile; los que comienzan a hacerlos cruzar la cordillera de los Andes para hacerlos trabajar en sus viñedos y obras públicas en aquella ciudad. Según cuentan los españoles, a mediados del año 1560 un grupo de huarpes llegan a Santiago de Chile, munidos de oro y plata, para comprar ovejas de Castilla y solicitan una entrevista con el gobernador García Hurtado de Mendoza, cansados de los malos tratos recibidos de parte de Cuevas y Araya; y según dicen Esteban Rojas y García de León, testigos en el pedido de informes por servicios que solicita el exgobernador García Hurtado ante la Real Audiencia de Lima el 24 de mayo de 1561, afirman haber sido testigos de ver llegar aborígenes de Cuyo que: "vinieron a dar noticia de ella y a comprar ovejas de Castilla para llevar allá y pidieron que enviase españoles para vivir allá y decían que había oro y plata y minas de ello". Viendo que hay oro y plata en la zona y que los aborígenes son dóciles, es que García Hurtado se decide y organiza una expedición y, al mando de ella, Pedro del Castillo. En febrero de 1561, Castillo llega a Cuyo y a pedido de Goaimalle deciden instalarse en Peypolota, pero por algún motivo desconocido deciden trasladarse a la zona de Taitanquen, las tierras en cuestión eran del cacique Esteve, una parte y, la otra, del cacique Coyo. Castillo se pone de acuerdo con Esteve y consigue las tierras para trazar el casco urbano de la nueva ciudad, pero se encuentra con el inconveniente que las mismas no son suficientes y que no le alcanzan para delimitar las sembraderas para chacra y viña; entonces, por intermedio de Estepe y, a cambio de un guanaco, le compra a Coyo la otra parte de las tierras de Taitanquen. Y es aquí, que Pedro del Castillo el 2 de marzo de 1561 funda la Ciudad de Mendoza Nuevo Valle de Rioja, siendo testigos de aquel acto, Estepe e Hinchuacce. (Fuente: Protocolos y Documentos varios, Archivo General de la Provincia de Mendoza). Saludos.-
    1
En Imágenes