"Es difícil ser reconocida siendo mujer y científica en la Argentina"

La física María Cristina Cambiaggio aseguró que, además, "hay muy pocos íconos o mujeres emblemáticas de la ciencia argentina".

"Es difícil conseguir reconocimiento siendo mujer y científica en la Argentina", afirmó la doctora en Física María Cristina Cambiaggio, quien aseguró que los principales organismos científicos del país cuentan con "muy pocas o ninguna" mujer en sus directorios, por lo que consideró que "todavía hay mucho camino por recorrer".

"En la Argentina se puede hablar de grupos haciendo ciencia desde hace poco más de 100 años", precisó la subsecretaria de Evaluación Institucional de la Secretaría de Articulación Científica Tecnológica de la cartera de Ciencia durante el panel "La mujer argentina a 200 años de la Independencia", que organizó la Cancillería con motivo del Bicentenario.

La reconocida experta y también secretaria del Consejo de Administración de la Fundación Argentina de Nanotecnología y miembro del Directorio de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales comentó que "la consolidación de la ciencia llegó al país en los años 50 con el nacimiento de organismos como el Conicet, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el INTI y el INTA".

"Hay muy pocos íconos o mujeres emblemáticas de la ciencia argentina, como la médica italiana Eugenia Sacerdote de Lustig, que vino al país en 1933 y murió hace poco a los 101 años, o Christiane Dosne de Pasqualini, que estudió medicina en Francia y vino acá en 1942. Recién a partir de ahí podemos hablar de la mujer en la ciencia local", señaló.

Cambiaggio consideró que el problema que enfrentan las mujeres dentro del ámbito científico es de "autodiscriminación", y que "la presión que más se siente proviene de la sociedad".

"Dentro de la comunidad científica lo que se aprecia en una persona es si sabe o no y si es creativa o no, y no tanto si es hombre o mujer, alta o baja, rubia o morocha. Pero esa comunidad está inserta dentro de la sociedad, y ese es el peso que una siente", detalló.

Y continuó: "Cuando empecé a estudiar física en la década del 60 éramos muy pocas mujeres y a lo largo de los años muchas de ellas abandonaron el trabajo científico porque se casaron o tuvieron hijos y no soportaron la presión de la sociedad, que les cuestionaba que se dedicaran a algo tan exigente".

"En general, entonces, el problema era en todo caso de autodiscriminación, porque las mujeres sentían que no podían dejar a sus familias o quitarle tiempo a sus hijos para hacer ciencia. Por eso hay que luchar contra el prejuicio que la sociedad impone", agregó.

Para Cambiaggio otro de los mayores problemas para las mujeres que hacen ciencia es el reconocimiento: "Dosne de Pasqualini fue la primera mujer en ingresar a la Academia Nacional de Medicina y eso fue en 1981, es decir ayer en términos de historia. Y pasaron otros 16 años para que entrara otra mujer al organismo", dijo.

"En la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales la primer mujer fue Mariana Weissmann y entró en 1996. Entonces, si bien en la actualidad del total de los científicos activos el 62 por ciento son mujeres, podemos decir que sí hay diferencias en cuanto al reconocimiento que duran hasta hoy", completó.

La física consideró que la cuestión es aún más complicada para las mujeres cuando se trata de asumir posiciones de poder dentro de los organismos científicos.

"En la última promoción a investigadores superiores del Conicet, que fue en 2014, de 31 personas promovidas sólo nueve fueron mujeres; la CNEA tuvo a su primera mujer presidenta en 1987 y recién hubo otra en 2007, y el Conicet tuvo en sus más de 60 años de vida a una sola mujer presidenta en 2008", precisó.

Y añadió: "De las 22 autoridades de la Comisión Nacional de Energía Atómica sólo dos son mujeres; de los nueve integrantes del directorio del Conicet también dos son mujeres; el INTI tiene 14 autoridades y tres de ellas son mujeres, mientras que el INTA tiene nueve personas en su consejo directivo y ninguna es mujer".

"De las más de 50 universidades nacionales del país sólo seis tienen rectoras y el principal órgano de gobierno en la materia, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, no tiene hoy en su gabinete a ninguna mujer, por lo que es evidente que todavía tenemos mucho camino por recorrer", concluyó.

Fuente: Télam


Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|21:40
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Insisto: "primer" es MASCULINO. Luego, escribir " la primer mujer fue Mariana..." no es correcto. Corresponde: "la primerA mujer fue Mariana..." Redactores, TOMEN NOTA!!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic